Real Madrid 3 – Málaga CF 2. Lo mejor, el resultado

Ronaldo y ahuyentó a los malos espíritus

13 CASILLA

2 CARVAJAL        3 VALLEJO      5 VARANE      12 MARCELO

14 CASEMIRO

22 ISCO       8 KROOS

17 VÁZQUEZ       9 BENZEMA      7 RONALDO

  • 10 MODRIC x 22
  • 15 THEO x 8
  • 21 MAYORAL x 9

 

Tarde plomiza en el Bernabéu. La vuelta al 4-3-3 hace que los partidos enloquezcan y el equipo pierda el control y, lo que es peor, que Isco no brille. El malagueño es ahora nuestro jugador más fiable, pero sólo lo será jugando en la punta superior del rombo del centro del campo. Eso era negocio cuando éramos poderosos en ambas áreas. Nuestra pegada, nuestro control del juego aéreo, hacían que el Madrid ganase cualquier intercambio de golpes, fuera contra quien fuese. Ahora no es así: nuestros delanteros necesitan mil y una ocasiones para convertir un gol. Otra vez el portero del Málaga, Roberto,  hizo varias paradas de mérito. Como el del Levante, como el del Betis… empieza a ser sospechoso que todos los porteros salgan del Bernabéu con la etiqueta de internacionales. Igual es que nuestros delanteros no rematan tan bien como creemos. Ronaldo ya no es el goleador fiable que asombraba Europa: ahora siempre llega un segundo tarde, remata un metro más centrado, decide un poco peor… Y de Benzema no vamos a esperar goles a estas alturas. A ver si Bale vuelve de la lesión con una buena efectividad goleadora – como en el año 2016 porque si no estamos jodidos.

Y luego está lo de nuestro área. Casilla ha cubierto la ausencia de de Navas de forma bastante mediocre. Sus actuaciones no han hecho peligrar la titularidad del tico. Le necesitamos, igual que a Ramos, que parece el único central con jerarquía de la plantilla. Nacho es siempre un 7. Tiene mérito, pero de ahí no pasa. Varane se lesiona casi como Bale y Vallejo está por probar. Veníamos de tres partidos con la portería a cero pero esta vez el Málaga, que no había marcado fuera en toda la liga, consiguió dos goles. Claro que uno fue gracias a Kroos y el otro gracias a Casilla. La baja forma del alemán hace inexplicable los pocos minutos que juega Ceballos, que sería su mejor sustituto.

He temido incluso por los tres puntos. Hubiese sido trágico que la ventaja con Valencia o Barcelona hubiese crecido hoy, en un partido a priori tan fácil como éste. Pero al final llegó el tercer gol. De penalty, ¡ya era hora! Igual que necesitamos muchas ocasiones para marcar, necesitamos también muchos penalties en contra para que nos piten uno a favor. Ronaldo falló y luego acertó. A ver si este año es así. Fallamos primero y luego acertamos. A ver si no acertamos muy tarde, cuando todo el pescado ya esté vendido.

Appoel 0 – Real Madrid 6. Baño y masaje en el Mediterráneo

Benzema marcó y supero a Henry como el francés más goleador de la Copa de Europa

13 CASILLA

2 CARVAJAL              5 VARANE       6 NACHO          12 MARCELO

10 MODRIC              8 KROOS

17 VÁZQUEZ                                       20 ASENSIO

9 BENZEMA     7 RONALDO

  • 15 THEO X 12
  • 24 CEBALLOS X 8
  • 21 MAYORAL X 9

El estadio del Appoel de Nicosia, en Chipre, es unlugar al que deberían ir todos los equipos que anden sumidos en dudas. El Madrid terminó el encuentro con el ánimo por las nubes: consiguió seis goles, con sendos dobletes de Ronaldo y Benzema que andaban discutidos con el gol, mantuvo su portería a cero y dio carrete a jóvenes como Asensio, Theo, Ceballos y Mayoral.

La principal novedad en el XI fue la ausencia de Isco. Buscar un paralelismo entre ésta y la goleada sería de necios, pues el malagueño es el jugador más en forma de la plantilla. Tampoco jugó Casemiro, pero como este es más picapedrero que talentoso, no vive bajo sospecha.

No obstante, noto que Ronaldo e Isco no maridan del todo bien, pues el portugués es partidario del simplista chut & forget mientras que el de Arroyo de la Miel a veces trufa su juego de adornos innecesarios. Innecesarios, sí, pero emocionantes. No obstante, veamos en ellos dos a dos jugadores complementarios, no incompatibles.

El caso es que ante un rival tan flojito, da igual el simplismo que las alaracas. Podría haber jugado incluso Chendo.

 

 

 

Atlético de Madrid 0 – Real Madrid 0. Delanteras romas

Ramos sangrando con la nariz rota.

13 CASILLA

2 CARVAJAL           4 RAMOS       5 VARANE         12 MARCELO

14 CASEMIRO

10 MODRIC        8 KROOS

22 ISCO

7 RONALDO          9 BENZEMA

6 NACHO X 4

20 ASENSIO X 9

Nuestra tarjeta de presentación en el Wanda fue patética. En el minuto 2, sendos fallos seguidos de Marcelo y Varane provocaron la ocasión más clara del partido. Correa se quedó con un tiro fácil ante Casilla pero lanzó el balón fuera. Si llegamos a saber que era esa la ocasión más clara de la noche, igual hubiésemos puesto otro canal.

Fue un derby emocionante por la incertidumbre en el electrónico, pero las dos delanteras eran demasiado romas. Ronaldo tiró a puerta en jugada por primera vez en el 75′, y Benzema está más desesperante que nunca. Es hora de que su sitio en el XI lo ocupe Asensio. El mallorquín seguramente merezca más de los 15 minutos que tuvo ante el Atletico; el galo ahora no merece jugar ninguno pues su rendimiento es corto como su melena.

En el Madrid, otra vez, el mejor fue Isco, quien se alió con Marcelo en el costado izquierdo y por ahí llegó el mayor peligro blanco. El brasileño en ataque aportaba algo, pero sus despistes defensivos eran flagrantes. Fue Kroos quien tuvo la ocasión más clara tras pared con Ronaldo, pero no remató bien. La siguiente jugada destacable antes del descanso fue un remate de Ramos de cabeza tras el que Lucas le pateó la nariz. No tengo claro si es penalty, pero nos quedamos sin capitán para el segundo tiempo. Una jugada dudosa que cae para el lado contrario al del Madrid. No tenemos suerte con los árbitros, no ya por las jugadas dudosas, sino porque las flagrantes, como una entrada de Savic a Kroos de roja directa o una agresión (balonazo) de Correa a Benzema tampoco tienen la sanción que merecen.

Comenzó el segundo tiempo y el Madrid cada vez dominaba más. Era necesario mover el banquillo, pero Zidane, lento siempre ante esta circunstancia, no realizó más cambio que el obligado de Nacho por Ramos hasta que quedaba menos de un cuarto de hora. Ni siquiera agotó el tercero, sorprendente tras el fenomenal partido de Ceballos con la sub-21 esta semana, en el que anotó un Hat Trick

Simeone si que agitó su delantera poniendo en liza a Torres y a Gameiro. Entre los dos se quedaron a un palmo del gol, en un remate del francés que Varane sacó bajo palos. El Madrid siguió acorralando al Atleti, pero sin pegada. Sintomático fue un remate de Ronaldo, de los que antes eran gol sí o sí, pero que esta vez Lucas pudo taponar por lo que el portugués tardó en disparar. Empezó entonces un festival de manos en el área rojiblanca – era como si la sección de balonmano hubiese resucitado – pero ya sabemos que pitar algo a favor del Madrid está penado en el colectivo arbitral. Si el Madrid se ha descolgado en liga ha sido porque la delantera no funciona, pero también porque los árbitros se han equivocado una y otra vez en nuestra contra.

Real Madrid 3 – UD Las Palmas 0. Baño y masaje

Asensio, autor de un gol inolvidable

13 CASILLA

6 NACHO            4 RAMOS        3 VALLEJO       12 MARCELO

14 CASEMIRO        8 KROOS

20 ASENSIO                                  22 ISCO

7 RONALDO     9 BENZEMA

  • 18 LLORENTE X 14
  • 24 CEBALOS X 8
  • 17 VÁZQUEZ X 9

Después de dos derrotas seguidas, visitaba el Bernabéu uno de los peores equipos de la liga. La Unión Deportiva Las Palmas llegó colocada en el penúltimo lugar de la tabla e hizo gala de esa clasificación. Cometió errores hasta conseguir que el Madrid recuperase la confianza perdida. Tras un comienzo dubitativo, el partido acabó con un equipo blanco generando una ocasión de gol tras otra. Si no llegaron más fue por la escasa pegada que disponemos en estos tiempos… y de los clamorosos penalties a Nacho que el árbitro se comió. Quizá el punto de inflexión fue el gol que marcó Asensio, uno de los mejores del año. De un corner salió un despeje y el balón cayó a unos siete metros de la frontal. El mallorquín colocó el cuerpo, desenvainó su zurda y golpeó como lo hacía Ferenc Puskas. El tiro, violentérrimo, no describió un tiro parabólico sino que fue en línea recta, supersónico, hasta romper las telarañas de la escuadra derecha del fondo sur. Era el segundo gol, que dio tranquilidad al equipo pero sobre todo recordó a nuestros chicos que son muy, pero que muy buenos.

La primera parte fue sosa. Quizá si Benzema hubiese acertado en el mano a mano del primer minuto el rumbo del partido hubiese sido otro. Pero el galo está quizá en sus días más bajos como jugador del Madrid. Vale que nunca fue un killer de área, pero en condiciones normales hubiese metido las dos ocasiones que ha tenido en el primer tiempo. Lo mismo en el Wanda vuelve a hacer una noche para el recuerdo, pero cada vez tiene menos crédito entre la parroquia blanca. Hoy fue despedido con pitos cuando salió Vázquez en su lugar.

El caso es que hasta el 40′ no se abrió el melón. Gol de Casemiro de cabeza (noticia) a la salida de un corner (noticia). Nuestro mejor recurso del año pasado no ha aparecido hasta la jornada 11. Parte de la recuperación pasa por recuperar nuestro poderío del juego aéreo. Tras el descanso llegó el golazo de Asensio y el Madrid empezó a gustarse. Pronto llegó el tercero, de Isco, a pase de Ronaldo. Por supuesto el luso no celebró la fenomenal asistencia que acababa de dar, pues sigue enfadado con el mundo por no marcar gol. Hoy tampoco lo consiguió, pero su caso dista del de Benzema. Su fiabilidad no tiene nada que ver.

Fue en definitiva un partido de baño y masaje. Por cierto, el Madrid acabó con 9 españoles sobre el césped, 4 de ellos pertenecientes a la sub-21. Hay futuro.

¿Crisis? ¿Qué crisis?

Quienes no somos resultadistas, vemos al Madrid más o menos que el curso pasado a estas alturas, cuando empatamos en casa dos veces ante Eibar y Villarreal o conseguimos puntos sobre la bocina, como ante el Dépor en el Bernabéu o en el Nou Camp. No hay mucha diferencia en la clasificación, donde el problema es que el Barcelona ha ganado 9 de 10 partidos. En una proyección parecida, los culés ganarían 34 partidos de los 38, y conseguirían 108 puntos, seis más que el record histórico. No parece probable. Si el Barça tuviese 23 puntos, los 20 del Madrid no parecerían tan mala cosa. Diría incluso que el Madrid juega mejor que entonces, aunque no es menos cierto que tiene menos pegada. A estas alturas hemos marcado 20 goles menos que el año pasado. Algunos de Morata, sí, pero otros muchos a balón parado botado por Kroos y otros tras centros laterales de Carvajal o Marcelo. Y este año, ni una cosa ni la otra. Ahí se fundamentan los problemas.

Aunque los análisis hay que hacerlos cuando el año acabe, veo actualmente tres problemas que requieren  solución:

  1. Los laterales no aportan como solían. La baja forma de Marcelo (29 balones perdidos en Wembley) y la asuencia de Carvajal nos han dejado sin alas con las que volar. Achraff está más verde que el césped. Esperemos que el de Leganés vuelva pronto y en forma y que Theo, que deslumbró el curso pasado en el Alavés, empiece a aportar cosas desde el lateral zurdo.
  2. Kroos y Modric no están para nadie. El alemán nunca estuvo entre mis favoritos, pero a balón parado era un grande. Este año aún no ha habido ningún gol que haya empezado en sus botas. Y el croata, a quien considero la viga maestra de este equipo, no carbura. Tiene ya 32 años, y no debería jugar más de una vez a la semana si queremos que nos dure. Kovacic, otro lesionado, podía jugar por cualquiera, pero no entiendo que Ceballos no tenga más protagonismo. Fue el mejor de la Euro Sub21, lo fichamos y no lo ponemos.
  3. La delantera no tiene gol. Quizá el más difícil de arreglar, porque Mayoral no puede anotar los goles de Morata y Mariano. La responsabilidad hay que pedirsela a la BBC. Bale está quizá ante su última oportunidad, pues su rendimiento ha decrecido año tras año. En cuatro temporadas ha ganado 3 Champions, pero el de Cardiff es cada vez más intrascendente. Si lo piensas, el año pasado ganamos liga y Champions sin que Bale tuviese una importante participación a partir de febrero. Un día querremos venderlo y valdrá la mitad de lo que valía cuando ya no nos hacía falta. Morata se fue porque quiso, el año pasado jugó bastante; y su titularidad tampoco es que fuese un clamor. Puede hacer lo que Ronaldo, pero no puede hacer lo que Benzema.

La solución a los tres problemas está en la propia plantilla. Pronto Ronaldo volverá a marcar goles, Bale y Carvajal volverán de sus lesiones… Es en primavera cuando el equipo tiene que rendir. Así que tranquilidad.

 

Tottenham Hotspur 3 – Real Madrid 1. Debe haber alguna forma de salir de aquí

Delle Ali nos vacunó. Dos veces.

There must be some kind of way outta here
Said the joker to the thief
There’s too much confusion
I can’t get no relief

All Along The Watchtower (Bob Dylan)

13 CASILLA

19 ACHRAFF           6 NACHO        4 RAMOS      12 MARCELO

14 CASEMIRO

10 MODRIC                             8 KROOS

22 ISCO

7 RONALDO       9 BENZEMA

  • 20 ASENSIO x 22
  • 21 MAYORAL x 9
  • 15 THEO x 10

 

Después de la derrota en Girona, muchos pensamos que el Madrid daría un golpe sobre la mesa y nos regalaría una victoria parecida a la conseguida en Dortmund hace alrededor de un mes. El escenario y la competición eran de postín, así que esperamos al Madrid de las grandes ocasiones. En Montilivi dio la sensación de que el equipo no se esforzó a tope, pero ese extremo estaba descartado esta noche. Y lo estuvo. Esta vez el equipo se esforzó, pero no dio para más. Hoy por hoy los Spurs son mejores que nosotros y, aunque el castigo en el marcador fue excesivo, la derrota fue más que merecida.

Es cierto que el partido no se pareció al de Girona. El Madrid pareció comprometido, pero el rival tenía mucha más miga. Kane y Delle Alli son mejores que cualquiera de nuestros delanteros, por muchos premios que los nuestros ganen. Y el resto del equipo de Pochettino está muy bien organizado, rematado con un portero de categoría.. No es menos cierto que su primer gol debió ser anulado por offside y el segundo entra tras pegar en el culo de Sergio Ramos. El tercero llegó en una contra cuando el Madrid se estiró desesperado para buscar el gol.

Siempre que enhebró alguna buena jugada, el Madrid se topó con Llorís. Y cuando no fue así, nuestra mala suerte llegó hasta el punto en que Ronaldo impidió un gol de Ramos a puerta casi vacía. A falta de 10′ Ronaldo maquilló el resultado. Es triste esa sensación de que sólo el luso puede anotar gol.

En cualquier caso, la derrota es mucho menos grave de lo que podía serlo, dados los resultados que se han dado en el grupo. El Madrid tiene muy difícil ser primero pero casi seguro ser segundo (bastan 2 puntos entre Chipre y la visita al Bernabéu de un Dortmund deshauciado). El año pasado también entramos como segundos y acabamos campeonando. Todo depende de la suerte que tengamos en el sorteo, donde puede tocarnos el PSG o el Besitkas. Un huevo y una castaña.