FC Barcelona 5 – Real Madrid 1. Exceso tras exceso.

suarez-nacho-klih-620x349abc
VAR, pa qué te quiero

25 COURTOIS

6 NACHO        5 VARANE     4 RAMOS     12 MARCELO

14 CASEMIRO

10 MODRIC                         8 KROOS

11 BALE       9 BENZEMA       22 ISCO

  • 17 VÁZQUEZ x 5
  • 20 ASENSIO x 11
  • 7 MARIANO x 12

El Madrid salió hoy vapuleado del Nou Camp en lo que parece que va a ser el epitafio de Lopetegui como entrenador del Madrid. Hay que ver cómo es la vida: con la que se lió en junio cuando se hizo público su fichaje y apenas ha durado 3 meses. Seguro que cuando decidió abandonar la selección tras el Mundial él no pensaba encontrarse lo que se ha encontrado en el Bernabéu: un equipo cerrado por derribo. Claro que también se ha ganado el vasco el despido. La gestión de los fichajes como MarianoVinicius, u Odriozola es claramente mejorable.

Desde la final de Kiev, todas las deciones que ha tomado la junta directiva han sido arriesgadas a priori y equivocadas a posteriori. Si el mejor goleador se quiere ir no hay más remedio que aceptarlo, pero hay que hacer un esfuerzo y sustituirlo por un jugador top.  No se hizo. La columna vertebral, lo que Luis Aragonés llamaba el pasillo de seguridad, pasa la treintena – RamosModricBenzema – y no se fichó sustituto para ninguno de ellos. Cuando ganas la Copa de Europa todo pasa a un segundo plano, pero si acabas la liga a 17 puntos del campeón es que hay que meter bisturí en la plantilla.  Zidane lo vio y como no encontró disposición de operar en la directiva salió por patas. Entonces llegó Lope y aunque tuvimos un ligero fulgor en el primer mes de competición, desde la derrota en Sevilla el equipo no levanta cabeza. Ahora somos una colección de zombies, y falta saber si la mala gestión nos fastidia una temporada o dos, que sería lo que ocurriría si no estamos entre los cuatro primeros cuando acabe el año.

Centrándonos en la noche de hoy, el 5-1 es un castigo excesivo. El Madrid fue inferior en el primer tiempo, pero también es cierto que el penalty absurdo que cometió Varane y después decretó el VAR rompió la noche. Con 2-0 Julen se movió un poquillo al descanso y colocó una defensa de 3 con dos carrileros largos: Vázquez y Marcelo. A partir de ahí hubo media hora buena del Madrid, con gol de Marcelo, tiro al palo de Modric, penalty a Isco no pitado – por no tirarse, tiene cojones –  y dominio claro del Madrid. Pero el Barcelona tiene entrenador, lo vio y actuó. Los dos cambios de Valverde inclinaron de nuevo la balanza hacia el lado local. El tercer gol de Suárez acabó con nuestra esperanza, aunque si el uruguayo llega a ser expulsado cuando poco pisó el tobillo de Nacho de forma terrible quizá no nos hubiésemos llevado la “manita“. Por cierto, si el VAR no ve cosas como estas en mi opinión no sirve de nada. Llegó entonces el castigo excesivo en una noche negra, en la que no faltaron ni las lesiones de Varane y Marcelo. Da miedo pensar cómo hubiése sido el partido de estar Messi sano.

En los últimos 15′ volvió el Madrid errático y esperpéntico, con Ramos perdiendo el balón cual juvenil, Courtois que no para ni un taxi y Benzema fallando lo infallable. Caían los goles en contra, incluso por medio de Vidal, ese antiejemplo de todo, mientras la esperanza de Lopetegui de triunfar en el Madrid desaparecía como lágrimas en la lluvia. La goleada fue excesiva, sí. Como lo fue pensar que Benzema y Bale se repartirían los goles de Ronaldo. Como  que Mariano era una solución. Como gastarnos 500 MM en cubrir el estadio sin aumentar el aforo. De exceso en exceso vamos. Y así estamos.

Anuncios

Real Madrid 5 – Legia Varsovia 1. Enamorados de Varsovia

En las noches europeas el Bernabéu tiene una luz especia, aunque el rival sea tan cutre

En las noches europeas el Bernabéu tiene una luz especial, aunque el rival sea tan cutre

1 NAVAS

23 DANILO     3 PEPE    5 VARANE     12 MARCELO

8 KROOS

10 JAMES            20 ASENSIO

11 BALE     9 BENZEMA      7 RONALDO

  • 17 VÁZQUEX X 10
  • 21 MORATA X 11
  • 16 KOVACIC X 20

Partidos como el de ayer quitan brillo a la competición más prestigiosa de clubes del mundo. El Legia Varsovia no tiene nivel para jugar la Copa de Europa, por mucho que ganase la liga de su país. Para colmo, sus aficionados visitan las ciudades donde su equipo juega sembrando caos y destrucción a su paso. No sé qué mas tiene que pasar para que esta gente no participe en la Champions League. Son indeseables fuera del campo y dentro muy malos.

Tan malos que el Madrid marcó cinco goles sin jugar especialmente bien, con un equipo sin rigor táctico alguno en el que el centro del campo lo conformaban un volante haciendo de medio centro y dos enganches haciendo de volantes. Daba igual. Los polacos eran malos como la carne de pescuezo, y si marcaron un gol fue porque el inefable Danilo les regaló un penalty. El de este brasileño puede ser el fichaje más increíble que hemos hecho últimamente: 30 MM largos para una posición accesoria en la que además tenemos a Carvajal, a quien no mejora. Digo yo que el suplente del lateral derecho podría ser Nacho, o incluso un meritorio del Castilla. Y si la cantera no vale ni para esa función, que la cierren.

Me hizo gracia anoche la tranquilidad con que Benzema se toma estos partidos. Su taconazo en el área buscando el gol fue el botón que vale como muestra. Pudo marcar, pero el portero polaco hizo un par de buenas paradas. También pudo hacerlo Ronaldo, a quien cada vez que no lo hace la prensa le recuerda que está ansioso. Si lo estuviese no daría asistencias como la que dio a Morata en el último gol. Sólo Ryan Giggs ha dado más pases de gol en Champions que nuestro número 7, y lo hizo jugando muchas más veces. Pero los necios siguen impermeables a estos datos.

Sí que me preocupa que a James se le esté poniendo cara de Kaká. Encierra un gran talento, sí, pero en noches como ésta debería dar un golpe en la mesa y presentar su candidatura a la titularidad. Marco Asensio tiene menos boletos para entrar en el XI pero se le vio más activo, buscando asociarse una y otra vez. No sé si el colombiano está perdido para siempre, pero lo parece.

El equipo mejoró cuando entraron Morata y, sobre todo, Lucas, que siempre cumple. Corre como si lo fuesen a prohibir, para adelante y para atrás. Y tiene calidad, pues su golpeo en el cuarto gol no es nada fácil. Imagino que cuando Ronaldo no esté, podrá irse Bale a la izquierda y jugar Vázquez por la derecha. Saldremos ganando.

Tan previsible fue todo ayer que nos fuimos del Bernabéu antes de que pitase el árbitro. Y al bajar por la escalera vino a mi cabeza la letra de una canción de Ilegales, estupenda, como todas, que habla de los habitantes de Varsovia en los años 80

Helado en el parque sueño
con el vestido rosa que llevabas al caer…

Enamorados de Varsovia brillan los fusiles
enamorados de Varsovia tristes enamorados…