CA Osasuna 1 – Real Madrid 4. Control.

isco-real-madrid-osasuna_20200209072104
Isco marca de volea el primer gol

13 COURTOIS

2 CARVAJAL            4 RAMOS        5 COURTOIS            23 MENDY

14 CASEMIRO

10 MODRIC                 15 VALVERDE

22 ISCO

11 BALE                9 BENZEMA

 

  • 17 VÁZQUEZ x 11
  • 25 VINICIUS x 22
  • 18 JOVIC X 9

Después del esperpento del partido de Copa del Rey, el Madrid volvió a salir con 4 centrocampistas, lo que hizo que controlase el partido como nunca lo hará con 3. Pese a comenzar perdiendo, la sensación de superioridad que exhibió nuestro equipo fue notable.

Comenzamos perdiendo, como digo, tras encajar el primer gol en contra de corner de todo el curso. El central Unai García remató en plancha con maestría, cruzando el balón hacia el palo más lejano a Courtois. Había que remar, y no es plaza fácil para hacerlo el Reyno de Navarra, otrora El Sadar. El Madrid reaccionó pronto, con Isco en plan estelar apareciendo por todo el frente de ataque. Fue precisamente el malagueño quien anotó el empate, con una volea con la zurda. Y poco después marcó Ramos el 1-2, otra vez de corner. Entre tanto, Bale disponía de alguna ocasión, pero sus actuaciones eran más propias de un marciano que de un humano. El caso del delantero galés es propio de cuarto milenio.

El Madrid debió sentenciar al final del primer tiempo, pues Osasuna estaba groogy entonces pero a buen seguro que resucitaría si el marcador seguía apretado al final. El árbitro hizo todo lo posible para que así fuera, permitiendo violencia extrema en el equipo local y pasando por alto un claro penalty a Modric al poco de la reanudación. Osasuna se acercaba cada vez más, y en el Madrid Isco era el más entonado de la medular, pero los ataques eran yermos. Movió el banco Zidane, sacando a Lucas Vázquez en lugar del anodino Bale y después a Vinicius por el propio Isco. Me temí lo peor, porque volvíamos a jugar con 3 delanteros. Yo hubiese sacado a Kroos por Modric, mantiendo los cuatro en el centro, pero ZZ no. Y le fue bien:  marcó Vázquez y ahí acabó la emoción. En este gol Benzema dio, otra vez, una lección de fútbol. Aún dio tiempo, con todo decidido, para que Jovic saliese por Benzema y marcase un gol que dista mucho de ser intrascendente. Que el delantero chutase con esa seguridad, recordando a Suker, atravesando la sequía goleadora que está sufriendo, dice mucho a su favor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s