CSKA 1 – Real Madrid 0. La cera que arde

1 NAVAS

2 CARVAJAL           5 VARANE            6 RAMOS     23 REGUILLON

14 CASEMIRO           8 KROOS

17 VÁZQUEZ     9 BENZEMA     20 ASENSIO

  • 19 ODRIOZOLA x 2
  • 7 MARIANO x 17
  • 10 MODRIC x 14

Mi hijo mayor tiene 11 años y pico. Nació en mayo de 2007. Nunca en su vida había visto al Real Madrid encadenar tres partidos consecutivos sin marcar gol, dado que la última vez que tuvimos tan nefasta marca fue en enero de ese año, Capello mediante. Nuestro equipo ha tenido épocas en las que se caracterizaba por una asombrosa pegada, con delanteros que si los agitabas caían goles. Y no  solo los delanteros: todo el equipo tenía capacidad goleadora: Ramos, Varane o Casemiro son espléndidos cabeceadores,  Asensio y Kroos tiran bien desde lejos, incluso laterales como Marcelo acaban el año con 4 ó 5 dianas.

Ahora no es así y ese es el principal problema a arreglar. Los equipos se cierran y el Madrid no sabe cómo abrir el melón. Nadie intenta el uno contra uno, apenas hay remates… Y así es muy difícil el éxito. Si además cometemos un error tan grosero como el de Kroos cuando apenas llevábamos un minuto de juego y concedemos un gol, damos al rival un argumento estupendo para cerrarse atrás. Al CSKA le salió ayer el partido soñado: un gol tempranero y a aguantar. Para el Madrid fue una pesadilla. Los jugadores parecían calzar botas de plomo, porque todo lo hacían muy despacio. Nuestro juego fue previsible, un chollo para cualquier defensa cerrada. Es increíble el paralelismo que tuvo el partido con el que se jugó en julio en el mismo escenario entre las selecciones de España y Rusia. Un equipo que domina pero no genera ocasiones y el otro que se defiende con cierta comodidad y al final sale victorioso. Es como si el destino le hubiese guardado a Lopetegui la humillación de la que le privó Rubiales.

Y es que no hay más cera que la que arde. La plantilla del Madrid ya no es como antaño: los suplentes no dan el nivel. Si tú quitas a Marcelo, Ramos, Isco y Bale a la vez el equipo se resiente. Además son cuatro goleadores. La producción goleadora se quedó bajo mínimos

La derrota no es muy grave – sigo pensando que seremos primeros de grupo: basta con no perder en el Olímpico de Roma y ganar lo demás -; pero no se si hay solución. Si la hay, pasa por lo que tantas veces hemos hecho en nuestra historia: hacer hueco al Castilla. Hay que dejar de insistir con Benzema y Vázquez arriba y dar minutos a Mariano y a Vinicius. Si no funcionan, año en blanco, qué le vamos a hacer. Pero por lo menos que prueben.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s