Real Madrid 2 – Real Celta 2. ZZ, contumaz en el error

2vc6005_20200216104328
Kroos marcó el primer gol

13 COURTOIS

2 CARVAJAL               5 VARANE                4 RAMOS           12 MARCELO

14 CASEMIRO

15 VALVERDE                        8 KROOS

11 BALE                9 BENZEMA               7 HAZARD

  • 25 VINICIUS x 7
  • 10 MODRIC x 8
  • 23 MENDY x 11

El Madrid se dejó ayer en el Bernabéu dos puntos de los que duelen de verdad. En casa, ante un equipo en puestos de descenso y después de remontar un gol inicial. No puede ser peor. Y aunque los jugadores tienen su cuota de culpa, yo creo que la pincipal parte la tiene Zidane, que erró en la alineación y aún más en los cambios.

Hace una semana los dos mejores jugadores fueron Isco y Modric. Ambos desaparecieron del XI inicial, en el que sí se mantuvo Bale, tan intrascendente como siempre. El galés es ahora un marciano cuya acción más destacada esta noche fue una entrada por detrás en una jugada sin recorrido que pudo dejarnos en inferioridad. Entró Hazard después de casi tres meses de ausencia, lo que nos obligaba a jugar de nuevo con un 4-3-3. Mismo esquema que ante la Real Sociedad en copa, partido de tan infausto recuerdo. Con 4 centrocampistas el Madrid apenas encaja goles, con tres en el medio (y Marcelo en defensa) llevamos 6 goles en contra en dos partidos.

Pronto se adelantó el Celta. Aspas filtró un buen pase que el reciente fichaje celeste Smolov dio dos toques geniales: control y remate, para batir a Courtois. Era pronto, había tiempo. El Madrid atrapó la pelota y metió al Celta en su área, pero no era capaz de tirar entre los tres palos. En todo el primer tiempo no actuó ni una vez el portero vigués. Ni siquiera en los múltiples corners conseguíamos rematar. Una vez más que no por tener más delanteros rematas más.

Al poco del descanso marcó Ramos en fuera de juego. No fue válido, pero sirvió para mostrar al equipo el camino del gol. Poco después embocó Kroos a puerta un buen pase de Marcelo. 1-1. El Madrid siguió achuchando y Hazard provocó un penalty de ésos que si hace tu portero lo matas, pues no había posibilidad de gol cuando el belga fue derribado. Ramos marpropia de Goyo Benitocó el 2-1.

Lo más difícil parecía hecho. Zidane la había cagado en el XI pero el equipo estaba indemne. No parecía difícil cagarla otra vez con los cambios.

– “Sujétame el cubata” – dijo su Santísima Calvidad.

Salió Vinicius por Hazard y todos pensábamos que el siguiente cambio sería Modric o Isco por un delantero. Pero no: salió Modric por Kroos, debilitando el centro del campo un poco más, y a diez minutos del final salió Mendy por Bale. Un cambio esquizofrénico que puede hacer perder la liga. Desde que Capello sacaba al inefable Mikel Lasa en lugar de Suker no se vio nada igual. Marcelo se colocó en el centro del campo, como si fuese a organizar el juego, y el equipo tornó en un manicomio. En éstas, el recién ingresado Dennis Suárez filtró un  pase maravilloso al recién ingresado Santi Mina, que batió a Courtois de tiro cruzado. Observese que el entrenador rival sí acertó al mover el banquillo, pues sus jugadores de refresco fabricaron el segundo gol. Quedaban cinco minutos y el Madrid tocó a retreta: con ganas, con corazón… pero sin ideas. Ramos se coloca de delantero centro en estos casos, y rondó el gol, pero en un equipo con aspiraciones hay más recursos que colocar al central de 9 cuando el tiempo apremia. No hubo más goles. El Barsa, que debe estar flipando en colores, ahora está a un punto, y el clásico será decisivo. Los culés han ganado en sus tres últimas visitas ligueras a La Castellana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s