Deportivo 0 – Real Madrid 2. 12 victorias seguidas para el segundo premio.

mayo 16, 2016

1 NAVAS

2 CARVAJAL     3 PEPE     4 RAMOS      12 MARCELO

14 CASEMIRO

8 KROOS         19 MODRIC

11 BALE     9 BENZEMA      7 RONALDO

  • 10 JAMES X RONALDO
  • 22 ISCO X KROOS
  • 20 JESE  X BALE

 

Terminó el Madrid la liga con un partido sin mucha historia en Riazor. A los 7′ marcó Ronaldo el primer gol, y a los 28′, cuando llegó el segundo, el partido estaba sentenciado. Completaba el Madrid una asombrosa segunda vuelta en la que ha conseguido 50 de 57 puntos, acompañada de un impresionante rush final en el que ha conseguido los 36 últimos. Lamentablemente, no ha dado para celebrar la liga, porque desde Granada llegaban noticias del triunfo culé ante un rival que nada se jugaba. Tres goles de Suárez pusieron imposible el campeonato. Pero no lo perdimos ayer. Lo perdimos al principio, porque el otoño del equipo fue realmente otoñal, con Benitez al frente de un grupo que no creía en él. Es una pena habernos quedado tan cerca, pero la escasa distancia la ha provocado el FC Barcelona con sus tres derrotas seguidas. De no ser así, los culés hubiesen cantado el alirón hace varias semanas.

El curso pasado ocurrió al revés: el equipo realizó una primera vuelta extraordinaria y fue campeón de invierno, pero una racha de lesiones y tres pinchazos seguidos hicieron que no pudiésemos campeonar tampoco en 2015. Dos ligas que se han escapado por un suspiro y que permiten al Barcelona recortar la distancia histórica entre ambos equipos a 8 títulos, 32 por 24. En 1981, que es cuando empecé yo a seguir esto, el tema iba 19 a 10. Lo digo por quienes hablan de “cambio en el fútbol español” y mandangas de esas.

Los empates en Gijón o Villamarín, plazas donde se suponen los tres puntos, pueden ser una de las causas de no ganarla, pero Atleti y Barça pierden también  puntos inesperados. En mi opinión la clave son los enfrentamientos directos entre los tres grandes. De los 12 puntos que se juegan entre ellos, el Barça se ha llevado 9, el Atleti 4 y el Madrid 4. Al final, ganó el Barça. Hay que hacer autocrítica, pero no es menos cierto que el Madrid ha competido hasta el final, con cabezonería aragonesa, un título que pareció perdido en febrero. Y eso también tiene mérito.

Nos queda una bala. De cañón, sí, pero no deja de ser un cara o cruz. Y será ante el Atleti, el rival más incómodo de los últimos años – ha ganado las tres últimas veces que jugó en liga en el Bernabéu, la última en febrero. Pero no es menos cierto que nuestro equipo llega a Milán mejor que a Lisboa hace dos años. Ay, qué nervios…

 

Anuncios

Real Madrid 3 – Valencia 2

mayo 9, 2016

13 CASILLA

23 DANILO    5 VARANE    4 RAMOS   12 MARCELO

14 CASEMIRO

8 KROOS       10 JAMES

17 VÁZQUEZ     9 BENZEMA   7 RONALDO

  • 20 JESE X VAZQUEZ
  • 16 KOVACIC X JAMES
  • 17 ARBELOA X RONALDO

 

Se acaba la temporada y los equipos andan en la cáscara. Fijénse en los resultados: Villarreal, Sevilla y Atleti perdieron después de jugar entre semana. El Madrid intentaba que la llama de la liga siguiera brillando con un XI plagado de bajas: hasta 7 cambios con respecto al que le ganó al City. Enfrente, un Valencia que no se juega nada en la clasificación, pero al que puntuar en el Bernabéu le gusta como aun gorrino una charca de barro. Las últimas 4 temporadas habían sido cuatro empates.

Comenzamos dominando, con James intentando participar en el juego; quizá intentando cambiar su destino que a mí me parece inevitable. En junio el colombiano abandonará el Madrid, porque aquí no se perdona a nadie un año malo, y menos si juega de enganche. Snejder y Özil saben de lo que hablo. Pero el primer gol lo marcó Ronaldo, que parece recuperado de su lesión y cruzó un buen disparo lejos del alcance de Alves. El estupendo portero brasileño volvió a hacer varias paradas de mérito esta tarde, aunque una de ellas precedió al segundo gol, obra de Benzema. El galo venía de fuera de juego, pero el árbitro concedió el gol; que cayó en un momento psicológicamente decisivo: poco después llegó el descanso.

Parecía resuelta la historia pero el Valencia comenzó a atacar, quizá aprovechando el cansancio del Madrid, que había jugado el miércoles. Parejo mandó una falta al larguero y poco después llegó el primer gol valenciano, a pase de Varane que lleva una temporada que pa qué. Pero como no dejaba de haber ocasiones en el área che y  de nuevo Ronaldo marcó, volvimos a pensar que todo estaba hecho; así que sacamos a Arbeloa en plan homenaje. Fue una sobrada, porque de nuevo marcó el Valencia y acabamos pidiendo la hora. Y éso que el Valencia estaba en inferioridad porque Rodrigo llamó “cagón” al árbitro. Cagón o no, acababa de anular a Danilo un  gol legal. Pero hubo riesgo.  Si llega a marcar el Valencia el empate la liga ya tendría campeón. Casilla impidió algún gol, recordando la importancia de tener un buen suplente

Pero ganamos; otra vez. Como las once últimas en liga. 33 puntos consecutivos mientras que el líder ha hecho 21. Somos el coyote, y esta vez el correcaminos azulgrana nota como suena la música de Tiburón durante toda la semana.

Real Sociedad 0 – Real Madrid 1. Los buenos deciden los partidos

mayo 2, 2016

Bale remata a gol

1 NAVAS

23 DANILO     2 VARANE     4 RAMOS   6  NACHO

14 CASEMIRO

19 MODRIC             10 JAMES

11 BALE             29 MAYORAL         18 VÁZQUEZ

  • 20 JESE X MAYORAL
  • 22 ISCO X JAMES
  • 16 KOVACIC X MODRIC

 

Nunca fue fácil ganar en Anoeta para un equipo grande. La temporada pasada cayeron Madrid, Barça y Atleti en ese campo, y en ésta lo volvió a hacer el líder. Para colmo, el Madrid intentó asaltar la ciudad de la Playa de la Concha con un XI circunstancial, rematado con un delantero de Segunda B. No era fácil la tarea, si bien el equipo local también acudió afeitado a la cita, con las bajas de Vela, Jonatas y Aguirretxe.

Sin Benzema ni Ronaldo, la opción de gol pasaba sí o sí por Bale. El galés remató la tarde con un cabezazo soberbio, dificilísimo, que nos dio tres puntos. Fue decisivo, igual que hace siete días en Vallecas, pero debe subir otro escalón:tras triunfar en plazas menores necesita redondear una fanena en Las Ventas para que nos creamos algunos que es sobre su espalda donde debemos construir el nuevo Real Madrid. Esto no es una crítica, ni mucho menos, al galés. No es nada fácil ser el jugador franquicia del equipo de La Castellana.

El cabezazo victorioso de Moñete llegó en el 79′. Hasta entonces, el propio galés había fallado una ocasión clarísima, prácticamente un penalty en juego, quizá más cerca. Pensé que el Madrid marcaría en un corner, porque por alto dominábamos sin problema en uno y otro área. En el juego no era así, no movíamos el balón de manera limpia. Los laterales bajaban mucho el nivel de los titulares. James lo intentaba, pero no está fino y ahora mismo no es fiable. Vázquez se movía torpe lejos de la banda derecha. Zidane ¡¡por fin !! se decidió a mover el banco. Qué lento es Zizou en esta faceta. Salió Jesé por Mayoral – sigue éste más verde que el campo – y a continuación se fue James para que entrase Isco, que es otro que anda mohino pero que cuando sale hace algo diferente. Su primer balón lo perdió y nos costó una amarilla a Modric; el segundo fue una apertura al lateral que no habíamos visto en toda la tarde. Agonizaba el partido y el malagueño abrió a la derecha, donde por fin andaba Lucas Vázquez. El gallego centró perfecto aunque el defensa tenía ventaja. Pero apareció Gareth Bale, la mejor cabeza británica desde Churchill, y decidió el partido. Lo que hacen los buenos.

 

Real Madrid 3 – Villarreal 0. Hemos cogido el hilo

abril 21, 2016

1 NAVAS

23 DANILO    2 VARANE    4 RAMOS    12 MARCELO

14 CASEMIRO

8 KROOS      19 MODRIC

18 VAZQUEZ             9 BENZEMA         7 RONALDO

  • 22 ISCO X MODRIC
  • 10 JAMES X KROOS
  • 20 JESE X VAZQUEZ

El Madrid, que anda tercero en la tabla, recibía esta noche a su inmediato perseguidor. Justo antes había ganado Barça y el Atleti lo estaba haciendo, así que las escasas opciones que aún tenemos de ganar la liga se esfumarían si no ganásemos. Pensé que el equipo saldría nervioso, intentando resolver cuanto antes, pero no fue así. El Madrid no fue el equipo que proponía intercambio de golpes, sino que controló el partido de cabo a rabo. El Villarreal no tuvo ninguna opción de marcar en toda la noche. El Madrid puso el control, las ocasiones… Y los goles cayeron como fruta madura. El Madrid, a mediados de abril, ha cogido el hilo. La Copa de Europa está a tres partidos, y si la liga no se gana será por lo que hicimos el tonto en la primera vuelta, Benitez mediante, no por cómo lo hemos hecho en el último tercio.

Lucas Vazquez suplió a Bale, cuyas frecuentes y misteriosas ausencias del XI le impiden ser un jugador sobre el que construir nada. También faltaba Carvajal, así que Danilo volvió al 2. El brasileño tuvo una negra noche en Wolfsburgo y desde entonces el Bernabéu no le pasa ni una. Ya sabemos cómo es el tendido 7 de La Castellana, exigente hasta la paranoia. Yo nunca entenderé como se puede pitar a uno de los tuyos. Bien es verdad que Danilo comenzó el partido bastante torpe, pero acabó jugando un partido aceptable, con buen pase a Modric en el tercer gol incluído. Y mira que tuvo cosas en contra, incluso se comió una tarjeta por ser negro. No es que el árbitro sea racista, simplemente es malo. Casemiro atropeyó a un rival y Danilo, que se da un aire, acabó amonestado. Como lo podía haber sido Eddie Murphy en caso de andar por Madrid.

Otra vez fue Benzema quien abrió la lata, marcando de cabeza un rechace del portero. Fue en una jugada que comenzó Ronaldo desde el carril del 11. El estado de forma del portugués en el final de liga es uno de nuestros mayores activos. Secundado por Marcelo, abre un boquete por la izquierda una y otra vez. Con 1-0 el Madrid seguía controlando el partido, pero era necesario un gol que diese tranquilidad. Lo consiguió Lucas V. con un fenomenal chut. Todo son virtudes en el canterano gallego; que cuando sale cumple fenomenal. Anoche, sin ir más lejos, Zidane le prefirió como titular antes que a Jesé, James o Isco. Quizá aún quede algo de meritocracia en Valdebebas.

El tercero lo anotó Modric al rematar de primeras un envío de Danilo. Ahí acabó el partido. El resto sirvió para dar aire a James y a Isco por Modric y Kroos… Aunque, al final, Ronaldo, que hoy no marcó y necesitaba llamar la atención, abandonó el campo cuando empezaba el descuento. Sin decirselo a nadie, ni al árbitro ni a su entrenador. Anoche el luso no anotó su gol, y como Suárez le había dado un buen bocado al pichichi al meter cuatro, andaba triste Cristiano Ronaldo. Alguien debería explicarle que jugó un partido fenomenal, y que los triunfos del equipo están por encima de los individuales. De una puta vez.