Real Madrid 4 – CD Leganés 1. Un juego de centrocampistas

25 COURTOIS

2 CARVAJAL        5 VARANE       4 RAMOS     12 MARCELO

14 CASEMIRO

10 MODRIC                  8 KROOS

11 BALE                 9 BENZEMA               20 ASENSIO

  • 22 ISCO x 10
  • 24 CEBALLOS x 20
  • 17 VÁZQUEZ x 11

Más de una vez he escuchado al sabio Tomás Guasch decir que el fútbol es un juego de centrocampistas. Los delanteros llaman más la atención, acaparan las portadas y protagonizan los traspasos más caros,  pero quienes mandan sobre el juego son los que ocupan el centro del campo. Y por eso los madridistas estamos de enhorabuena, porque tenemos sin lugar a dudas el mejor centro del campo de Europa. Casemiro, Kroos, Modric, Isco, Asensio y Ceballos son sus habituales habitantes. Cuando se ponen a pasarse el balón no hay quien se lo quite, especialmente a los “bajitos”, a los cuatro últimos. Si a ellos se suma el delantero menos egoista del planeta, Benzema, el control es absoluto. Durante la segunda parte del partido, dio la sensación de que podrían estar tocando horas y horas sin perder la pelota.

Esto del tiqui-taca tiene un reverso negativo: no ver la portería. La posesión no debe ser un objetivo, sino un fin para meter gol. El Madrid marcó cuatro y pudo caer alguno más, porque hubo ocasiones para ello. Es decir la nuestra no es posesión yerma.

El melón lo abrió Bale, con una volea a pase de Carvajal que un defensa despejó cuando ya había entrado. El galés ocupa ahora todo el frente del ataque blanco, con constante movilidad. Su compañero de ataque, Benzema, autor de dos tantos, también cuajó una buena tarde. Da la sensación de que ambos delanteros sienten más alivio que añoranza cuando piensan en Cristiano Ronaldo. Como yo.  Con la ausencia del portugués el equipo es ahora más coral. Su sustituto, Asensio, está rindiendo a gran nivel – en tres jornadas ha provocado tres penalties, y eso que el más claro ante el Getafe no fue sancionado, por lo que el equipo no añora al portugués. Además, ahora cuando marcamos gol se alegran los 11 jugadores.

A destacar también el debut de Courtois bajo la portería blanca. Si bien es verdad que Navas no ha hecho nada en los dos partidos anteriores para ser suplente, el belga es un portero Top3 mundial, y el tico está lejos de ese ránking, por mucho que le hayan nombrado mejor portero del la Champions 18. También fue Ronaldo mejor delantero y estamos mejor sin él.

Anuncios

Leganés 1 – Real Madrid 2. Menosprecio de la Copa

13 CASILLA

19 ACHRAFF           4 RAMOS        6 NACHO       15 THEO

18 LLORENTE

23 KOVACIC              22 ISCO

17 VÁZQUEZ      9 BENZEMA      20 ASENSIO

  • 10 MODRIC X 18
  • 2 CARVAJAL X 19
  • 21 MAYORAL X 22

Siempre digo que cuando en un torneo de copa has ganado el partido de ida fuera de casa, no apetece nada el partido de vuelta. El equipo tiene la sensación de que el trabajo ya está hecho. No hay nada que ganar y sí mucho que perder. El mismo año pasado el Madrid ganó en el Alianz Arena 1-2, y quince días después las pasó canutas para elimimar al Bayern en la prórroga. Claro que aquella noche primaveral el Madrid jugó con sus mejores hombres. Anoche no. Anoche Zidane decidió salir con un equipo repleto de no habituales. Con la liga a 19 puntos y un cruce durísimo en el horizonte europeo, la copa podía haber sido una tabla de salvación, como lo fue el primer año de Mourinho. No ha sido buena idea tirarla. Entiendo que Zidane, como buen musulman, rechace una copa, pero la afición del Madrid, siempre sedienta e insaciable, no lo entiende.

Quedan señalados gravemente algunos jugadores. Casilla no tiene nivel para el Madrid: ha encajado 6 goles en los tres partidos que el equipo ha jugado en casa en Copa del Rey. Su mal partido hace difícil de explicar el asunto Kepa. Achraff y Theo han empeorado a Danilo y Coentrao, y no era fácil. Más grave lo del francés, por el que pagamos una lana al Atleti y ha pasado de deslumbrar en el Alavés a parecer un tuercebotas. También lució en Vitoria Marcos Llorente y ahora los días que juega nos hace suspirar pensando en Casemiro.

Luego están Asensio e Isco, que acabaron el año pasado como aviones y en septiembre fueron la punta de lanza de la selección en el España – Italia del Bernabéu, en el que los azurri salieron goleados. Ahora parecen jugadores del montón, fruto de la escasa confianza que el técnico muestra hacia ellos.  Asensio sólo juega cuando alguien de la BBC está lesionado, e Isco siempre es el primer cambio, un bulto sospechoso. Mientras, Kroos o Benzema deambulan por el césped con la tranquilidad de tener el puesto en el XI garantizado.

Pero el error, más allá de la alineación, estaba en la convocatoria. En una eliminatoria copa tienes que guardarte una bala en la recámara, y en nuestro caso eran Bale o Ronaldo, si bien éste anda con el ojo a la virulé. El galés el único delantero en racha, capaz de abrir el melón a un partido como pasó en Fuenlabrada o en el Mundialito En el banco, el único jugador de ataque era Mayoral, que salió un rato para demostrar, otra vez, que será un buen delantero para el Valladolid. Algo así como un Portillo 2.0. Sí que estaba en la convocatoria un tal Tejero, no sabemos si es que Zidane quería dar el golpe. Pero es muy difícil de entender que Gareth Bale no estuviese anoche en el banquillo. Como lo es que jugasen Casilla, Theo, Achraff o Llorente. Estos jugadores no dan garantía alguna. Zidane fue quien los puso, Zidane debe explicar por qué ha pasado de la copa. Por qué la ha tirado por el desagüe.

Leganés 2 – Real Madrid 4. El plan B es buenísimo

marco-asensio-leganes-real-madrid-laliga-04052017_1upowduxlqgdk1vogvewwg4dnu
Marco Asensio. Se llama Marco por Van Basten. Ahí es nada. 

1 NAVAS

23 DANILO       4 RAMOS     6 NACHO     12 MARCELO

16 KOVACIC     14 CASEMIRO

17 VÁZQUEZ             10 JAMES               20 ASENSIO

21 MORATA

  • 22 ISCO X 10
  • 18 MARIANO X 21
  • 19 MODRIC X 16

Salió el Madrid en Butarque con un XI plagado de jugadores poco habituales, y a la media hora ya ganaba 0-3. Un par de despistes acercaron a los pepineros en el marcador pero nuestro gol al poco de volver del descanso acabó con la emoción. Mantenemos por tanto el liderato con un partido pendiente y una jornada menos por disputarse.

Más allá de los 3 puntos, la sensación es que hay muchos jugadores que suelen estar en el banquillo pero ayer demostraron que cuando tienen que jugar lo van a hacer bien. Estos jugadores son Kiko CasillaIscoLucas VázquezNachoMorata, o Kovacic. No son titulares, pero con sus buenas actuaciones generan debate sobre la ideonidad de sacar en los partidos grandes al centro del campo tradicional y a la BBC.  A la cabeza de esta lista está Marco Asensio, que demuestra calidad, potencia y criterio cada vez que toca el balón. El primer gol nació de un robo en el centro del campo del mallorquín. Anduvo listo al cazar el balón, rápido y preciso en la conducción y generoso en el último pase a James, que fue quien abrió el marcador. Además, la presencia de Asenssio y Vázquez en las alas modifican un tanto el esquema, volviendo al 4-2-3-1, el favorito de Mourinho. Ahí sí que un media punta como James o Isco puede brillar; pero si son Bale y Ronaldo los moradores de las bandas, su actividad defensiva es notablemente menor.

Poco después llegó el segundo, tras un corner. El balón parado nos ha dado este año muchísimos goles. Esta vez lo botó James al segundo palo y Morata cabeceó a la red. El propio Morata anotó el tercer unos minutos después, tras buen pase de Kovacic.

El partido parecía terminado, pero el Leganés marcó dos veces. Las dos veces los problemas vinieron por la banda de Danilo, quien no puede engrosar la lista antes citada. Cuando sale él en lugar de Carvajal el equipo se resiente. En uno de tantos casos en los que un buen jugador es devorado por el Bernabéu, que lo le perdona su alto precio. En el primero de los goles la fortuna se alió con los locales, pues un rebote desde el culo de Sergio Ramos cayó a los pies de Gabriel. El segundo llegó tras un corner en el que Ramos tampoco puede despejar y Luciano marca encendiendo a la grada local. Ninguno de los dos fueron errores de bulto de Navas, pero volvieron a demostrar que el tico anda lejos de su mejor forma. Ahora no está ni entre los 10 mejores porteros de la liga. El propio Yago Herrerín hizo en la portería de enfrente algunas paradas de mérito que le hicieron parecer mejor que el nuestro.

Nada más empezar el segundo tiempo, Mantovani se marćo un curioso autogol, usando las dos manos. No entiendo bien el reglamento, pues al ser gol nos quedamos sin penalty y Mantovani sin tarjeta. El caso en que el 2-4 hizo que el partido se aletargaran. El Leganés tuvo más el balón, pero apenas tiró a puerta ( de hacerlo hubiese marcado, casi seguro). También pudo marcar el Madrid en alguna contra, sobre todo en una gran jugada de Vázquez que resolvió bien el portero rival. Pero no hubo noticias. Bueno sí, que James se enfadó mucho cuando fue sustituído. Parece que los días del colombiano en el Madrid se acaban. Con Asensio a este nivel, nadie le va a añorar.

Real Madrid 3 – Leganés 0. Oficinismo puro

 1 NAVAS

2 CARVAJAL    6 NACHO     5 VARANE     12 MARCELO

22 ISCO          8 KROOS       16 KOVACIC

11 BALE      21 MORATA     7 RONALDO

  • 19 MODRIC X 16
  • 10 JAMES X 22
  • 17 VÁZQUEZ X 21

En un partido matinal, el Madrid ganó al Leganés sin hacer nada del otro mundo. Los jugadores cumplieron su trabajo con pulcritud, pero sin entusiasmo. Gareth Bale dio por concluido el choque con sus dos goles antes del descanso, y creo que en todo el primer tiempo no hubo ningún otro tiro entre los tres palos por parte del Madrid. Por parte del Leganés, su único disparo a puerta en ese periodo lo realizó su portero. Poco más que añadir. El primer gol llegó tras un fenomenal pase de Isco al hueco que Bale convirtió en gol tras regatear al portero. Bueno, más bien chocó contra él, pero el rebote le favoreció. El poderío físico del galés a veces le hace parecer un elefante, pero es nuestro mejor delantero ahora mismo. El propio Bale marcó el segundo en la última pelota previa al descanso, anticipándose a la defensa tras un rebote de un corner.

Quizá la mejor noticia de la mañana fue la vuelta de Modric a la actividad. El croata jugó la última media hora, y cuando salió a calentar fue recibido como Jesucristo entrando en Jerusalem. La afición sabe que su concurso es fundamental. Hoy apenas participó, se limito a coger el hilo tras un mes de baja. Ahora, a rezar para que no vuelva de su selección con otra lesión. También jugó un rato James, absolutamente instrascendente. La cara de Kaká que se le ha puesto al colombiano parece definitiva.

Después de varias ocasiones, todas ellas de Bale, llegó el tercero. Lo marcó Morata justo después de que Navas desbaratase la única ocasión clara del Lega en toda la mañana. El canterano sigue llamando a la puerta de la titularidad con goles; y la verdad es que ha hecho más méritos que Benzema para ser titular, pero si pensamos en el bien del equipo es mejor que juegue el francés. Y también por el bien del equipo Ronaldo debía salir de él si no está en forma. Hoy no remató a puerta, y anduvo desquiciado como siempre que no marca. Para colmo, dio con un árbitro que quiere ser más famoso que los futbolistas. El espectáculo de Ronaldo y Mateu Lahoz discutiendo mientras el partido se jugaba hubiese sido gracioso de no ser bochornoso.