Real Madrid 1 – Atletico de Madrid 1- Déjà vu

Este penalty se fue al limbo. Era el minuto 10

1 NAVAS

2 CARVAJAL         5 VARANE       4 RAMOS      12 MARCELO

8 KROOS                23 KOVACIC

17 VÁZQUEZ                                        20 ASENSIO

7 RONALDO         11 BALE

  • 9 BENZEMA x 7
  • 22 ISCO x 20
  • 10 MODRIC x 23

El duelo de esta liga en el Bernabéu entre los dos equipos de la capital ha sido un calco al que se produjo el pasado año, también en primavera. El Madrid se adelanta, el Atleti empata y aunque parece que los locales hemos dominado, también los rojiblancos han tenido alguna ocasión clara. No tengo claro que hayamos merecido la victoria, pero sí que su jugador más decisivo ha sido Jan Oblak, su portero.

Entre la imposibilidad de campeonar de ambos equipos y la colocación del derby entre los cuartos de final de la competición europea, el partido nació descafeinado. Zidane salió son sus mejores creadores de juego: Modric e Isco. Imagino que en su cabeza estaba concedecerles la última media hora de juego si el partido estaba por decidirse, como así fue. Lo que no entraba en nuestros planes era el otro cambio que hizo el entrenador galo.

El primer tiempo fue un monólogo blanco. Tuvimos el balón, pusimos el juego, atacamos una y otra vez – 11 corners – y acabamos con dos tiros al palo. Además Kroos fue objeto de un penalty evidente que se fue al limbo. Del Atleti sólo se recuerda una galopada de Diego Costa que Navas desbarató bien. El acoso del Madrid alcanzó su cénit en los minutos finales, con un disparo de Marcelo a la cruceta.

Cuando el partido se reanudó, por fin Ronaldo abrió la lata. Fue un buen remate, de primeras, a pase de Bale. Cruzó el balón lejos del alcance del fenomenal portero rojiblanco. Lo difícil estabe hecho, igual que hace un año, cuando marcó Pepe. Sólo había que aguantar un ratillo… pero no fuimos capaces. Apenas cuatro minutos después marco Griezmann aprovechando una duda de la defensa madridista. Parecía como si el gol blanco hubiese activado al Atleti, que tuvo un trozo bueno de juego y pudo marcar el 1-2 por medio de Koke, pero Navas estuvo bien. Entonces Zidane quitó a Ronaldo y sacó a Benzema. El estado de forma de ambos y sus opuestas rachas de cara al gol hacían de este cambio una locura. Cuando salieron Isco y Modric a ocupar las posiciones de interior – pasando el equipo al 4-3-3 volvimos a controlar el juego. Pero no llegó el gol. Lo rozó Ramos lanzando una falta, pero Oblak siguió luciéndose. Con tablas acabó la tarde, y el Barça frotándose las manos. Como el curso pasado. Un deja vu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s