Alavés 1 – Real Madrid 2. Artistas con el mono puesto

he28049_20191130034639

13 COURTOIS

2 CARVAJAL            3 MILITAO        4 RAMOS          12 MARCELO

14 CASEMIRO

10 MODRIC                   8 KROOS

22 ISCO

11 BALE              9 BENZEMA

  • 27 RODRYGO x 11
  • 15 VALVERDE x 10
  • 23 MENDY x 22

Partido clásico del fútbol del norte. Lluvía y frío conformando un día de perros, por mucho que fuese la hora del vermú. El Madrid sacó tres puntos en Mendizorroza de los que todo el mundo coincide que son los que a la postre dan las ligas. El Alavés es muy fiable en casa defensivamente: hasta nuestra visita sólo había encajado 2 goles como local.

Zidane hizo un cambio por línea en el XI inicial, portería incluída. Mantuvo el 4-4-2 con centro del campo en rombo y dejando arriba a Bale con Benzema. Más allá del esquema, la clave es que los once salgan enchufados desde el primer minuto, y respondan con atención las exigencias del partido. Claro que eso no es fácil cuando no estás habituado a competir: militao nos lo demostró en el minuto 6, donde llegó tarde y provocó un penaltito, que bien nos podían haber pitado pero que el árbitro decidió que no era . Tan seguro estaba que, no sólo no consultó con el VAR sino que mostró tarjeta amarilla al delantero golpeado. Las imágenes demostraron que el contacto era evidente.

Más allá de esa jugada, el Madrid llevaba el peso del partido. Los cuatro centrocampistas movían deprisa el balón, con mención especial para Isco, a quien muchos habíamos enterrado después de un año para olvidar y, si mantiene este nivel, será difícil que salga del equipo titular. Un pase del malagueño a la cabeza de Bale casi acaba en el primer gol, pero el balón dio en el palo. Rondó el Madrid el gol pero al descanso llegamos empate a cero, con la lluvia cada vez más fuerte.

A los 10′ de la reanudación marcó el Madrid el primer gol. Kroos sacó una falta lateral y Ramos marca de cabeza. Hacía tiempo que no aprovechábamos el balón parado, difícil de entender con la nómina de cabeceadores que tenemos en el equipo. Lo más difícil era abrir el melón. Ahora sólo habría que aguantar… Aunque el Alavés dio un paso al frente, tomó el balón y se puso a tacar como si no hubiese un mañana. No habían pasado ni 10′ cuando Ramos cometió un absurdo penalty sobre Lucas Pérez, que el propio gallego se encargó de transformar. Lo que Ramos te da, Ramos te quita.

Afortunadamente marcamos poco después. De no ser así, el partido se habría puesto en chino mandarín. Modric avanzó por el carril del 8, colgó el balón para que Isco entrase con todo al remate. Entre Pacheco y el poste evitaron el gol en primera instancia, pero Carvajal, atento al quite, lo mandó al fondo de la red.

El Madrid no permitiría que le empatasen de nuevo. Respondió al empuje local con rigor, y defendió con coraje y atención ataque tras ataque local – incluídos cinco corners consecutivos – . Hubo 8 minutos de descuento, en los que la ocasión más clara la tuvo el  recién ingresado Valverde para hacer el que hubiese sido el tercer gol del Madrid.  No llegó, pero tampoco hizo falta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s