Atlético de Madrid 2 – Real Madrid 1. Benzema se hace eterno

1494450099_390782_1494451514_noticia_normal
La última noche europea del Calderón acabó con el escudo del Madrid sobre el césped

1 NAVAS

23 DANILO       5 VARANE      4 RAMOS       12 MARCELO

14 CASEMIRO

19 MODRIC           8 KROOS

22 ISCO

7 RONALDO     9 BENZEMA

  • 20 ASENSIO X 9
  • 17 VÁZQUEZ X 14
  • 21 MORATA X 22

Que nadie os engañe: el Atleti nunca tuvo opciones en esta eliminatoria. Cuando más cerca estuvo de clasificarse le faltaban aún dos goles. Pese a la engañosa ventaja que consiguió en el marcador en los primeros 16′, el Madrid ha jugado al fútbol mucho mejor. Y cuando un equipo es tan superior, no hay nada de qué preocuparse. Si acaso, la UEFA debería agradecer al Real Madrid que un equipo tan violento como el Atlético de Madrid no estropee con sus patadas y sus codazos el partido más importante del año. Mientras escribo, escucho a Simeone diciendo que habría que clonar a Godín y a Gaby, sus dos más sucios esbirros. No podemos esperar otra cosa de Diego Simeone, cuya carrera está trufada de comportamientos antideportivos. Es imposible que un espectador imparcial quisiese que se clasificase el Atletico.

El Atlético es incapaz de construir fútbol, así que sus opciones de gol pasaban por el balón parado. Y así consiguió golpear dos veces: primero en un corner en el que Ronaldo perdió la marca de Saúl y éste cabeceó junto al palo izquierdo, en el que inexplicablemente no había ningún defensa tapando. Era el minuto 12, y cuatro después Varane, que sale de lesión llegó tarde y derribó a Torres dentro del área. Griezmann tiró mal, como casi siempre, pero Navas no pudo parar el tiro pese a que lo rozó con la manopla. Con 2-0 el Atleti se veía más cerca, claro, pero el partido seguía dependiendo de que el Madrid metiese un gol, en cuyo caso el Atleti necesitaría meter otro tres para clasificarse. Podía haber llegado nada más comenzar, en un cabezazo de Casemiro que Oblakdespejó estupendamente. Y ese gol llegó antes del descanso. Por cierto, desde el 2-0 hasta el 2-1 Navas no hizo ninguna parada. El Madrid dominó, con fútbol, y el Atleti ni la olía.

Con paciencia, el Madrid se puso a mover el balón. Isco y Modric tienen una calidad descomunal, y los rojiblancos sólo podían perseguir sombras. En el minuto 42 Ronaldo sacó de banda rápidamente, buscando a Benzema. El francés, tan criticado últimamente por gente entre la que me incluyo, escondió el balón a los tres defensas que le rodeaban y, como un funambulista, se puso a pasear sobre la línea de fondo. El balón acariciaba la cal, Karim aceleró y de repente estaba solo para dar el pase de la muerte a Kroos. Otra vez Oblak hace una parada milagrosa pero Isco, atento al despeje, marca desde cerca. Una jugada tan importante como aquella de Redondo en Old Tradford; con la misma belleza plástica como el eterno gol de Butragueño al Cádiz en el Bernabéu. Benzema, en un año gris, se ha colado en la historia de nuetro club. Con esa jugada acabó la eliminatoria y la historia de la Copa de Europa en el Vicente Calderón. Por cuarto año consecutivo, el Atleti se veía apeado de Europa a manos del Real Madrid. Marca difícil de superar.

En el segundo tiempo no pasó gran cosa. El Madrid dio un baño de fútbol aunque las mejores ocasiones fueron del Atletico, un par de ellas bien desbaratadas por Navas. También pudo marcar el Real Madrid, pero Ronaldo no tuvo su noche. Nunca peligró nuestra clasificación, que se consumó enmedio de un diluvio.  Cuando el árbitro pitó, las dos hinchadas parecían contentas, lo que refleja el nivel de exigencia de unos y otros. No sería de extrañar que vuelvan a lloriquear con que su presupuesto es menor que el nuestro; cosa que sólo pueden decir ante Madrid o Barça. Son un equipo pequeño y pegón, por eso siempre estarán detrás.

De la mano de Isco, de Modric y de Benzema, el Madrid se dispone a jugar su decimoquinta final de Copa de Europa, segunda consecutiva; hito que no conseguíamos desde 1960. Noche para estar contento.

Real Madrid 3 – Atlético de Madrid 0. Superiores de cabo a rabo

1493730680_182194_1493756922_album_normal
Tres goles de Ronaldo. Vuela.

1 NAVAS

2 CARVAJAL        5 VARANE        4 RAMOS           12 MARCELO

14 CASEMIRO

19 MODRIC                8 KROOS

22 ISCO

9 BENZEMA         7 RONALDO

  • 6 NACHO X 2
  • 20 ASENSIO X 22
  • 17 VÁZQUEZ X 9

Más allá de dejar la eliminatoria sentenciada, el resultado de esta noche puede acabar con un ciclo que comenzó en mayo de 2013, cuando el Atléti ganó la Copa del Rey en el Bernabéu en la última noche del infausto Mourinho. Desde entonces, el Atleti ha vivido una gran época contra el Madrid, consiguiendo devolver al derby de la capital aromas de los años 60, cuando merengues y colchoneros se jugaban la liga. El resultado de esta noche, así como el desarrollo del partido, nos ha devuelto a los albores del siglo XXI, cuando la superioridad blanca era oceánica. Como esta noche.

El Madrid se plantó sobre el césped con 4 centrocampistas, planteamiento prohibido cuando la BBC está sana al completo. Con este esquema, el Madrid gobierna los partidos y además apenas concede ocasiones de gol. En toda la noche sólo ha habido una ocasión del Atleti, en la que Gameiro disfrutó de un mano a mano ante Navas y, al contrario que otras noches, nuestro portero respondió como de él se espera. Para entonces ya íbamos ganando 1-0, porque Ronaldo marcó de cabeza anticipándose a Savic. El Madrid dominó toda la primera parte, con IscoModric y Kroos combinando rápidamente. En ese centro del campo, Casemiro cumple su misión, fundamentalmente defensiva, si bien en ataque parece tener dos ladrillos en los pies. No obstante, nuestro equipo apenas tuvo ocasiones claras, y casi todas a balón parado. Recuerdo un remate de Varane que paró Oblak de forma brillante.

Tras el descanso salió Nacho por Carvajal, lesionado. El Madrid se veía con un buen resultado, mientras que el Atleti pensaba que un gol le metería en la eliminatoria. Así que Simeone movió el banco y dio carrete a Torres, a Correa y a Gaitán. Toda su artillería ofensiva. Pero, por primera vez, Zidane reaccionó a tiempo y con brillantez: envidó con Asensio y  Vázquez en las bandas dejando a Ronaldo como delantero centro. Los jóvenes madridistas aportaron seriedad en defensa y brillantez en ataque. Por cada una de las bandas llegaron sendos goles, ambos marcados por Ronaldo, majestuoso en el remate, decisivo en partidos grandes. Todo el equipo se esforzó en no encajar un gol en el tiempo que quedaba, y el descuento lo vivimos con olés en la grada. El Bernabéu disfrutó de un gran resultado y, sobre todo, de haber sido tan superiores a un rival que últimamente daba tantos dolores de muelas cuando subía al Paseo de La Castellana.

Real Madrid 1 – Atlético de Madrid 1. Nos fuimos del partido antes de tiempo

1491603782_133712_1491667804_noticia_normal_recorte1
Por ahí entró el empate…

1 NAVAS

2 CARVAJAL      3 PEPE     4 RAMOS     12 MARCELO

14 CASEMIRO

19 MODRIC         8 KROOS

11 BALE          9 BENZEMA     7 RONALDO

  • 6 NACHO X 3
  • 22 ISCO X 8
  • 17 VÁZQUEZ X 11

Da mucha rabia haber perdido dos puntos en esta jornada. Porque el Atleti apenas hizo nada para sacar un empate del Bernabéu. Sólo envidó al final, cuando Simeone estuvo todo lo brillante con los cambios como torpe estuvo Zidane. En los últimos minutos incluso susurré “firmo el empate“, porque ví más cerca el 1-2 que el 2-1. Pero visto en perspectiva, mi conclusión es que si los porteros ayer están cambiados, el partido acaba 3-0; y si además cambias a Griezzman por Benzema oRonaldo, entonces acaba 5-0.

Durante el primer tiempo, el Madrid tuvo el balón y las ocasiones. Hasta 3 paradas de gran mérito hizo Oblak, a la que hay que sumar un despeje de Savic sobre la linea de gol con la cabeza ante un tiro de Ronaldo que era gol o gol. Navas sólo tuvo que estirarse una vez, después de que Ramos diese a Griezzman una de las asistencias de la tarde y el francés rematase desde lejos. Con 0-0 al descanso, pensé que si marcaba el Madrid lo más difícil estaría hecho.

En el segundo tiempo la cosa empezó igual. Volvió a salvar Oblak un vicegol tras tiro de Benzema a bocajarro, y en la siguiente jugada marcó el Madrid. A balón parado, como tantas veces. Y otra vez fue un defensa quien marcó, porque nuestra delantera en algún lugar perdió si mítica pegada. Fue Pepe quien cabeceó un balón que cayó llovido que entró junto al palo izquierdo. El Bernabéu se supo ganador, y lo que es peor, el equipo también. Dispuso Bale de un golpe franco que podía haber sido la puntilla, pero el galés, inoperante toda la tarde, lo estrelló en la barrera.

Faltaban 20′ cuando el Madrid hizo el primer cambio, obligado. Pepe se lesionó y Nacho salió en su lugar. Simeone propuso a Correa de delantero y metió a Thomas en la medular. Desborde y músculo. Al Madrid le sobraba un delantero y le faltaba un centrocampista. Un doble cambio ahí, con Isco y Kovacic por Modric – hay que ver qué mal anda el croata, tantas veces nuestra viga maestra – y Benzema hubiese sido definitivo. Pero Zidane quitó a Kroos para dar entrada al malagueño y la cosa salió mal. El Atleti creció, el Madrid menguó y en el minuto 85 Correa da un gran pase a Griezzman que marca con la izquierda. Seguramente Oblak hubiese sacado ese balón.

Los cinco últimos minutos fuimos una pena. No llegamos ni una vez al área rival. El equipo estaba cansado y perplejo por lo poco que necesitó el Atleti para puntuar y lo mal que había estado nuestro entrenador con los cambios. La tarde se puso plomiza y gris… hasta que por la noche desde la patria chica de Isco y de Juanito nos llegaron estupendas noticias. El Málaga de Michel ganaba al Barça y nuestro puntito se volvía un puntazo.

Nos faltan 9 partidos de liga. Con 22 puntos (7 victorias y 1 empate) seremos campeones. Ahí está el reto.

Real Madrid 1 – Atlético de Madrid 1. La suerte es del que la busca.

mayo 28, 2016

Once Copas nos contemplan

1 NAVAS

15 CARVAJAL      3 PEPE      4 RAMOS     12 MARCELO

14 CASEMIRO

19 MODRIC             8 KROOS

11 BALE     9 BENZEMA     7 RONALDO

  • 23 DANILO X 15
  • 22 ISCO X 8
  • 18 VAZQUEZ X 9

 

La Copa de Europa es el campeonato de clubes más prestigioso que se juega en el mundo año tras año. Muchos equipos prestigiosos, como el ArsenalRoma, Manchester City o PSG nunca han ganado ninguna, así que levantar la orejona no debería llevar pero alguno. El Madrid lo ha hecho esta noche por undécima vez, convirtiéndose además en el equipo que más veces lo ha hecho desde 1993, que es cuando se cambió al formato de Champions League  lo cual es un éxito morrocotudo. Pero desde aquí voy a analizar el partido en sí, y, claro, ha habido luces y sombras.

Este año aún no habíamos ganado al Atleti (empate a uno en el Calderóny derrota en el Bernabéu), así que nos enfrentábamos a un rival durísimo. El plan desde el principio fue aprovechar al máximo el balón parado, que Kroos lo pone de maravilla y que nuestros rematadores dominan como los ángeles. No en vano, en el minuto 3 casi emboca Casemiro un remate a gol, pero su remate salió tan centrado que rebotó en Oblak. En el siguiente acercamiento llegó el 1-0. Saca Kroos, peina Bale y Ramos – que estaba en fuera de juego por el pelo de una gamba, que diría Luis – intenta rematar el balón. En varias tomas aún no me ha quedado claro si el camero golpea el balón, antes de que de en el culo de Oblak y se aloje en las mallas. Un gol quizá en la antítesis del que marcó Zidane en Glasgow, pero los dos valen igual.

Con 1-0 el Atleti se encontró con su peor escenario posible: tenía que ir a marcar gol. El equipo de Simeone está diseñado para defenderse y aprovechar alguna contra para marcar y decidir el partido. Te puede gustar o no, pero lo hacen a la perfección. El caso es que hoy tuvieron que atacar y fue el Madrid quien se echó atrás, confiando en matar el partido en alguna contra. Bale tenía pinta de marcar algún gol a lo largo de la noche.

Tras el descanso, el Atleti se encontró con un penalty cometido por Pepesobre Torres. Casi no habían salido de la caseta y lo rojiblancos podían empatar. Me acordé de que en el partido de liga Navas paró un penalty a Griezzman, y murmuré “bueno, a ver esta vez”. Entonces el balón se estrelló en el larguero y pensé que el Madrid acabaría la noche victorioso. Sólo había que esperar la ocasión que llegaría seguro y transformarla. El Atleti, mientras, no le hacía ni cosquillas a Navas, y el penalty fallado fue una flecha en su moral.

Pudo hacerlo Benzema, pero Oblak desbarató su clara ocasión. Poco después en una jugada embarullada rematamos varias veces, pero tampoco marcamos. Ronaldo, gris toda la noche, daba síntomas de estar tieso, y debió haber sido el segundo cambio tras la lesión de Dani Carvajal que hizo que entrase Danilo. Pero quien se retiró fue Kroos, que estaba cumpliendo en la medular, para que saliese Isco. Cambio incomprensible – sí, ya se que en la previa solicité que jugase el malagueño, pero con 1-0 la cosa cambia – como también lo fue cuando Benzema dejó su sitio a Lucas Vázquez. En el minuto 72 Zidane había agotado los cambios, quizá antes que nunca en toda la temporada, y creo que sin acierto…

Poco después empató el Atleti, tras buen pase de Juanfran que remató Carrasco, quizá el mejor atlético. Un partido que debía estar resuelto se convirtió en un cara o cruz. Los gemelos de Bale también dijeron basta; así que afrontamos la prorroga con Bale y Ronaldo sin poder casi moverse, además de Modric, que estaba reventado. Isco pedía el balón pero perdía uno sí y otro no. Pensé que sólo Vázquez podría marcar gol, pues era el único delantero fresco. Y casi lo consigue, porque en la prórroga el Madrid buscó la victoria, no como el Atleti, que seguía agazapado. Simeone tras 105′ tenía dos cambios por hacer, pero se resistía a gastarlos. El partido acabó en el área del Atleti, pero con 1-1 en el marcador. Llegaron los penalties, y me vino a la cabeza que el Atleti había ganado su última tanda ante el PSV, mientras que nosotros habíamos perdido la que nos jugamos en 2012 contra el Bayern de Munich, la última disputada. Así que nos tocaba ganar y a ellos perder. El karma apareció cuando Juanfran estrelló su penalty en el palo y Cristiano Ronaldo, el mejor goleador de la competición (16 goles) marcó el último gol de esta edición. Campeones de Europa. Otra vez.

Una reflexión desde la victoria: han ganado las últimas cinco Copas de Europa HeynckesDel Bosque (2 veces), Ancelotti y Zidane. Entrenadores de corte “colega”. Los “sargentos” como CapelloMourinho o Benitez han tenido peores réditos en nuestro equipo. A cada uno gustará una forma de trabajar, yo solo digo lo que la estadística dice que nos conviene