FC Barcelona 1 – Real Madrid 1. Buen Madrid, mal resultado.

0005695260

1 NAVAS

2 CARVAJAL                      5 VARANE              4 RAMOS            12 MARCELO

18 LLORENTE

10 MODRIC                  8 KROOS

17 VÁZQUEZ            9 BENZEMA            28 VINICIUS JR.

 

  • 14 CASEMIRO x 18
  • 11 BALE x 28
  • 20 ASENSIO x 9

 

El Madrid se plantó en el Nou Camp con un juego coral y solidario. Fue un equipo serio, aunque sin una gran figura que marque las diferencias. Fue un partido parecido al de la Supercopa del verano del 17, cuando Ronaldo y Asensio marcaron dos goles al final que dejaron en una anécdota el partido de vuelta. Ayer, pese a dominar en muchas fases y ser mejores, no sacamos una gran renta. El empate a uno hace que al FC Barcelona le sirvan para pasar la eliminatoria casi todos los resultados que ha conseguido últimamente cuando visita el paseo de la Castellana. Y esta vez vendrán con Messi y con Dembelé. Nosotros, en cambio, no tenemos un top mundial con el que envidar. Si acaso un balón de oro crepuscular, un adolescente entusiasta, un galés irregular o un 9 que no mete goles. Siempre faltan diez céntimos para el duro

Poco tardó el Madrid en ponerse en ventaja. En el minuto 7, una combinación de los tres delanteros acabó con gol de Vázquez, que le robó la merienda a Lenglet. El gol dejó aturdido al Barcelona, que dispuso de un dominio vano. El Madrid atacaba, pero Vinicius elegía mal una y otra vez. Su bisoñez la suple con desparpajo y despliegue físico. Cuando aprenda a definir va a ser un jugador decisivo. El caso es que el partido parecía controlado salvo un problema: el flanco izquierdo. La presencia de Marcelo es indefendible tras actuaciones como las de anoche. Malcom le hacía daño una y otra vez (no quiero pensar que hubiese estado Dembele). Marcelo las pasó canutas mientras Reguillón estaba en la grada, lo que nos dejaba sin posibilidad de enmienda en ese lado. En el banquillo estaba Isco, con las mismas opciones de jugar que su amigo Chendo, que también andaba por ahí sentado. En la convocatoria hay que tener 7 opciones distintas. Isco, Asensio y Ceballos son demasiado parecidos para ocupar tres huecos.

Al descanso aguantamos el 0-1. Al poco de comenzar, Messi se puso a trotar por la banda y el pánico cundió por las venas madridistas. Empezó el nerviosismo y una pérdida de Lucas Vázquez por la derecha desembocó en gol de Malcom. No dejen de ver cómo vuelve Marcelo a defender en esa jugada. Si lo hace Isco sale del Nou Camp con un guardia a cada lado, tipo El Lute. Falló Marcelo, Kroos tampoco ayudó y Ramos remató la actuación con un gesto en el que dejaba pasar el balón, pensando que iba fuera. El empate era una mala noticia, pero si el Madrid metía el segundo la eliminatoria estaría claramente a favor. Pudo llegar, porque Messi no estaba en condiciones y, tras un pequeño arreón, el Barcelona se echó atrás, sabiendo como yo que el resultado era bueno para ellos tal y como había ido la noche. La lesión de LLorente nos impidió ver un rato a Ceballos, cuyo rendimiento supera al de Kroos. La jugada que pudo cambiar todose produjo tras un error en la salida de Ter Stegen, Benzema habilitó a Bale para rematar. Pensé que sería gol, porque si bien el galés es irregular, suele aparecer en noches gordas. El año pasado, sin ir más lejos, marcó en liga el empate en este mismo escenario. Pero esta vez estuvo torpe, cambió el balón a su derecha y el remate no fue bueno. Ahí pudo decidirse la eliminatoria.

Dentro de tres semanas, en el Bernabéu, tenemos la solución.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s