Atlético de Madrid 0 – Real Madrid 0. Delanteras romas

Ramos sangrando con la nariz rota.

13 CASILLA

2 CARVAJAL           4 RAMOS       5 VARANE         12 MARCELO

14 CASEMIRO

10 MODRIC        8 KROOS

22 ISCO

7 RONALDO          9 BENZEMA

6 NACHO X 4

20 ASENSIO X 9

Nuestra tarjeta de presentación en el Wanda fue patética. En el minuto 2, sendos fallos seguidos de Marcelo y Varane provocaron la ocasión más clara del partido. Correa se quedó con un tiro fácil ante Casilla pero lanzó el balón fuera. Si llegamos a saber que era esa la ocasión más clara de la noche, igual hubiésemos puesto otro canal.

Fue un derby emocionante por la incertidumbre en el electrónico, pero las dos delanteras eran demasiado romas. Ronaldo tiró a puerta en jugada por primera vez en el 75′, y Benzema está más desesperante que nunca. Es hora de que su sitio en el XI lo ocupe Asensio. El mallorquín seguramente merezca más de los 15 minutos que tuvo ante el Atletico; el galo ahora no merece jugar ninguno pues su rendimiento es corto como su melena.

En el Madrid, otra vez, el mejor fue Isco, quien se alió con Marcelo en el costado izquierdo y por ahí llegó el mayor peligro blanco. El brasileño en ataque aportaba algo, pero sus despistes defensivos eran flagrantes. Fue Kroos quien tuvo la ocasión más clara tras pared con Ronaldo, pero no remató bien. La siguiente jugada destacable antes del descanso fue un remate de Ramos de cabeza tras el que Lucas le pateó la nariz. No tengo claro si es penalty, pero nos quedamos sin capitán para el segundo tiempo. Una jugada dudosa que cae para el lado contrario al del Madrid. No tenemos suerte con los árbitros, no ya por las jugadas dudosas, sino porque las flagrantes, como una entrada de Savic a Kroos de roja directa o una agresión (balonazo) de Correa a Benzema tampoco tienen la sanción que merecen.

Comenzó el segundo tiempo y el Madrid cada vez dominaba más. Era necesario mover el banquillo, pero Zidane, lento siempre ante esta circunstancia, no realizó más cambio que el obligado de Nacho por Ramos hasta que quedaba menos de un cuarto de hora. Ni siquiera agotó el tercero, sorprendente tras el fenomenal partido de Ceballos con la sub-21 esta semana, en el que anotó un Hat Trick

Simeone si que agitó su delantera poniendo en liza a Torres y a Gameiro. Entre los dos se quedaron a un palmo del gol, en un remate del francés que Varane sacó bajo palos. El Madrid siguió acorralando al Atleti, pero sin pegada. Sintomático fue un remate de Ronaldo, de los que antes eran gol sí o sí, pero que esta vez Lucas pudo taponar por lo que el portugués tardó en disparar. Empezó entonces un festival de manos en el área rojiblanca – era como si la sección de balonmano hubiese resucitado – pero ya sabemos que pitar algo a favor del Madrid está penado en el colectivo arbitral. Si el Madrid se ha descolgado en liga ha sido porque la delantera no funciona, pero también porque los árbitros se han equivocado una y otra vez en nuestra contra.

Anuncios