Juventus 0 – Real Madrid 3. Asunto resuelto.

1 NAVAS

2 CARVAJAL       5 VARANE             4 RAMOS       12 MARCELO

14 CASEMIRO

10 MODRIC                                8 KROOS

22 ISCO

7 RONALDO                      9 BENZEMA

  • 17 VÁZQUEZ x 9
  • 20 ASENSIO x 22
  • 23 KOVACIC x 10

Ni los más optimistas pensaban en salir del Juventus Stadium con semejante ventaja. El Real Madrid ha decidido la eliminatoria en el partido de ida, ante el subcampeón europeo, líder de su liga local y clasificado para la final de Copa. El partido deja para el recuerdo el segundo gol del Madrid, una chilena de enorme plasticidad obra de Cristiano Ronaldo. Después de protagonizar miles de memes cada vez que intentaba marcar de esa suerte, por fin hoy consiguió marcar así. Lo hizo en la mejor competición posible y ante el mejor portero posible. Decía aquel que la constancia en los reveses dio el triunfo a los portugueses. Pues eso.

El partido se puso de cara nada más empezar. Tras semanas de debates absurdos acerca de si a Zidane le gusta Isco o no, finalmente vimos que el malagueño fue titular en un partido trascendental, igual que ante el PSG en el Bernabéu, con la BBC en plenitud. Tardó 3 minutos el de Arroyo de la Miel en dar la razón a Zidane. En ese tiempo fabricó una jugada en el carril del 10 para asistir a Ronaldo. La primera vez que Buffon tocaba el balón era para cogerlo del fondo de las redes. No está acostumbrado el mítico portero italiano a ese gesto, pues recibe muy pocos goles (en liga lleva una media de 0,2 goles encajados por partido).

El gol fue un directo en el mentón blanquinegro. Era el peor escenario posible: ahora tenían que atacar, lo que no entraba en sus planes. Lo intentaron con más corazón que fútbol, con Khedira como estilete e Higuaín como punta de lanza. Tuvo la Juve su momento en el partido al final de la primera parte, especialmente cuando una parada de Navas impidió el empate tras remate de Higuaín. Es cierto que también pudo marcar el Madrid en ese rato mediante un chutazo de Kroos que hizo vibrar el larguero.

Durante el descanso pensé que otro gol del Madrid sería decisivo, mientras que si marcaba la Juve la eliminatoria seguiría en el larguero. Zidane hizo el primer cambio quitando a Benzema – que un día más fue intrascendente – y sacando a Lucas Vázquez. Salvo con su compatriota Karim, Zidane está demostrando en sus acciones una ecuanimidad lejana al politiqueo de otros entrenadores que han estado en el banquillo. Sería el minuto 60 cuando el balón llegó a Carvajal, que subía por su banda. Templó el balón y Ronaldo acudió a su cita con la historia. La chilena que marcó acabó con el partido y con la eliminatoria. La afición local rompió a aplaudir al rival, demostrando señorío y elegancia. Ese gesto les engrandece, como cuando el Bernabéu aplaudió a Ronaldinho en aquella aciaga tarde.

Tras el gol, Dybala fue expulsado por patada en el estómago a Carvajal. Ahí si qué acabó todo. Con superioridad numérica llegó el 0-3, obra de Marcelo tras pase de Ronaldo. Pudieron llegar más: Kovacic estrelló otro balón al larguero y Ronaldo pudo completar un hat-trick pues marró una ocasión clara  a pase de Vázquez casi en el descuento. En cualquier caso y aunque hay que jugar la vuelta, no parece que la Juve sin Dybala sea capaz de dar la vuelta a la eliminatoria.

Anuncios

CD Numancia 0 – Real Madrid 3. Objetivo cumplido

Bale marca el 0-1 de penalty

1 NAVAS

2 CARVAJAL           3 VALLEJO         6 NACHO        12 MARCELO

18 LLORENTE

24 CEBALLOS                  20 ASENSIO

17 VÁZQUEZ               21 MAYORAL            11 BALE

23 KOVACIC X 11

22 ISCO X 24

19 ACRAFF X 20

Empezó el Madrid el 2018 con un incómodo partido en el gélido estadio de Los Pajaritos. La diferencia de categoría de ambos equipos lo transformó en un duelo en el que el Madrid tenía poco que ganar y mucho que perder. Todo lo que no fuese decidir la eliminatoria en el duelo inicial se consideraría un fiasco por los muchos agonías que nos rodean. El 0-3 final hace que el objetivo se haya cumplido, aunque la forma de conseguirlo deja dudas en el ambiente.

El partido de nuestro equipo fue tíbio. Con un XI plagado de jugadores no habituales, la respuesta al empuje inicial de los locales fue una especie de Don Tancredo, es decir, estar quietos y dejar pasar los minutos hasta que la diferencia de calidad aflorase. Apenas pasó gran cosa hasta el minuto 30, cuando el desafortunado Theo cometió un penaltito sobre Rubio que el árbitro dejó sin sancionar. En la jugada siguiente Vázquez fue objeto de penaltazo que lógicamente sí fue sancionado, lo que provocó irá en el equipo local, en el respetable público soriano y en los comentaristas de televisión. Fue Bale quien marcó el penalty. Con la mínima ventaja llegamos al descanso, sólo Vázquez parecía querer ganarse el puesto. El resto, cumplidores y poco más. Caso aparte es del de Bale, que se toma este partidos como parte de su lento viaje hacia el jugador que era hace un par de años, cuando, no nos olvidemos, el equipo descansaba sobre sus hombros.

En la reanudación, otra vez lo esperado. El Numancia se pone a correr como si lo fuesen a prohibir y de paso a dar patadas. Ceballos fue quien más patadas se llevó. No critico su actitud; cuando el rival es mejor que tú un recurso es jugar duro y esperar a ver qué hace el árbitro. El de esta noche fue consecuente con el reglamento y sacó varias veces la tarjeta amarilla a pasear, hasta que, faltando media hora, uno de los locales vio la tarjeta colorada. La superioridad numérica debería ser decisiva.

En estas, Llorente perdió un sonrojante balón en la medular. Tanto él como Theo nos demuestran cuando salen que no es igual jugar en el Madrid que en Alavés. Y Llorente aún salió barato por ser recompra, pero la millonada pagada por Theo tiene pinta de ser un desperdicio. Me parece peor que Contreao. La pérdida del medio centro fue desembocó en un tiro desde cuarenta metros que se estrelló en el larguero de Casilla, para volver a botar a un metro de la raya de gol. Los locales pedían gol como los catalanes la independencia: a ver si cuela.

A todo ésto, salió Isco a poner algo de orden. Con el malagueño en el verde empezaron a pasar cosas y faltando cinco minutos Vázquez fue objeto de otro penalty. Este me pareció más dudoso, pero pitable en cualquier caso. Isco marcó desde los 11 metros y, cuando el partido moría, Mayoral marcó el tercero tras un buen centro de Vázquez. La eliminatoria quedaba sentenciada. A ver ahora quién es el valiente que va al Bernabéu a ver la vuelta in situ.

Real Madrid 3 – Alavés 0. Esperando a los buenos.

13 CASILLA

23 DANILO          5 VARANE      3 PEPE      6 NACHO

8 KROOS

19 MODRIC        22 ISCO

11 BALE                9 BENZEMA       7 RONALDO

  • 2 CARVAJAL X 5
  • 16 KOVACIC X 19
  • 17 VÁZQUEZ X 9

En una tarde primaveral el Madrid ganó al Alavés sin apuros pero sin brillo. Da un poco de miedo pensar que, a priori, este es uno de los partidos más asequibles de los nueve que tendremos que jugar el mes de abril, pero también es cierto que sobre el césped faltaron algunos de los jugadores más en forma de la plantilla, como Casemiro o Sergio Ramos. Si el central suele ser sustituido con garantías, como volvió a ocurrir ayer, las ausencias del medio centro brasileño son visitas al dentista, por no haber en la plantilla ningún sustituto natural. Quizá el año que viene tengamos a Marcos LLorente en esa posición, al que ayer no pudimos ver por culpa de Munitis, Eto’o y Morientes.

Comenzamos teniendo el balón más que el rival, y sobreponiéndonos sin problema a la lesión de Varane, sustituido por lesión antes del 10′. Salió Carvajal a ocupar su banda natural, Nacho se colocó de central y Danilo jugó de 3. El lateral brasileño cuajó ayer una buena actuación, lo que tiene mérito jugando a banda cambiada. No es fácil jugar cuando no eres habitual, y Kiko Casilla es otro ejemplo de eso. Hubo una época en que Iker Casillas tenía en el banco a Dudeck o cosas peores. No había competencia, el mostoleño jugaba siempre. Ahora muchos pensamos que Casilla anda por delante de Navas en cuanto a forma y seguridad. En el centro del campo, Kroos no se complicaba, mientras que Isco y Modric eran quienes intentaban armarlo desde las clásicas posiciones de interior. El de Málaga estuvo bastante bien, pero el croata, tan decisivo cuando está en forma, perdió ayer varios balones impropios. Fue sustituído por Kovacic, y su recuperación se antoja fundamental para este mes. En cuanto a los de arriba, es curioso que el mejor de los últimos partidos esté siendo Benzema, tan denostado hace unas semanas. Aliviado por no jugar con el XI del gallo, fue el mejor delantero del equipo, marcando además el primer gol.

Tras el descanso el Alavés se estiró. El Madrid parecía dejarle, sabedor de que en una contra podría decidir el partido. No hace mucho era así, con Bale y Ronaldo como estiletes del contraataque. Pero el 7 anda crepuscular y ya no tiene la velocidad de antes. Ahora Ronaldo marca goles de 9, a un toque. Y el 11 anduvo toda la tarde tan pasota como para empaquetarlo y mandarlo de vuelta a las islas británicas, aprovechando el Brexit. Pese a su imponente físico, estuvo apático toda la tarde, sin aplicarse en defensa y nulo en ataque. Pudo marcar un par de veces, sí, al final de cada Tiene tiempo. En el primero remató junto al palo una buena jugada de Danilo, y en el segundo lanzó una falta al larguero en lo que acabó siendo el tercer gol. Escaso rendimiento para un delantero de 27 años que parecía que se iba a comer el mundo y que nos costó un potosí. Sus 91 MM de € suenan ahora a un despilfarro comparados con los 27 MM que nos costó Isco. El 22 marcó el gol de la tranquilidad el el 84′, rematando un buen pase de Ronaldo al ángulo más difícil. Más nos vale renovar a Isco. Encontrar un jugador como él en el mercado no es nada fácil.

Mirando el resultado, la tarde fue excelente. 3-0 y sin arriesgar demasiado, con varias ausencias notables. Pero viendo el rendimiento de algunas de las estrellas, podemos decir que estamos esperando a los buenos.