Levante UD 1 – Real Madrid 2. Muy a nuestro pesar

img_odotras_20190224-222807_imagenes_lv_terceros_levantemadrid-kkid-u46669105941kmc-992x55840lavanguardia-web

25 COURTOIS

2 CARVAJAL                6 NACHO              5 VARANE                23 REGUILLÓN

14 CASEMIRO

10 MODRIC              8 KROOS

17 VÁZQUEZ                   9 BENZEMA                28 VINICIUS

  • 15 VALVERDE X 8
  • 11 BALE x 9

Muy a su pesar, el Madrid ganó en el Ciutat de Valencia. Hizo todo lo posible para que así no ocurriese. El juego de los blancos fue plano, sin más mordiente que las carreras de Vinicius, cuyos finales son más previsibles que las pelis de Rocky. El joven brasileño tiene muchas virtudes, pero entre ellas no está la definición de cara a portería. Igual aprende, pero de momento es un delantero que no mete goles. No sirve. No jugaría si la plantilla estuviese bien hecha y si no hubiesen decepcionado este curso tanto Bale como Asensio, jugadores llamados a ocupar la posición de extremo izquierdo.

Los dos goles que conseguimos fueron producto de sendos penalties. Ninguno de ellos clamorosos,  ambos pitables. El primero fue por mano de un defensor, que se cubrió la cara demasiado lejos de la misma. Tras consultar las imágenes, el árbitro decretó penalty que transformó Benzema. Estaba a punto de llegar el descanso y la grada de Orriols se puso a ovacionar a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.El Levante había dispuesto de varias ocasiones para marcar y veía el 0-1 en el marcador camino del vestuario.

La segunda parte era parecida a la primera: el peligro era azulgrana, y el Madrid echaba de menos a Ramos en defensa. Nacho alguna vez pareció un jugador de garantías, pero ahora mismo carece del nivel y la contundencia que se supone a un central de primer nivel. En el gol del empate le robaron la cartera de manera sonrojante.

Movió Solari el banco, dando entrada al pájaro Valverde en lugar del cada vez más intrascendente Toni Kroos. También salió Bale por Benzema. A diferencia que con Isco, el Mister está empeñado en recuperar al galés y a Marcelo. Faltaba un cuarto de hora cuando, tras un corner, Doukouré dio una patada de kárate, girando 180º, y rozó a Casemiro. Es evidente que hay contacto, no hay más que ver como cojea el defensa segundos después. pero es tan leve que en algunas imágenes parece inexistente. Pero este vez el VAR no puede entrar por protocolo: el árbitro ha decretado penalty y hay contacto en el área. Es un penalty que no suele pitarse, igual que aquel que hicieron a Vinicius en el Bernabéu ante la Real sí suele pitarse. Errores humanos que a veces nos favorecen, casualmente cuando no somos una amenaza real para el liderato. Bale transformó y después fue él quien dio pena máxima, cuando huía de la felicitación de sus compañeros. Esquivo y huraño, el galés parece enfadado con el mundo. Sus días en el Madrid deberían estar contados, pero a ver cuánto ofrecen por él si sigue haciendo el tonto.

Dio tiempo para que Nacho viese la segunda amonestación y jugásemos con 10 los últimos minutos. Pero el Levante ya había claudicado. Lo había hecho todo bien, y perdió. Partidos como éste sólo los gana el Madrid.

Anuncios

Real Madrid 1 – Girona 2. Aún es invierno.

1550400237_365213_1550407517_noticia_normal

25 COURTOIS

19 ODRIOZOLA     5 VARANE            4 RAMOS            12 MARCELO

14 CASEMIRO

24 CEBALLOS       8 KROOS

17 VÁZQUEZ          9 BENZEMA         20 ASENSIO

  • 28 VINICIUS x 17
  • 11 BALE x 20
  • 7 MARIANO x 24

 

Si hace unos días decíamos que el Real Madrid empezaba a florecer como un almendro, hoy ha sufrido una helada de no te menees. La única explicación posible a lo que ha pasado esta mañana es que este equipo es fiable como cual condón de ganchillo, y puede enlazar algunos partidos buenos pero en el momento más insospechado puede dejarse ir. Por eso no puede ganar el torneo de la regularidad. Y mira que esta liga está en oferta. El Madrid está a 9 puntos del líder, en una temporada en la que han ganado en el Bernabéu el Levante, la Real Sociedad y el Girona. Con esas tres victorias seríamos líderes. No parece mucho pedir. Así de barata es esta liga, la menos exigente desde hace diez años.

Hoy decidió Solari que podía agitar el XI inicial. A la baja obligada de Modric por sanción, el argentino sumó las de Carvajal, Reguillón y Vinicius, dando entrada a Odriozola, Marcelo, Ceballos y Asensio. No parecía mal equipo el que sacábamos de inicio, aunque a mí me preocupa que jueguen el mismo día Marcelo y Odriozola, dos laterales con entusiasmo atacante pero dos coladeros en defensa. Por lo demás, Asensio pareció andar bien en Amsterdam y Ceballos podía hacer de Modric. El ideal para sustituir al croata es Isco, pero al malagueño entre todos lo han matado y él solito se murió. No podemos contar con él. Ceballos es el sustituto de Kroos, como LLorente de Casemiro.

El primer tiempo estuvo totalmente controlado por el Madrid. Marcó Casemiro de cabeza y pudieron hacerlo Vázquez tras un elegante autopase y Benzema, al que le faltó un pulgar para rematar un pase de Odriozola. Os prometo que pensaba que el segundo llegaría ponto, que Benzema descansaría un rato y que comeríamos a gusto. El Girona era tan triste como sus antecentes: no gana en liga desde el 25 de noviembre.

El equipo se transformó en el segundo tiempo. Eusebio hizo dos cambios que estiraron al Girona y empezaron los problemas. A un entrenador se le pide éso: que cambie las cosas cuando no funcionan y que deje quietas cuando sí. Solari no fue capaz ni de una cosa ni de la otra. No supo ver cómo cambiaba el partido, y cada vez que hacía un cambio el equipo empeoraba. Normal para un entrenador sin experiencia en la élite. En 10′ el Girona marcó dos veces y pudo hacerlo otras dos, mientras que nuestros ataques se limitaban a pelotazos a la grada de Vinicius Jr, quien tiene que aprender a rematar (pensaba yo que al Madrid se llegaba aprendido, a su edad Raúl las enchufaba). La aportación de Bale desde que salió fue nula – 15 MM al año, el mejor pagado de la plantilla. No lo olvidemos – , y lo de sacar a Mariano por Ceballos acabó de descuajeringar el equipo, que acabó con un extraño 4-2-4 sobre el césped inútil como flotador de plomo. Ramos fue expulsado por doble amarilla en el 85′ y ahí entendí que esta mañana no seríamos capaces de rescatar ni un punto. Cómo sería el partido que Courtois hizo el mejor remate del Madrid, cuando subió a cabecear el último corner.

La cagada es monumental. Después de 5 victorias nos habíamos puesto segundos adelantando al Atleti con la victoria en el Wanda, a seis puntos del Barsa que tiene que venir al Bernabéu tras visitar el Pizjuán. Ahora ese triunfo en el campo del Atleti lo único que ha hecho es aclarar el futuro del Barça, quien puede gestionar los 7 puntos que lleva de ventaja en liga cuando tenga que jugar entre semana. Ahora está por ver cuál ha sido el espejismo, si las 5 victorias o la derrota de hoy. Si el Madrid florece o, como me temo, la primavera la invertiremos en planificar la temporada próxima. No parece muy difícil plantearla mejor que la presente.

Ajax 1 – Real Madrid 2. Los almendros

Asensio remata el 1-2

 

25 COURTOIS

2 CARVAJAL           6 NACHO               4 RAMOS          23 REGUILLÓN

14 CASEMIRO

10 MODRIC              8 KROOS

11 BALE         9 BENZEMA             28 VINICIUS JR.

  • 17 VÁZQUEZ x 11
  • 20 ASENSIO x 9
  • 7 MARIANO x 28

 

Como las flores blancas de un almendro, los jugadores del Real Madrid reaparecen en febrero, que es cuando la Copa de Europa se pone seria. Incluso aunque vistan de negro, como anoche, siempre florecen en la preprimavera. Durante los últimos años hemos visto un equipo muerto y enterrado en Navidad que acababa levantando la “orejona” en el mes de mayo. Nadie duda que si el partido se hubiese jugado el 13 de noviembre en lugar del hoy, hubiésemos perdido 3-0. El Real Madrid se transforma en este torneo.

El Ajax seguramente se esté preguntando qué ha hecho mal para perder este duelo. Jugó bien, con orden y energía, y acorraló al Madrid en el primer tiempo. Mandó un tiro a la madera e incluso marcó un gol que si no hubiese VAR hubiese subido al marcador: ni siquiera Courtois protestó la jugada. El árbitro decretó fuera de juego de Tadic, que obstaculizó al portero. Es de agradecer, eso sí, que al acabar el partido la UEFA explicase la decisión. Puede ser compartida o no, pero es comprensible por todos. Igualito que en la RFEF…

Seguramente se pueda explicar el mal primer tiempo del Madrid por el cambio de Bale x Vázquez. Cuando juega el anárquico y genial galés, la ayuda defensiva es mucho menor que cuando lo hace el aplicado y gris lucense. Como de Benzema y de Vinicius tampoco podemos esperar un sacrificio defensivo brutal, nuestro centro del campo de desenvolvió en inferioridad hasta que en el 60′ deshizo Solari el cambio inicial. Un minuto antes nos habíamos adelantado en el marcador. Pase genial de Reguillón a Vinicius que avanza driblando hasta que sirve un tiro franco a Benzema. Fijáos en Reguillón, corriendo con los brazo en cruz hacia el autor del gol recién conseguido. El canterano no tuvo su mejor noche, pero contiene muchos de los valores que han hecho grande al Madrid.

El gol fuera de casa es un potosí. Incluso tras empatar el Ajax – tras pérdida de Vázquez, como en el Wanda – estaba bien el resultado. Pero Solari se dio cuenta de que un 1-2 es mucho más decisivo que un 2-1 y envidó con Asensio y Mariano para dar aire a la delantera. El mallorquín , de madre holandesa, buscó el gol con ahínco y lo encontró en el 86′ tras pase de Carvajal.

Como la eliminatoria estaba encarrilada, Ramos decidió ver la amarilla para pasar límpio a cuartos de final. Mala idea – esto lo hizo Beckham en 2004 ante el Mónaco con 4-2 en el Bernabéu y no se me olvida cómo acabó la historia – pero mucho peor idea es reconocerlo ante los micrófonos. Tras jugar un partido imperial, Ramos la cagó ante el micrófono. Cómo se parece nuestro capitán a su caballo Yucatán: un prodigio físico con limitadas cualidades intelectuales.

Atlético de Madrid 1 – Real Madrid 3. Golpe de efecto.

1549732392_173516_1549732456_noticia_normal

25 COURTOIS

2 CARVAJAL             5 VARANE            4 RAMOS           23 REGUILLÓN

14 CASEMIRO

10 MODRIC                         8 KROOS

17 VÁZQUEZ                     9 BENZEMA                     28 VINICIUS

  • 11 BALE x 28
  • 24 CEBALLOS x 8
  • 7 MARIANO X 9

Golpe en la mesa del Madrid en el Wanda Metropolitano. Por primera vez ganó en este campo y lo hizo dominando el partido de cabo a rabo. El partido de los blancos fue muy inteligente: controló esperando que el Atletico cometiese algún error. Y lo hizo varias veces, algunos de ellos impropios del equipo de Simeone que tantas veces se ha mostrado ordenado y obediente hasta la paranoia.

El primero de los despistes tuvo lugar en el primer gol. Kroos botó un corner y cuatro defensores colchoneros rodearon a Ramos, temerosos de un testarazo del camero a la salida de un corner. Gato escaldado huye del agua fría, que decía la abuela de José Manuel Herrador, el líder de la Banda de Herrador AKA Flash. La obsesión por Ramos derivó en dejar a Casemiro más solo que la luna. El brasileño utilizó un buen recurso, aprendido en las playas de Brasil, para rematar cuando el balón estaba aún altísimo. Qué importante es adelantarte en el marcador en días así. Hasta entonces el Atleti presionaba bien, pero el Madrid salía de la presión como quien lava.

No duró mucho la alegría, porque apenas 7 minutos después marcó Griezzman al finalizar una contra que empezó con una pérdida de Vinicius Jr en la que quizá Correa cometió falta. También pudo haber fuera de juego, aunque yo creo que no lo era. El VAR dio validez al gol. Estos goles diferidos me parecen más tristes que los de verdad. Vinicius no eligió bien en esa jugada, pero su desparpajo y sus recursos me obligan a hacerle perdonarle sus errores típicos de juventud. hace más de 20 años que un teenager no se instala en el equipo titular del Madrid. Fue un tal Raúl, al quien me recuerda el brasileño porque no tiene miedo a nada; se atreve con todo.

Al filo del descanso, Vinicius encaró a Giménez y éste cometió falta justo sobre la línea de cal. Otra vez en diferido, el árbitro decretó penalty. Ramos lo transformó de manera formidable. He de reconocer que cuando en agosto comenzó a lanzar los penalties nuestro capitán me pareció una frivolidad, pero su 100% de acierto tras 8 lanzamientos me obliga a envainármela.

El segundo tiempo obligaba al Atleti a dar un paso al frente. El Madrid decidió contemporizar hasta que surgiese la oportunidad de matar el partido. Entre Benzema y Modric generaron una ocasión en la que Bale cabalgaba por la izquierda para definir con su pierna buena. Incluso a un 80% de forma, el galés ahí es fiable. El 1-3 remató el partido, que pudo haber tenido otro final si llegan a dar validez a un gol de Morata, que se disponía a cumplir la maldición del ex- cuando ejecutó una perfecta vaselina pero – siempre según el VAR – había arrancado la jugada en orsay.

Sobraron los últimos 10′, porque cuando Thomas vio la segunda amarilla y el Atleti se quedó en inferioridad numérica, el Madrid comenzó un gigantesco rondo que podía haber durado varias lunas. Pero el árbitro pitó el final. Justo entonces, los dos equipos invirtieron sus posiciones en la clasificación liguera. Después de muchas semanas, de nuevo el Madrid manda en la capital.

 

FC Barcelona 1 – Real Madrid 1. Buen Madrid, mal resultado.

0005695260

1 NAVAS

2 CARVAJAL                      5 VARANE              4 RAMOS            12 MARCELO

18 LLORENTE

10 MODRIC                  8 KROOS

17 VÁZQUEZ            9 BENZEMA            28 VINICIUS JR.

 

  • 14 CASEMIRO x 18
  • 11 BALE x 28
  • 20 ASENSIO x 9

 

El Madrid se plantó en el Nou Camp con un juego coral y solidario. Fue un equipo serio, aunque sin una gran figura que marque las diferencias. Fue un partido parecido al de la Supercopa del verano del 17, cuando Ronaldo y Asensio marcaron dos goles al final que dejaron en una anécdota el partido de vuelta. Ayer, pese a dominar en muchas fases y ser mejores, no sacamos una gran renta. El empate a uno hace que al FC Barcelona le sirvan para pasar la eliminatoria casi todos los resultados que ha conseguido últimamente cuando visita el paseo de la Castellana. Y esta vez vendrán con Messi y con Dembelé. Nosotros, en cambio, no tenemos un top mundial con el que envidar. Si acaso un balón de oro crepuscular, un adolescente entusiasta, un galés irregular o un 9 que no mete goles. Siempre faltan diez céntimos para el duro

Poco tardó el Madrid en ponerse en ventaja. En el minuto 7, una combinación de los tres delanteros acabó con gol de Vázquez, que le robó la merienda a Lenglet. El gol dejó aturdido al Barcelona, que dispuso de un dominio vano. El Madrid atacaba, pero Vinicius elegía mal una y otra vez. Su bisoñez la suple con desparpajo y despliegue físico. Cuando aprenda a definir va a ser un jugador decisivo. El caso es que el partido parecía controlado salvo un problema: el flanco izquierdo. La presencia de Marcelo es indefendible tras actuaciones como las de anoche. Malcom le hacía daño una y otra vez (no quiero pensar que hubiese estado Dembele). Marcelo las pasó canutas mientras Reguillón estaba en la grada, lo que nos dejaba sin posibilidad de enmienda en ese lado. En el banquillo estaba Isco, con las mismas opciones de jugar que su amigo Chendo, que también andaba por ahí sentado. En la convocatoria hay que tener 7 opciones distintas. Isco, Asensio y Ceballos son demasiado parecidos para ocupar tres huecos.

Al descanso aguantamos el 0-1. Al poco de comenzar, Messi se puso a trotar por la banda y el pánico cundió por las venas madridistas. Empezó el nerviosismo y una pérdida de Lucas Vázquez por la derecha desembocó en gol de Malcom. No dejen de ver cómo vuelve Marcelo a defender en esa jugada. Si lo hace Isco sale del Nou Camp con un guardia a cada lado, tipo El Lute. Falló Marcelo, Kroos tampoco ayudó y Ramos remató la actuación con un gesto en el que dejaba pasar el balón, pensando que iba fuera. El empate era una mala noticia, pero si el Madrid metía el segundo la eliminatoria estaría claramente a favor. Pudo llegar, porque Messi no estaba en condiciones y, tras un pequeño arreón, el Barcelona se echó atrás, sabiendo como yo que el resultado era bueno para ellos tal y como había ido la noche. La lesión de LLorente nos impidió ver un rato a Ceballos, cuyo rendimiento supera al de Kroos. La jugada que pudo cambiar todose produjo tras un error en la salida de Ter Stegen, Benzema habilitó a Bale para rematar. Pensé que sería gol, porque si bien el galés es irregular, suele aparecer en noches gordas. El año pasado, sin ir más lejos, marcó en liga el empate en este mismo escenario. Pero esta vez estuvo torpe, cambió el balón a su derecha y el remate no fue bueno. Ahí pudo decidirse la eliminatoria.

Dentro de tres semanas, en el Bernabéu, tenemos la solución.

 

Espanyol 2 – Real Madrid 4. Karim, el grande.

futbol_371725211_113357141_1706x960

25 COURTOIS

2 CARVAJAL             4 RAMOS               5 VARANE              23 REGUILLÓN

14 CASEMIRO

10 MODRIC                   8 KROOS

17 VÁZQUEZ       9 BENZEMA         28 VINICIUS

  • 6 NACHO  x 4
  • 11 BALE x 28
  • 12 MARCELO x 23

Tras tres partidos brillantes, podemos decir que algo ha cambiado en el Real Madrid. Ya no es el equipo que languidecía sobre el césped y enseguida se partía en dos mitades, con jugadores que casi no podían ni con las botas. Esos mismos jugadores parecen ahora físicamente superiores a cualquier equipo que esté enfrente, y se presentan a los partidos con un golpe sobre la mesa. El de Cornellá ha sido un buen ejemplo: en el minuto 3 se desató el ataque en el flanco derecho. Entre Carvajal, Modric y Vázquez han creado una sociedad que agita los partidos. El croata llegó hasta el área y chutó con el exterior. Rechazó Diego López y Benzema marcó en el rechace. Uno de esos goles “de delantero centro” a los que no nos tiene acostumbrados Karim. Pero es que el francés está de dulce, quizá en su mejor momento desde que llegó, hace casi 10 años.

Pronto llegó el segundo, que también nació en las botas de Modric. Colgó el balón para que Ramos marcase de certero cabezazo. El Madrid dominaba el juego y a Courtois ni lo habíamos visto. Cuando juegas así lo más normal es ganar. Puedes encajar un gol en una bala perdida, puedes sufrir algún error arbitral en contra… pero el equipo transmitía la sensación de que, pasara lo que pasara, se impondría en el marcador. Marcó el Español tras un rechace de Vázquez, pero justo antes del descanso Benzema marcó su segundo gol de la noche, con un tiro krossiano que entró junto al palo izquierdo.

Tan resuelto parecía el partido que en el descanso Sergio Ramos dejó su sitio a Nacho por culpa de unas molestias. Con el 1-3 el segundo tiempo empezó con una exhibición de fútbol de Benzema. Cada acción era mejor que la anterior y, con Modric como aliado, estuvieron a punto de conseguir varios goles. Qué gusto daba cada vez que cogían el balón. Pero quien marcó fue Bale, que entró por Vinicius y embocó el primer balón que tocó. Al brasileño se le vio menos explosivo que otras tardes. No es tan dificil llegar como mantenerse.

Y en el minuto 70 el árbitro decidió que ya valía de ver fútbol y expulsó a Varane por derribar a un delantero españolista que encaraba sólo hacia Courtois. La expulsión en sí me pareció rigurosa, pero en la repetición se puede ver que Varane apenas toca al rival. Igual que lo veo yo lo ven los del VAR, pero debían estar descansando. Más descansados les pilló el gol de Rosales, anulado en primera instancia por el árbitro de forma incorrecta y que subió al marcador con la anuencia del VAR y gracias a que Marcelo sigue empanado y rompía el fuera de juego. El brasileño salió para reforzar la defensa tras la expulsión de Varane y lo que hizo fue reforzar la delantera rival. <Reguillón le ha quitado el puesto y veremos quién juega en los días gordos, desde luego Marcelo no ofrece ninguna tranquilidad. Menos mal que quedaba poco. Nos quedamos con Benzema solo en punta, sin poder verle jugar más. Ver jugar a Karim fue lo mejor de la noche. Ha tardado 10 años en darnos su mejor versión. Tampoco es tanto.