Villarreal 2 – Real Madrid 2. Tenemos que ir a tope

13 COURTOIS

2 CARVAJAL             5 VARANE           4 RAMOS         23 MENDY

14 CASEMIRO         8 KROOS

17 LUCAS V                                              11 BALE

9 BENZEMA              18 JOVIC

  • 10 MODRIC X 18
  • 28 VINICIUS JR X 17
  • 15 VALVERDE X 8

 

 

En el Estadio de la Cerámica comprobamos de nuevo que la calidad de nuestro equipo ha bajado varios enteros desde hace dos o tres años. Comparando esta plantilla con la que consiguió el doblete en el curso 16-17, podemos apreciar que la los  jugadores importantes son los mismos que estaban entonces, sólo que 3 años más viejos. Eso se nota en quienes pasan de 30: Modric, Marcelo, Ramos… Los que han llegado desde entonces no mejoran lo que había, lo que hace que jueguen los “clásicos”. Como nuestro equipo es peor, sólo puede conseguir un buen resultado si está atento los 90 minutos y no comete errores gruesos. El Madrid jugó bien durante más de una hora, pero no nos alcanza con ese tiempo: necesitamos atención todo el rato. Los primeros 20′ no dimos la talla, y además fue entonces cuando Sergio Ramos cometió una pérdida de balón garrafal que desembocó en el primer gol de los locales. Error grueso.

Entonces el equipo se remangó y se puso a jugar con criterio. El balón se movía cada vez más deprisa y Benzema fue el primero que remató al palo con violencia. Se olía el gol, que llegó en el momento clave: al filo del descanso. Carvajal y Jovic trenzaron una buena jugada que Gareth Bale convirtió en gol cuando el primer tiempo agonizaba.

En el descanso yo era optimista, pues pasado el despiste inicial el equipo había respondido. Bastaba con no cometer errores y tener un pelín de acierto. Comenzó el segundo tiempo con la sensación de que el gol blanco era cuestión de tiempo. Marcó Benzema, pero estaba en orsay por un palmo. Pronto los dos entrenadores movieron el banco y, otra vez, el rival lo hizo mejor que el nuestro. El Madrid se diluía poco a poco y el Villarreal consiguió marcar en su primer tiro a puerta del segundo acto. Descorazonador…

Pensaba que perderíamos pero un fogonazo de Bale tras un buen robo de Modric acabó en el segundo gol. A ésto me reciero cuando digo que al equipo lo sujetan los de siempre. Había tiempo para la victoria, aunque ni el árbitro ni el VAR ayudaron al no penalizar una patada sobre Vinicius Jr. de Albiol (sí, sí, Albiol. Y Cazorla también estaba en el equipo que nos ganó. Sólo faltaba Dani Güiza). Así que no se movió más el electrónico y sumamos el segundo empate seguido en liga.

Mi sensación es que con un pelín de suerte hubiésemos ganado a Valladolid y Villarreal. No hemos estado lejos de sumar los 9 primeros puntos, y seríamos líderes. La esperanza se desvanece como lágrimas en la lluvia cuando compruebo que las tres seguidas siguientes son al Pizjuán, al Wanda y al Nou Camp. Para ganar en esos campos necesitaríamos algo más que ese pelín de suerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s