Real Madrid 3 – Levante UD 2. Ni un día tranquilo

13 COURTOIS

2 CARVAJAL       5 VARANE             4 RAMOS             12 MARCELO

14 CASEMIRO             8 KROOS

17 VÁZQUEZ                   16 JAMES            25 VINICIUS

9 BENZEMA

  • 7 HAZARD X 14
  • 3 MILITAO X 4
  • 18 JOVIC X 9

 

Después de jugar un convincente primer tiempo y conseguir gracias a él una magra ventaja en el marcador, El Madrid volvió a jugar con fuego, y en el descuento Courtois evitó el empate del Levante con una parada a remate de cabeza. Es descorazonador pensar lo que nos cuesta ganar a equipos como Valladolid, Villarreal o Levante, y da miedo pensar qué va a ser de nosotros cuando empecemos a jugar contra la aristocracia.

El Madrid salió decidido a resolver cuanto antes. Adelantó la defensa, presionaba la salida rival y así impedía a los granotas salir con el balón jugado. Tras un par de avisos de Benzema y de Kroos, llegó el primer gol. Fue un cabezazo de Benzema tras pase de Carvajal con la zurda. Poco después James habilitó de nuevo a Karim para que marcase el segundo. En la grada nos mirábamos complacidos, pensando que esta matinee sería una sesión de baño y masaje para nuestro equipo. Más aún cuando Vinicius Jr. asistió desde la derecha a Casemiro para que convirtiese el tercero. Así nos fuimos al descanso.

Al poco de volver marcó Borja Mayoral, jugador cedido por el Madrid que no se resistió a cumplir con la “maldición del ex-“. En principio el gol visitante parecía una anécdota, pues el Madrid seguía llegando cómodamente al área rival. Benzema remató al palo tras una jugada deliciosa. Vinicius pudo marcar en dos ocasiones, y cuando lo consiguió a la segunda el árbitro anuló el tanto por fuera de juego previo de James Rodriguez – en realidad fue el VAR quien decretó que el gol no valía, tras unos minutos que se hicieron eternos – . Zidane movió el banco y ahí comenzaron los problemas. El pobre Zizou no da una cuando sustituye jugadores. Tras los dos cambios, dejó a Kroos como única referencia en el centro del campo, con defensas por delante y delanteros por detrás. El equipo sufría un desequiibrio horrible, fiel reflejo de una plantilla en la que apenas hay centrocampistas y sobran al menos tres delanteros. Aún así, Hazard rozó el gol en su mejor jugada, a la que respondió Aitor con una fenomenal parada.

En cambio, nuestro portero no hace apenas paradas, ni fenomenales ni de las otras. En su segundo tiro a puerta el Levante consiguió el 3-2 y llegaron los nervios al Paseo de la Castellana. Lucas Vázquez jugaba de centrocampista, y perdió dos balones infames. Nadie ponía criterio y a punto estuvieron de volver a volar puntos del Bernabéu. Menos mal que Tibu sí que sacó uno de los tres tiros que le hicieron en toda la tarde cuando el partido agonizaba, y finalmente conseguimos la primera victoria como locales en casa.

Pero la sensación es la misma que otras veces: nos cuesta marcar gol una barbaridad, y esa carencia hay que suplirla con atención total los 90′, y no hacer ninguna concesión. Errores como los de Ramos o Kroos en partidos anteriores nos costaron puntos. Esta vez también los hubo. Salió cara, sí, pero somos fiables como condón de ganchillo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s