Real Celta 2 – Real Madrid 4. Contra todo

25 COURTOIS

19 ODRIOZOLA       6 NACHO      4 RAMOS      23 REGUILLÓN

14 CASEMIRO

17 VÁZQUEZ      10 MODRIC     8 KROOS    11 BALE

9 BENZEMA

24 CEBALLOS x 14

31 JAVI SÁNCHEZ x 23

20 ASENSIO x 6

Partido desagradable en Balaídos. Muy duro, con el Celta dando palos como para hacer un fuerte y el Madrid sobreponiéndose a una lesión tras otra. Cayeron Casemiro, Reguillón, Nacho y Bale. Con sólo tres cambio permitidos, el galés jugó todo el segundo tiempo renqueante. Difícil de entender, pues la lesión de Nacho fue posterior, pero el cambio del inquilino en el banquillo ha provocado un cambio en el viento de la fortuna: nuestros tiros que antes iban al poste ahora besan las mallas, mientras que los del enemigo golpean en la madera.

Íbamos 0-0 cuando los celestes remataron al palo derecho de la portería de Courtois. Poco después Modric dio señales de vida por primera vez tras el Mundial, y dibujó un pase a Benzema con precisión cirujana. El francés controló como los ángeles y definió como si fuese un delantero centro al uso. Ya estábamos en ventaja. Mientras, el Celta seguía dando leña al mono.

Ceballos había salido por Casemiro en una curiosa decisión de Solari, pues prefirió al churrero antes que a Isco o a Asensio. El técnico argentino decidió alterar el plan lo menos posible y hacer que Ceballos jugase de medio centro, con Kroos echando una mano. El ex bético no sólo cumplió, sino que redondeó su actuación con el cuarto gol del Madrid.

Tras el descanso salió Javi Sánchez, capitán del Castilla, a jugar de central. Las lesiones de Marcelo, Carvajal, Varane y  Vallejo (esta parece eterna) han dejado la defensa en cuadro absoluto. Y cuando en el 60′ cayó Nacho, que se había puesto de 3, terminamos con una línea defensiva tal que Odriozola – Sánchez – Ramos – Vázquez. No parecía que pudiésemos aguantar el 0-1.

Otra vez vino al rescate Benzema: trenzó una jugada deliciosa que terminó con autogol de un defensa celtiña. Poco antes el francés había estrellado un balón en el travesaño. Y me diréis: “¿No decías que ahora ya no tirábamos al poste?” Sí que tiramos, pero ya no es decisivo.

Con 0-2 el partido parecía tranquilo, pero el Celta acortó distancias. Fue en la única jugada en la que eché de menos a Casemiro, pues Hugo Mallo avanzó sin oposición hasta la cara de Courtois, a quien batió por bajo. Apenas unos minutos después Odriozola era objeto de penalty por parte de Juncá. Marcó Ramos, otra vez. A lo Panenka, otra vez. Falta un día menos para que le paren un penalty así ejecutado. El 1-3 fue la sentencia, por mucho que llegase un gol más por cada lado. Uno de Ceballos, golazo desde lejos, y otro de Brais después de que rebotase en Javi Sánchez.

Con apenas dos victorias seguidas, el Madrid ha conseguido reengancharse a la liga. De estos seis puntos el Barcelona ha conseguido 3 y el Atleti 4. Ambos se enfrentan en el Wanda en la siguiente jornada. Tras tanta crisis, ahí están, a tiro de piedra. Y enmedio Sevilla, Alavés y Español. Todos en un pañuelo.

 

Anuncios

Leganés 2 – Real Madrid 4. El plan B es buenísimo

marco-asensio-leganes-real-madrid-laliga-04052017_1upowduxlqgdk1vogvewwg4dnu
Marco Asensio. Se llama Marco por Van Basten. Ahí es nada. 

1 NAVAS

23 DANILO       4 RAMOS     6 NACHO     12 MARCELO

16 KOVACIC     14 CASEMIRO

17 VÁZQUEZ             10 JAMES               20 ASENSIO

21 MORATA

  • 22 ISCO X 10
  • 18 MARIANO X 21
  • 19 MODRIC X 16

Salió el Madrid en Butarque con un XI plagado de jugadores poco habituales, y a la media hora ya ganaba 0-3. Un par de despistes acercaron a los pepineros en el marcador pero nuestro gol al poco de volver del descanso acabó con la emoción. Mantenemos por tanto el liderato con un partido pendiente y una jornada menos por disputarse.

Más allá de los 3 puntos, la sensación es que hay muchos jugadores que suelen estar en el banquillo pero ayer demostraron que cuando tienen que jugar lo van a hacer bien. Estos jugadores son Kiko CasillaIscoLucas VázquezNachoMorata, o Kovacic. No son titulares, pero con sus buenas actuaciones generan debate sobre la ideonidad de sacar en los partidos grandes al centro del campo tradicional y a la BBC.  A la cabeza de esta lista está Marco Asensio, que demuestra calidad, potencia y criterio cada vez que toca el balón. El primer gol nació de un robo en el centro del campo del mallorquín. Anduvo listo al cazar el balón, rápido y preciso en la conducción y generoso en el último pase a James, que fue quien abrió el marcador. Además, la presencia de Asenssio y Vázquez en las alas modifican un tanto el esquema, volviendo al 4-2-3-1, el favorito de Mourinho. Ahí sí que un media punta como James o Isco puede brillar; pero si son Bale y Ronaldo los moradores de las bandas, su actividad defensiva es notablemente menor.

Poco después llegó el segundo, tras un corner. El balón parado nos ha dado este año muchísimos goles. Esta vez lo botó James al segundo palo y Morata cabeceó a la red. El propio Morata anotó el tercer unos minutos después, tras buen pase de Kovacic.

El partido parecía terminado, pero el Leganés marcó dos veces. Las dos veces los problemas vinieron por la banda de Danilo, quien no puede engrosar la lista antes citada. Cuando sale él en lugar de Carvajal el equipo se resiente. En uno de tantos casos en los que un buen jugador es devorado por el Bernabéu, que lo le perdona su alto precio. En el primero de los goles la fortuna se alió con los locales, pues un rebote desde el culo de Sergio Ramos cayó a los pies de Gabriel. El segundo llegó tras un corner en el que Ramos tampoco puede despejar y Luciano marca encendiendo a la grada local. Ninguno de los dos fueron errores de bulto de Navas, pero volvieron a demostrar que el tico anda lejos de su mejor forma. Ahora no está ni entre los 10 mejores porteros de la liga. El propio Yago Herrerín hizo en la portería de enfrente algunas paradas de mérito que le hicieron parecer mejor que el nuestro.

Nada más empezar el segundo tiempo, Mantovani se marćo un curioso autogol, usando las dos manos. No entiendo bien el reglamento, pues al ser gol nos quedamos sin penalty y Mantovani sin tarjeta. El caso en que el 2-4 hizo que el partido se aletargaran. El Leganés tuvo más el balón, pero apenas tiró a puerta ( de hacerlo hubiese marcado, casi seguro). También pudo marcar el Madrid en alguna contra, sobre todo en una gran jugada de Vázquez que resolvió bien el portero rival. Pero no hubo noticias. Bueno sí, que James se enfadó mucho cuando fue sustituído. Parece que los días del colombiano en el Madrid se acaban. Con Asensio a este nivel, nadie le va a añorar.