Real Madrid 5 – Osasuna 2. Sin pasar de la tercera marcha

Luka Modric. El amo del Bernabéu

Luka Modric. El amo del Bernabéu

13 CASILLA

23 DANILO       3 PEPE   4 RAMOS      6 NACHO

8 KROOS

16 KOVACIC       19 MODRIC

11 BALE       21 MORATA      7 RONALDO

  • 9 BENZEMA X 7
  • 20 ASENSIO X 19
  • 17 VÁZQUEZ X 11

 

Pincha aquí para ver los goles del partido.

Cuando en el minuto 60 el Madrid ganaba por 5 a 0, pensé que este era un partido que hemos visto en el Bernabéu muchas veces. El rival se muestra abrumado desde el principio ante la altura de las tribunas del que rodean el césped y apenas ofrece resistencia. La circunstancia hoy se agravó cuando el Madrid marcó el primer gol en el minuto 6. Cierto es que cuando el partido avanza a veces el rival se estira, pero a menos que sea muy certero en las ocasiones de gol, una o dos, que disfrute, el final será el previsto.

Fue Ronaldo, que se estrenaba este año, quien abrió el marcador a pase de Bale. Ni el 7 ni el 11 parecieron esforzarse en la jugada que dio lugar al tanto. Casi no nos había dado tiempo a advertir los cambios en el XI: los dos laterales y el medio centro; casi nada. Danilo jugó bien, aunque Carvajal tiene bastantes méritos acumulados como para preocuparse por su titularidad. Al otro lado, Nacho nos recordó que puede ser un buen recambio, pero que su posición no es la de lateral. Y lo más grave fue comprobar, otra vez, que Kroos no puede ser medio centro. O sea que cuando Casemiro no esté y enfrente haya un rival de alta exigencia. No era el caso ayer; los rojillos eran blandos como flan casero.

Controlamos el primer tiempo con un Modric imperial. Osasuna remató al larguero, sí; pero fue la única vez que se acercó. Cuando acababa la primera parte anotó Danilo con un tiro desde dentro del área (41′) y justo antes de ir a la caseta Ramos cabeceó a la red un corner botado por Kroos. 3-0 al descanso y la sensación de no haber pasado de la tercera marcha.

Al volver tras el descanso la cosa siguió más o menos igual. Osasuna se había rendido y Zidane se puso a dar descanso a algunos titulares, pensando en que el miércoles empieza la  Champions. Marcó Pepe, otra vez de corner, aprovechando las manos blandas del portero navarro y Modric redondeó la manita con un tiro lejano que entró pegado al palo izquierdo. Con el partido decidido, Osasuna encontró el premio del gol; seguramente por la relajación defensiva del Madrid. Marcaron los navarros dos goles que pudieron ser tres, pues  Kiko Casilla paró un penalty. En el otro área, Benzema tuvo dos tiros al palo. Finalmente, el resultado quedó algo maquillado, pero a ningún aficionado blanco eso le importó.

Anuncios