Borussia Dortmund 1 – Real Madrid 3. Cayó el Westfalenstadion

15064584563413
Golearon Bale y Ronaldo

1 NAVAS

2 CARVAJAL       4 RAMOS       5 VARANE     6 NACHO

14 CASEMIRO

10 MODRIC                           8 KROOS

22 ISCO

11 BALE           7 RONALDO

 

A la octava visita fue la vencida: el Madrid ganó en un campo que hasta esta noche se le había resistido, y lo hizo con una victoria de prestigio. Dominó el partido de cabo a rabo, y además de los tres goles recuerdo, al menos, una ocasión clarísima de Carvajal y dos intervenciones del portero rival milagrosa a remates de Isco y Ramos. También Asensio falló una contra de las que no suele perdonar. Pudo ser escandaloso el resultado, sí que lo fue el golpe de autoridad que ha dado en vigente campeón. Ganar en el campo del rival del bombo 2 es un aviso a navegantes. Recordemos que, en lo que va de Bundesliga, el Dortmund sólo ha encajado un gol.

Salió Zidane con su XI más reconocible, dado que Benzema sigue lesionado. Otra vez el rombo en la medular y dos delanteros que buscasen los espacios. Eché de menos a Ceballos y a Asensio, que están mejor que Kroos y que Bale, pero Zidane tiene claras las jerarquías del equipo y del vestuario. No podemos decir que le saliese mal la apuesta al técnico galo, pues fue Bale quien abrió el marcador empalmando de primeras un pase de Carvajal. El remate del galés fue sutil, distinto a los que nos tiene acostumbrados. Incluso en sus días rachas de oscuridad la zurda del 11 brilla de vez en cuando esplendorosa.

Con 0-1 fuimos al descanso, y al volver nos encontramos con un Madrid dominador. En el 54′ llegó el segundo gol, obra de Ronaldo al rematar un centro de Bale desde la izquierda. ¡Hay que ver, lo que gana este hombre cuando juega donde indica su dorsal! El juego invitaba a pensar que el partido quedaba cerrado, pero acortó Abumeyang poco después. Delantero fichable, desde luego, loco por vestir de blanco y capaz de rematar hasta un gorrino pachón si alguien lo cuelga al área. El gol de los amarillos alargó un poco la incertidumbre en el marcador. Hay días que juegas muy bien y al final te empatan. Pero hoy no fue así. Isco rozó el gol y poco después Modric habilitó a Ronaldo que, a la carrera, cruzó su segundo gol rematando al palo corto. Los tres puntos se venían a Madrid al tiempo que era tomada una de las pocas plazas que nos faltaban por conquistar en la vieja Europa.

Anuncios

Deportivo Alavés 1 – Real Madrid 2. Cuesta arriba y cuesta abajo.

dani-ceballos-alaves-real-madrid-laliga_9h71x4q6646u122tph3909nvo
Dani Ceballos. Apunten ese nombre. 

1 NAVAS

2 CARVAJAL      4 RAMOS     5 VARANE     6 NACHO

14 CASEMIRO

24 CEBALLOS            22 ISCO

17 VÁZQUEZ         7 RONALDO         20 ASENSIO

  • 18 LLORENTE X 24
  • 21 MAYORAL X 22

Partido parecido a los tres que el Real Madrid ha jugado en el Bernabéu este año y que ninguno ha conseguido ganar, solo que esta vez salió cara. Pero volvimos a tener dominio total del juego durante la mayor parte del choque, volvimos a tener infinidad de ocasiones de gol para transformar únicamente dos dianas y  volvimos a tener mala suerte con las decisiones arbitrales. De los tres factores, el más difícil de conseguir es el que mejor dominamos. Los goles llegarán y los árbitros se equivocarán pronto a nuestro favor.

Zidane dejó a Modric en el banco – lo que hace más difícil de entender su cambio ante el Betis tres días antes – y también a Gareth Bale. Apostó por un XI de españoles y artistas. Juntar a Asensio, a Isco y a Ceballos garantiza que el balón sea nuestro. El ex-bético fue la principal novedad, pues no había sido titular hasta hoy. Comenzó un tanto tímido en su juego pero el primer gol que marcó le dio confianza, y, como un pavo real, enseñó sus mejores galas: el dribing y el pase. Para colmo, marcó también el segundo gol, justo después de que los vitorianos consiguiesen empatar mediante su primer gol en liga. Al descanso el partido ya iba como acabó.

MIentras en el segundo tiempo el Madrid intentaba de forma vana sentenciar el partido con el tercer gol, llegaban ecos desde Londres con los goles de Morata. No tardaron las viudas del canterano en asomar la patita en las redes sociales, lamentando su venta. Hay que recordar que Morata pidió irse, y en casos así el club sólo puede hacer lo que hizo, procurarse un pingüe capital. 80 MM por un suplente es una venta histórica. O sea que el error no es su marcha, quizá sí lo es no haberlo sustituído. Eso se verá en el futuro.

Pero hay otro agujero en la plantilla: el centro de la defensa. Pepe era un central de garantías, con experiencia en miles de ballatas. La floja actuación de Varane ayer me hizo pensar con preocupación en esa posición, que Nacho cubre con garantías como un buen suplente, pero cuando hay que ir a jugar en casa del Bayern o similar, no da el nivel. Está Vallejo, de quien dice que es promededor pero de momento no pasa de ser un primo de Woodgate por su parecido y alto número de lesiones.

Ganamos los tres puntos, que es lo que cuenta. En un día como el de ayer son una anécdota los gruesos errores arbitrales: gol mal anulado a Ramos, penalty flagrante a Varane, agresión a Vázquez que se queda sin expulsión… Pero da la sensación de que esta primera parte de la liga el Madrid la tiene que correr cuesta arriba, mientras otros tienen un camino llano e incluso con tramos cuesta abajo.

Real Madrid 0 – Real Betis 1. Qué cruz…

15059451302449
Adán lo paró todo. 

1 NAVAS

2 CARVAJAL      5 VARANE      4 RAMOS      12 MARCELO

14 CASEMIRO

10 MODRIC       8 KROOS

22 ISCO

11 BALE       7 RONALDO

 

El año pasado vimos varios partido como éste y en casi todos salía cara. Nos jactábamos de marcar goles en el descuento y ganar sobre la bocina partidos increíbles. Este año, después de tres partidos en el Bernabéu, hemos sumado 2 puntos de 9 posibles.

Después de más de 18 meses marcando, hoy no conseguimos meter gol. Y el caso es que hubo ocasiones clarísimas para hacerlo. Ronaldo debutaba en liga y le acompañaba el XI de las grandes ocasiones. Y enfrente el Real Betis, que fuera de casa se había mostrado como un equipo romo, sin peligro alguno. Nada podía hacernos pensar un resultado como el de hoy.

En el primer tiempo tuvimos varias ocasiones, amén de un par de penaltitos de esos que te encarrilan un partido. Pero hoy pitaba Mateu, cuyos arbitrajes son una moneda al aire, para unos y para otros. Antonio Adán crecía conforme avanzaba el partido. Modric fue el mejor de los nuestros en el primer tiempo. Cuando conectaba con Isco llegaba el peligro.

Comenzamos el segundo tiempo en tromba, dispuestos a decidir cuanto antes. Adán seguía parando lo posible y lo imposible, destacando un taconazo de Gareth Bale que el portero lanzó contra su palo derecho. Cuando una de esas no entra, piensas que es imposible marcar.

Como es costumbre en él, Zidane no movió el banco hasta que apenas faltaban 20 minutos. Y en los cambios, cada decisión fue peor que la anterior. Retiró a Modric y a Isco, los dos motores que mueven el equipo y sacó a Lucas Vázquez, que no genera juego alguno, y a Borja Mayoral, paquete mayúsculo de ésos que Valdebebas nos regala de vez en cuando. Ceballos era quien debía sustituir a cualquiera de los interiores, pues es lo más parecido a ellos. No quitó a Ronaldo ni a Bale, y dejó un equipo asimétrico y caótico, con todos los delanteros de la plantilla sobre el césped y todo Cristo descolocado. Algo así:

1 NAVAS

4 VARANE       14 CASEMIRO      4 RAMOS

2 CARVAJAL      8 KROOS

17 VÁZQUEZ   21 MAYORAL     11 BALE    7 RONALDO   20 ASENSIO

 

El técnico del Betis, Setien, se dio cuenta de que podía sacar provecho en este río revuelto y mandó el equipo arriba. Su atrevimiento tuvo una desproporcionada recompensa cuando en el minuto 93 Sanabria batió a Keylor Navas. 19 años después el Betis ganaba en el Bernabéu, ese campo donde siempre salía cara y ahora sale cruz. Y qué cruz…

Gol de Isco al Betis. 18 / VIII / 13

Mañana nos visita el Real Betis, equipo contra el que comenzamos la liga 2013-14. Era el debut de Isco en partido oficial, y el malagueño decidió el partido con un gol de cabeza. Han pasado 4 años, 3 Copas de Europa, 1 liga, 1 Copa de Rey y la sensación de que con este jugador lo mejor está por llegar.

Real Sociedad 1 – Real Madrid 3. Los especialistas.

2017091722343227871
Así definió Bale el tercer gol

1 NAVAS

2 CARVAJAL       5 VARANE      4 RAMOS     15 THEO

14 CASEMIRO

10 MODRIC                      22 ISCO

11 BALE     9 MAYORAL     20 ASENSIO

El partido de Anoeta era pérfido. El Madrid saltaba al campo con 7 puntos de desventaja sobre el líder y varias ausencias notables en la convocatoria. Zidane, que se equivocó ante Valencia y Levante, esta vez acertó de pleno. Muchas veces acertar es tocar lo menos posible. Contra el Valencia cambió a Casemiro de sitio para cubrir la ausencia de Ramos; contra el Levante no incluyó a Mayoral en la convocatoria, y la lesión de Benzema descubrió esa carencia. Esta vez el equipo inicial sonaba simétrico y equilibrado. Con Isco, Modric y Asensio juntos, el movimiento de balón estaba garantizado. Mayoral sería la referencia en la punta y Bale se movería por ambas bandas. Todos estaban en el lugar del campo en que son especialistas.

Desde el principio, el Madrid dominó el juego. Teníamos más el balón y en días así piensas que sólo la falta de acierto de cara al gol podría privarnos de la victoria. Corría el minuto 20 cuando Mayoral marcó su primer gol en primera. Lo hizo con oportunismo y desparpajo, pues remató un balón que estaba controlando Sergio Ramos, el capitán. El partido parecía encauzado pero la Real Sociedad consiguió empatar. Lo hizo mediante sus dos laterales, el diestro centró y el zurdo remató a puerta. El tiro era parable, pero Navas no consiguió despejarlo. Vuelta a empezar.

Los pocos minutos que duró el 1-1 fueron los de mayor igualdad en el marcador. La Real consiguió un tiro al travesaño, pero no pasó mucho tiempo cuando Mayoral y Llorente lucharon por un balón aéreo. El delantero se lo llevó e inició una contra que acabó en el segundo gol, marcado en propia puerta por Rodrigues, que era quien poco antes había anotado en la portería adecuada. Los blanquiazules reclamaron falta de Mayoral en el salto, aunque con menos entusiasmo de lo que lo hicieron los comentaristas de Movistar +. Cuenta la leyenda que Carlos Martínez y Julio Maldonado fueron expulsados de RAC1 por ser demasiado antimadridistas.

Con 1-2 se llegó al descanso. El Madrid siguió dominando y la sensación era que el partido se cerraría con un tercer gol. Así ocurrió. Y además, fue el mejor gol de la noche. Isco controla en nuestro campo y lanza un pase al hueco para Bale. El galés, que anda necesitado de buenas noticias, recibió lo que más le gusta: un pase en profundidad y amplia pradera para correr. Comenzó la carrera con un metro de desventaja pero remontó con facilidad para quedarse solo ante Rulli y, una vez allí, definió con categoría. El gol es una gran noticia para recuperar al galés, pero es mejor noticia aún la sensación de confianza que transmitió. Esperemos que esta jugada sea terapéutica.na gran noticia para recuperar al expreso de Cardiff, pero es mejor noticia aún la sensación de confianza que transmitió. Esperemos que esta jugada sea terapéutica.

No ocurrió nada más en Anoeta. El Madrid jugó bien, ganó y transmitió buenas sensaciones. ¿Qué más se puede pedir cuando el fin de semana agoniza?

 

Real Madrid 3 – Apoel 0. Ronaldo desencadenado.

ramos_chilena
El tercer gol lo consiguió Ramos con esta chilena. 

Imagino a Cristiano Ronaldo en su casa viendo los partidos del Madrid que se juegan mientras él cumple su sanción como una fiera enjaulada. Su ansia competitiva le impide soportar que sus partidos se espacien tanto en el tiempo. Y por eso cuando sale a jugar va a tope de revoluciones, independientemente del rival que tengamos. De hecho, el Apoel es a priori el peor de los cuatro equipos que conforman el grupo H de Champions League. Sale al campo como si acabase de romper las cadenas que le atrapaban. Anoche marcó dos goles, marcó otro que fue anulado, tuvo otro más en forma de gol fantasma y le hicieron un penalty evidente que inexplicablemente el árbitro no sancionó.  Fue, en definitiva, el estilete blanco. Es difícil imaginar que con el 7 sobre la cancha hubiésemos empatado los dos últimos partidos en el Bernabéu.

El partido, por lo demás, no tuvo mucha historia. Una Liga de Campeones de 32 equipos genera diferencias de nivel tan oceánicas como la que hemos visto en el Bernabéu. El Apoel nunca tuvo opción de puntuar. El tercer gol lo marcó Sergio Ramos de chilena, tras dejada de Gareth Bale. El galés tuvo una noche más que aceptable, sobre todo cuando jugó por la banda izquierda. Desde ahí asistió a Ronaldo en el 1-o y también desde su banda natural provocó el penalty que supuso el segundo gol. Aún le queda margen de mejora, sobre todo cuando supere su miedo a lesionarse. Su mayor problema es de confianza, por lo que los pitos de algunos aficionados no ayudan nada. Ya que se ha quedado en la plantilla, nuestro objetivo ha de ser recuperar la mejor versión del “Expreso de Cardiff”.