Real Madrid 2 – Osasuna 0. Samba pa tí

 

1 AREOLA

19 ODRIOZOLA        4 VARANE       3 MILITAO       6 NACHO

14 CASEMIRO

15 VALVERDE                       8 KROOS

17 VÁZQUEZ            18 JOVIC               25 VINICIUS

27 RODRYGO x 25

16 JAMES x 15

 

Debido a las dos visitas entre las que estaba colocado el duelo ante los navarros (Pizjuán y Wanda), Zidane decidió revolucionar el XI inicial y dar paso a la “unidad B”, término acuñado en 2017 cuando conseguimos el histórico doblete de Liga y Copa de Europa. Aquella estaba trufada de jugadores extraordinarios, mientras que el fondo de armario de la actual plantilla no es para tirar cohetes. Algunos ya están pasados de rosca, como Nacho o Lucas Vázquez y a otros les falta un punto de coción, como a Vinicius o a Jovic, para saber si son válidos o no. El caso es que el partido acabó en victoria gracias a dos chuts de sendos brasileños que suman ¡35 años! Vinicius y Rodrygo no sabemos si harán carrera aquí o no, pero en días como este merece la pena darles vuelo.

Me gustó mucho la fiabilidad de Militao en defensa. Rápido al corte y dominador en el juego aéreo, recuerda al primer Pepe, el de la liga de Schuster. En el centro del campo una vez más quedó demostrado que Casemiro es el jugador más importante del equipo, no tanto por su labor eficaz como por la ausencia de un sustituto de garantías en la plantilla. Echémonos a temblar si pesca aunque sea un costipado. A su lado Kroos juega mucho más cómodo. Valverde, que jugó de volante, se hinchó a correr y la grada se lo agradeció. El tendido 7 del Bernabéu siempre ha sido cicatero en el halago con el talento, pero generoso con el esfuerzo, aunque sea yermo.

Los goles llegaron más o menos en el ecuador de cada periodo. En el primer acto fue Vinicius, con un buen chut desde fuera del área que rozó la punta de la bota de un defensor, mejorando la trayectoria. La reacción del goleador, llorando como Cañizares cuando fue subcampeón de Europa, dice mucho de la presión a la que se encuentra sometido. Aguantarla será parte de su triunfo como deportista de élite. Y en el segundo marcó Rodrygo, que acababa de salir al campo y convirtió en gol en primer balón que tocaba. El control previo al gol fue majestuoso. Imposible no recordar a otro brasileño que también marcó nada más pisar el verde del Bernabéu por primer vez. No marcó Jovic, que tuvo dos ocasiones muy claras. En la primera chutó alto y en la segunda le anularon el tanto por un fuera de juego muy justito. Tiene pinta de tronco, pero parece que cuando empiece a ver puerta se va a hinchar a marcar goles.

Como anécdota, debutó también Areola, portero francés que ha llegado a la plantilla tras una rocambolesca historia. Su lugar debería ocuparlo Lunnin. Se mostró seguro sí, pero es jugador del PSG sobre el que no hay opición alguna de compra. Por tanto, a este no hay que foguearlo. Que juegue sólo cuando no haya más remedio.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s