PSG 1 -Real Madrid 2. Ardió París

De la niebla surge un fantasma que asombra Europa

1 NAVAS

2 CARVAJAL         5 VARANE       4 RAMOS     12 MARCELO

14 CASEMIRO        23 KOVACIC

17 LUCAS V.                                        20 ASENSIO

9 BENZEMA       7 RONALDO

  • 8 KROOS x 23
  • 11 BALE x 9
  • 22 ISCO x 20

En el minuto 80 del partido de ida la eliminatoria estaba muy favorable al PSG. El 1-1 del Bernabéu era un resultado estupendo para los franceses. Pero el Madrid se desencadenó, desplegó a Asensio y a Lucas como si fuesen las alas de un albatros y marcó dos goles que hicieron tanto daño como para que su efecto durase al comenzar el partido de vuelta.

Ayudado por las bajas de Kroos y Modric, Zidane empezó el partido de vuelta con el esquema con que terminó el partido de ida. Casemiro y Kovacic en el doble pivote garantizaban muchos kilómetros, y ayudados por los extremos conformaron una línea de 4 ante la que el PSG no tenía argumentos. Las ocasiones del primer tiempo fueron del Madrid, cuyo agujero actual más evidente en el XI es la posición de Benzema. El francés pase sus horas más bajas, y si Zidane es justo su sitio estará ocupado por otro jugador pronto. Da la sensación de que la meritocracia que exhibe el francés acaba al llegar a su compatriota.

No es noche para criticar a Zidane, en cualquier caso. Planteó el partido con acierto y el dominio del Madrid se vio concretado al poco de empezar el segundo tiempo, cuando Lucas y Asensio enhebraron una jugada magistral, con caño al odioso Dani Alves incluído, y Ronaldo marcó el 0-1 en el segundo palo. El portugués lleva 12 goles en 8 partidos de Champions, y su producción crece cuando llega la primavera, los partidos decisivos. SI quedaba algo de emoción en el partido, Verratti acabó con ella al autoexpulsarse. Con uno mas, la eliminación del Madrid era imposible. Marcó el PSG un gol suertudo, tras dos rebotes. Justo antes Asensio había rematado al palo. Luego lo hizo Ronaldo. Y finalmente Casemiro marcó el 1-2, porque hubiese sido una injusticia no ganar en el Parque de los Príncipes. Los cambios de Zidane no hicieron sino que el Madrid aumentara su control del partido.

Con un global de 2-5, el Madrid vuela hacia los cuartos de final. Por irregular que esté el equipo en liga, seguro que en el sorteo del día 16 nadie quiere que le toque en el sorteo la bolita con el nombre del Real Madrid.

Anuncios

Real Madrid 3 – Getafe 1. Bombos y violines

1 NAVAS

2 CARVAJAL          6 NACHO      4 RAMOS     15 THEO

14 CASEMIRO           18 LLORENTE

22 ISCO

11 BALE          9 BENZEMA        7 RONALDO

  • 12 MARCELO x 15
  • 23 KOVACIC x 18
  • 20 ASENSIO x 7

 

En los equipos de fútbol, como en una orquesta, la clave está en el equilibrio entre los instrumentos. Si sólo tenemos violines, faltará ritmo y contundencia; si abusamos de los bombos aquello parecerá la procesión de las turbas. Hacía mucho que no salíamos a jugar con dos bombos, es decir, con el doble pivote defensivo. Desde aquellos tiempos de Emersón – Diarrá, o de Lass – Khedira (escalofríos me dan cuando pronuncio estos nombres) no se veía algo así en el Madrid. Y menos en un partido de casa. Llorente y Casemiro tienen nula capacidad para crear juego. Es demasiada hipoteca tener a los dos en el XI inicial. A cambio, teníamos a Isco con libertad por delante de ellos y a la BBC en pleno. Los cuatro de arriba jugaron razonablemente bien, así que el partido nunca tuvo peligro.

Inevitable tener un ojo en el partido del próximo martes. El Real Madrid celebrará su cumpleaños en el Parque de los Príncipes de París ante el PSG, en el que sólo será el partido más importante del año si somos eliminados. La alineación de esta noche estaba condicionada por esa fecha. De hecho, lo mejor del partido fue comprobar que Marcelo está recuperado de su lesión, listo para dar una mala noche a Mbappé y a Alves, sembrando pesadillas por el flanco izquierdo de nuestro ataque. De hecho, el partido sólo tuvo algo de emoción cuando el árbitro decidió pitar un penalty a favor del Getafe que sólo vio él. Y menos mal que no echó a Nacho, pues así mantuvimos la superioridad numérica que teníamos desde la expulsión de Ramy.

Bale abrió el melón y pudo marcar dos veces más casi al final. Ronaldo marcó dos, manteniendo una estadística estupenda en 2018. Si no fuera por la cagadilla ante el Espanyol, la segunda vuelta del Madrid sería más propia de nuestra historia: muchos goles a favor y partidos ganados por la pegada. Pero como el equipo se ha dejado de ir en liga y el Barcelona completó una primera vuelta memorable, los partidos del fin de semana sólo sirven para preparar el de día laborable. Y quiera Dios que sigamos jugando entre semana en primavera.