Real Madrid 1 – Manchester City 2. No pintamos nada.

15827537777510
Las manos de Jesús.

13 COURTOIS

2 CARVAJAL            4 RAMOS            5 VARANE            23 MENDY

14 CASEMIRO                  15 VALVERDE

22 ISCO                                       10 MODRIC

9 BENZEMA      25 VINICIUS

 

El Madrid ha jugado peor que el City y ha merecido perder. Pero la forma en que lo ha hecho ha sido muy dolorosa. Mi sensación durante el partido es que apenas habría goles, y quien metiese el primer gol tendría muchas opciones que ganar.  Cuando el Madrid se adelantó en el marcador, lo más difícil ya estaba hecho. Faltaba menos de media hora: sólo había que defenderse bien y mover con criterio el banquillo.  No fue así, y la eliminatoria ha quedado prácticamente sentenciada a favor del equipo inglés.

Los dos entrenadores, calvos como sendas bolas de billar, decidieron arriesgar lo menos posible, planteando la eliminatoria como un partido de 180′ en el que apenas hubiese goles. No había más que ver que los cuatro laterales apenas cruzaban el centro del campo. En toda la primera parte sólo hubo dos ocasiones claras, una para cada equipo. Los dos porteros respondieron bien a sendos remates de Gabriel Jesús y de Benzema.

Al poco de empezar el segundo tiempo el City se estiró, obligando a Courtois a intervenir en un par de ocasiones. En el Madrid crecía el descontrol, con Casemiro y Valverde desbordados. El brasileño ha perdido hoy un montón de balones, algo impropio en él. Pero cuando mejor estaban los ingleses, llegó el gol de Isco. Modric roba en el centro del campo, Vinicius hace una buena maniobra y deja a Isco en posición de ventaja cerca del punto de penalty. El malagueño tuvo tiempo de controlar y pegar el balón al palo derecho. El Bernabéu estalló de alegría. La ventaja no era consecuencia del buen juego, pero a veces el fútbol te concede esos regalos  Guardiola envidó con Sterling y Zidane cometió un error funesto. Se veía de lejos que había que reforzar el centro del campo, pero eligió a Bale para sustituir al acalambrado Vinicius. Si el sustituto llega a ser Kroos, es muy probable que el partido acabase 1-0.

En el minuto 77, tres después de la entrada de Bale al campo, llegó la jugada decisiva de la noche. De Bruyne caracolea en el área y saca un centro hacia Gabriel Jesús, que antes de cabecear a la red empuja a Ramos para impedir que el camero salte con comodidad. El árbitro decidió no pitar falta, lo cual llama la atención cuando en Europa los colegiados suelen ser caserillos. Es muy raro encontar que no sancionen una falta como esa al capitán del equipo local, cuando las manos de Gabriel Jesús se ven claramente sobre la espalda de Ramos.

El gol dio alas a los ingleses e hizo enloquecer a los blancos. Poco después Carvajal, autor de un partido nefasto, cometió absurdo penalty sobre Sterling, que significó el 1-2. El resultado ahora era malo como la carne de pescuezo, y pudo ser peor pues tres minutos después Ramos derribó a Jesús al borde del área siendo el último defensa (también faltita, pero el árbitro iba a por el record de anticaserismo). Roja para nuestro capitán, que tantas cosas nos ha dado en el pasado y se empeña en equilibrar la balanza poblandola de cosas negativas. Era el minuto 85 y el ManCity pudo convertir el partido de vuelta en intrascendente, pues el libre directo era una clara ocasión. El partido acabó así y lo más probable es que, un año más, nuestro equipo no esté entre los 8 mejores equipos del continente. Y no lo está, entre otras cosas, porque no pintamos nada en los altos estamentos de la UEFA. El arbitraje de hoy, asombroso por anticasero total, así lo demuestra.

Levante 1 – Real Madrid 0. Tranquilidad…

futbol_469466448_146224918_1024x576

13 COURTOIS

2 CARVAJAL           4 RAMOS             5 VARANE           12 MARCELO

14 CASEMIRO    8 KROOS

10 MODRIC                                22 ISCO

9 BENZEMA            7 HAZARD

  • 25 VINICIUS x 7
  • 17 VÁZQUEZ x 22
  • 15 VALVERDE x 10

Lo primero aclarar que no vi el partido con atención plena, andaba en un restaurante y sólo había una tele de fondo y sin sonido. Así que mi percepción es subjetiva, más que otras veces si cabe.

Creo que el Madrid jugó bien durante el primer tiempo, y si no nos fuimos ganando fue porque el mal endémico de falta de gol sólo se ha cubierto con parches. Una buena racha de Benzema nos hizo pensar que Karim podía ser el goleador que necesitábamos. Es falso, lleva 2 goles en 12 partidos, y a lo largo de su trayectoria ha tenido rachas parecidas. ¿Que puede marcar? Claro. Había el área y le sobra clase, pero no es de esos tipos que lo agitas y se le caen los goles, como Lewandosky, Bale, Cavani o Luis Suárez. Otra racha de goles de nuestros centrocampistas también sirvió para autoengañarnos: Modric, Isco, Casemiro o Kroos pueden marcar algún gol, pero no serán más de cinco por cabeza en toda la temporada. Nos falta gol, es un hecho.

Nos falta gol pero no nos faltan delanteros. Si Jovic o Mariano, delanteros de la plantilla, no juegan ni en días como este, que alguien me diga cuándo van a hacerlo. No se si su ausencia en la convocatoria fue debido a algún problema físico o fue una decisión técnica, pero es evidente que no han tenido oportunidades de entrar en el XI. Y en tal caso no sé qué cuernos pintan ocupando una ficha.

Ante la falta de gol, el blindaje defensivo es fundamental. Y algo así habíamos conseguido con Valverde y Mendy en el XI titular. Repasando partidos, cuando juegan estos dos recibimos algo así como 0,25 goles por partido (uno de cada cuatro). Pero a veces faltan, y o hacen para hacer sitio en el XI a Marcelo o a Modric, jugadores de vuelta que pasan de la treintena y cuyos mejores partidos ya los hemos visto. Incluso Isco o Lucas V podrían entrar en ese saco, pero el en este caso es menor porque éstos suelen entrar por un delantero. En cualquier caso, parecería más sensato apostar por Rodrygo o por Brahim que por Lucas V, así como por Reguillón y ødegard en lugar de Marcelo y Modric. El futuro hay que regarlo

El partido se torció cuando Hazard falló una clarísima ocasión con un remate patético. Evidenció no estar en forma y, lo que es peor, se lesionó poco después. La inversión de los 100 MM de € va a ser prácticamente vana este curso, por culpa de aquella patada que le dio su compatriota belga en el Madrid – PSG de la fase de grupos. Hay necios que comparan al belga con Bale o Dembelé, cuando las lesiones de Hazard las provocan golpes. Al belga le han hecho 35 faltas, una cada 21′. Por poner otro ejemplo, a Messi le han hecho 34, una cada 50′. Menos de la mitad.

e A los 70′ al Madrid se le apagó la luz y poco después Morales marcó un golazo. Su primer gol desde hace varios meses, que en mi opinión se come Courtois. Pero claro, el problema es cuando tu portero no puede fallar ni una vez porque tu producción de goles es nula. Acabamos con Vinicius y Vazquez a los lados, venga a centrar balones sin tener un 9 rematador. Que Ramos ejerza una y otra vez de delantero centro debería sonrojar a los diseñadores de esta plantilla.

No obstante, el partido no fue ni mucho menos como aquel de Mallorca que supuso la otra derrota en liga. El Madrid jugó bien y generó ocasiones.  Hay que meterlas, claro, pero confiemos que alguna entre en los próximos días. Soy optimista, porque ante el City y el Barsa jugarán Mendy, Valverde, Casemiro y Kroos.La baja de Hazard la cubriremos  probablemente con Bale. El galés es un marciano, pero no sería la primera vez que parece muerto y marca goles decisivos. Y, sobre todo, hay que volver a hacer que el Bernabéu sea un factor decisivo.

Real Madrid 2 – Real Celta 2. ZZ, contumaz en el error

2vc6005_20200216104328
Kroos marcó el primer gol

13 COURTOIS

2 CARVAJAL               5 VARANE                4 RAMOS           12 MARCELO

14 CASEMIRO

15 VALVERDE                        8 KROOS

11 BALE                9 BENZEMA               7 HAZARD

  • 25 VINICIUS x 7
  • 10 MODRIC x 8
  • 23 MENDY x 11

El Madrid se dejó ayer en el Bernabéu dos puntos de los que duelen de verdad. En casa, ante un equipo en puestos de descenso y después de remontar un gol inicial. No puede ser peor. Y aunque los jugadores tienen su cuota de culpa, yo creo que la pincipal parte la tiene Zidane, que erró en la alineación y aún más en los cambios.

Hace una semana los dos mejores jugadores fueron Isco y Modric. Ambos desaparecieron del XI inicial, en el que sí se mantuvo Bale, tan intrascendente como siempre. El galés es ahora un marciano cuya acción más destacada esta noche fue una entrada por detrás en una jugada sin recorrido que pudo dejarnos en inferioridad. Entró Hazard después de casi tres meses de ausencia, lo que nos obligaba a jugar de nuevo con un 4-3-3. Mismo esquema que ante la Real Sociedad en copa, partido de tan infausto recuerdo. Con 4 centrocampistas el Madrid apenas encaja goles, con tres en el medio (y Marcelo en defensa) llevamos 6 goles en contra en dos partidos.

Pronto se adelantó el Celta. Aspas filtró un buen pase que el reciente fichaje celeste Smolov dio dos toques geniales: control y remate, para batir a Courtois. Era pronto, había tiempo. El Madrid atrapó la pelota y metió al Celta en su área, pero no era capaz de tirar entre los tres palos. En todo el primer tiempo no actuó ni una vez el portero vigués. Ni siquiera en los múltiples corners conseguíamos rematar. Una vez más que no por tener más delanteros rematas más.

Al poco del descanso marcó Ramos en fuera de juego. No fue válido, pero sirvió para mostrar al equipo el camino del gol. Poco después embocó Kroos a puerta un buen pase de Marcelo. 1-1. El Madrid siguió achuchando y Hazard provocó un penalty de ésos que si hace tu portero lo matas, pues no había posibilidad de gol cuando el belga fue derribado. Ramos marpropia de Goyo Benitocó el 2-1.

Lo más difícil parecía hecho. Zidane la había cagado en el XI pero el equipo estaba indemne. No parecía difícil cagarla otra vez con los cambios.

– “Sujétame el cubata” – dijo su Santísima Calvidad.

Salió Vinicius por Hazard y todos pensábamos que el siguiente cambio sería Modric o Isco por un delantero. Pero no: salió Modric por Kroos, debilitando el centro del campo un poco más, y a diez minutos del final salió Mendy por Bale. Un cambio esquizofrénico que puede hacer perder la liga. Desde que Capello sacaba al inefable Mikel Lasa en lugar de Suker no se vio nada igual. Marcelo se colocó en el centro del campo, como si fuese a organizar el juego, y el equipo tornó en un manicomio. En éstas, el recién ingresado Dennis Suárez filtró un  pase maravilloso al recién ingresado Santi Mina, que batió a Courtois de tiro cruzado. Observese que el entrenador rival sí acertó al mover el banquillo, pues sus jugadores de refresco fabricaron el segundo gol. Quedaban cinco minutos y el Madrid tocó a retreta: con ganas, con corazón… pero sin ideas. Ramos se coloca de delantero centro en estos casos, y rondó el gol, pero en un equipo con aspiraciones hay más recursos que colocar al central de 9 cuando el tiempo apremia. No hubo más goles. El Barsa, que debe estar flipando en colores, ahora está a un punto, y el clásico será decisivo. Los culés han ganado en sus tres últimas visitas ligueras a La Castellana.

CA Osasuna 1 – Real Madrid 4. Control.

isco-real-madrid-osasuna_20200209072104
Isco marca de volea el primer gol

13 COURTOIS

2 CARVAJAL            4 RAMOS        5 COURTOIS            23 MENDY

14 CASEMIRO

10 MODRIC                 15 VALVERDE

22 ISCO

11 BALE                9 BENZEMA

 

  • 17 VÁZQUEZ x 11
  • 25 VINICIUS x 22
  • 18 JOVIC X 9

Después del esperpento del partido de Copa del Rey, el Madrid volvió a salir con 4 centrocampistas, lo que hizo que controlase el partido como nunca lo hará con 3. Pese a comenzar perdiendo, la sensación de superioridad que exhibió nuestro equipo fue notable.

Comenzamos perdiendo, como digo, tras encajar el primer gol en contra de corner de todo el curso. El central Unai García remató en plancha con maestría, cruzando el balón hacia el palo más lejano a Courtois. Había que remar, y no es plaza fácil para hacerlo el Reyno de Navarra, otrora El Sadar. El Madrid reaccionó pronto, con Isco en plan estelar apareciendo por todo el frente de ataque. Fue precisamente el malagueño quien anotó el empate, con una volea con la zurda. Y poco después marcó Ramos el 1-2, otra vez de corner. Entre tanto, Bale disponía de alguna ocasión, pero sus actuaciones eran más propias de un marciano que de un humano. El caso del delantero galés es propio de cuarto milenio.

El Madrid debió sentenciar al final del primer tiempo, pues Osasuna estaba groogy entonces pero a buen seguro que resucitaría si el marcador seguía apretado al final. El árbitro hizo todo lo posible para que así fuera, permitiendo violencia extrema en el equipo local y pasando por alto un claro penalty a Modric al poco de la reanudación. Osasuna se acercaba cada vez más, y en el Madrid Isco era el más entonado de la medular, pero los ataques eran yermos. Movió el banco Zidane, sacando a Lucas Vázquez en lugar del anodino Bale y después a Vinicius por el propio Isco. Me temí lo peor, porque volvíamos a jugar con 3 delanteros. Yo hubiese sacado a Kroos por Modric, mantiendo los cuatro en el centro, pero ZZ no. Y le fue bien:  marcó Vázquez y ahí acabó la emoción. En este gol Benzema dio, otra vez, una lección de fútbol. Aún dio tiempo, con todo decidido, para que Jovic saliese por Benzema y marcase un gol que dista mucho de ser intrascendente. Que el delantero chutase con esa seguridad, recordando a Suker, atravesando la sequía goleadora que está sufriendo, dice mucho a su favor.