Real Madrid 3 – SD Eibar 0. Un día en la oficina

Marcelo marca el tercero

13 CASILLA

6 NACHO      5 VARANE      4 RAMOS     15 THEO

14 CASEMIRO

24 CEBALLOS                     10 MODRIC

       22 ISCO

7 RONALDO     20 ASENSIO

  • 17 VÁZQUEZ X 20
  • 12 MARCELO X 24
  • 9 BENZEMA X 22

 

Cuando ví el XI que disponía Zidane en el campo me ilusioné. Ver juntos en el campo a Modric, Isco, Ceballos y Asensio era una invitación a la ilusión. No olvidemos que no hace mucho jugábamos con LassKhedira en el centro del campo, o con EmersonDiarrá. Incluso Pepe llegó a jugar ahí en los años de plomo. Ahora somos un equipo de jugadores que se mueven como mariposas, igual que hacía Mohammed Alí sobre el ring. Nos falta, eso sí, picar como avispas. En el minuto 2 Asensio habilitó de forma magistral a Isco pero el malagueño falló el mano a mano. Esa jugada define el momento del equipo: jugamos bien, tenemos el balón pero no somos buenos con la puntilla. Por eso no cerramos los partidos.

Después de un millón de corners yermos, ayer llegó el primer gol desde un centro lateral. Saltaron Ramos y Oliveira y el defensa remató en propia puerta. Poco despúes llegó el segundo, en un remate de Asensio de dificilísima ejecución, a bote pronto, tras pase de Isco. Qué bien mezclan el mallorquín y el malagueño. El pisha y el bro. Bien haría Ronaldo en provocar que estos dos socios le integrasen en su empresa en lugar de hacer aspavientos cuando el balón no le llega.

Con el 2-0 el partido parecía un día más en la oficina. Los artistas intervinieron menos de lo esperado: recuerdo un pase delicioso con el exterior de Modric y poca cosa de Ceballos. El Madrid dio la sensación de jugar en tercera, si bien Isco y Ronaldo fallaron de nuevo sendos mano a mano. La mejor jugada de la noche fue la que culminó en el tercer gol, en la que Benzema y Marcelo destilaron gotas de calidad para que el lateral brasileño marcase de tiro cruzado. Anda Karim en el ojo del huracán. Su calidad es indudable, sí pero a estas alturas yo ya lo doy por amortizado. Tiene 32 años, poco a poco saldrá del equipo. Ronaldo también está crepuscular, y su ocaso será más dificil de gestionar. Los dos llevan juntos 9 años en la delantera, que necesita una renovación urgente. Estos dos están mayores y Bale no es fiable, pues tiene más faltas que una madre del Opus. El siguiente fichaje debe ser un delantero tipo Falcao, Luis Suárez o Hugo Sánchez. Un tipo de ésos que le centras un gorrino y lo remata de cabeza.

 

Anuncios

Getafe 1 – Real Madrid 2. Al menos uno de los tres artistas.

Ronaldo arregló su tarde gris decidiendo el partido

1 CASILLA

19 ACHRAFF        4 RAMOS    6 NACHO      12 MARCELO

18 LLORENTE     8 KROOS

17 VÁZQUEZ                      20 ASENSIO

9 BENZEMA    7 RONALDO

Tenemos en la plantilla tres jugadores que responden al perfil del clásico interior, que años después derivó en la posición de “enganche”. Se trata de Modric, Isco y Ceballos. Cuando dos de ellos coinciden en el campo, el equipo tiene alegría, tiene dos vías por las que fluye el fútbol. Con uno de ellos en el césped podemos sobrevivir, aunque la creacción se ve resentida. Cuando faltan los tres nos convertimos en un equipo vulgar.

Seguro que esperábamos un partido fácil, porque una excursión a Getafe nos suena a sucedáneo de liga. Pensábamos que pronto abriríamos brecha en el marcador y podríamos ponernos a pensar en el partido del miércoles ante el Tottenham. Y el caso es que fuimos mejores desde el principio, pero sólo hubo un gol en el primer tiempo, obra del renacido Benzema, que volvía al XI tras su lesión.

Tras el descanso, Marcelo rozó el gol y, como suele pasar, en la jugada siguiente empató el Getafe. Lo hizo en fuera de juego, pero hemos de acostumbrarnos con resignación a la mala suerte que tenemos con las decisiones arbitrales.  Con más de media hora por delante había que marcar gol. Falló Ronaldo uno tan claro que fue inevitable pensar en otro tropiezo imprevisto. Pero salió uno de los tres artistas, seguramente el más fiable, el que está más en forma. Isco tardó una milésima en tomar el control del juego y de sus botas nació el pase de gol que Ronaldo transformó. Su primer gol en liga, dicen los necios.

 

Deportivo Alavés 1 – Real Madrid 2. Cuesta arriba y cuesta abajo.

dani-ceballos-alaves-real-madrid-laliga_9h71x4q6646u122tph3909nvo
Dani Ceballos. Apunten ese nombre. 

1 NAVAS

2 CARVAJAL      4 RAMOS     5 VARANE     6 NACHO

14 CASEMIRO

24 CEBALLOS            22 ISCO

17 VÁZQUEZ         7 RONALDO         20 ASENSIO

  • 18 LLORENTE X 24
  • 21 MAYORAL X 22

Partido parecido a los tres que el Real Madrid ha jugado en el Bernabéu este año y que ninguno ha conseguido ganar, solo que esta vez salió cara. Pero volvimos a tener dominio total del juego durante la mayor parte del choque, volvimos a tener infinidad de ocasiones de gol para transformar únicamente dos dianas y  volvimos a tener mala suerte con las decisiones arbitrales. De los tres factores, el más difícil de conseguir es el que mejor dominamos. Los goles llegarán y los árbitros se equivocarán pronto a nuestro favor.

Zidane dejó a Modric en el banco – lo que hace más difícil de entender su cambio ante el Betis tres días antes – y también a Gareth Bale. Apostó por un XI de españoles y artistas. Juntar a Asensio, a Isco y a Ceballos garantiza que el balón sea nuestro. El ex-bético fue la principal novedad, pues no había sido titular hasta hoy. Comenzó un tanto tímido en su juego pero el primer gol que marcó le dio confianza, y, como un pavo real, enseñó sus mejores galas: el dribing y el pase. Para colmo, marcó también el segundo gol, justo después de que los vitorianos consiguiesen empatar mediante su primer gol en liga. Al descanso el partido ya iba como acabó.

MIentras en el segundo tiempo el Madrid intentaba de forma vana sentenciar el partido con el tercer gol, llegaban ecos desde Londres con los goles de Morata. No tardaron las viudas del canterano en asomar la patita en las redes sociales, lamentando su venta. Hay que recordar que Morata pidió irse, y en casos así el club sólo puede hacer lo que hizo, procurarse un pingüe capital. 80 MM por un suplente es una venta histórica. O sea que el error no es su marcha, quizá sí lo es no haberlo sustituído. Eso se verá en el futuro.

Pero hay otro agujero en la plantilla: el centro de la defensa. Pepe era un central de garantías, con experiencia en miles de ballatas. La floja actuación de Varane ayer me hizo pensar con preocupación en esa posición, que Nacho cubre con garantías como un buen suplente, pero cuando hay que ir a jugar en casa del Bayern o similar, no da el nivel. Está Vallejo, de quien dice que es promededor pero de momento no pasa de ser un primo de Woodgate por su parecido y alto número de lesiones.

Ganamos los tres puntos, que es lo que cuenta. En un día como el de ayer son una anécdota los gruesos errores arbitrales: gol mal anulado a Ramos, penalty flagrante a Varane, agresión a Vázquez que se queda sin expulsión… Pero da la sensación de que esta primera parte de la liga el Madrid la tiene que correr cuesta arriba, mientras otros tienen un camino llano e incluso con tramos cuesta abajo.

Gol de Isco al Betis. 18 / VIII / 13

Mañana nos visita el Real Betis, equipo contra el que comenzamos la liga 2013-14. Era el debut de Isco en partido oficial, y el malagueño decidió el partido con un gol de cabeza. Han pasado 4 años, 3 Copas de Europa, 1 liga, 1 Copa de Rey y la sensación de que con este jugador lo mejor está por llegar.

Real Sociedad 1 – Real Madrid 3. Los especialistas.

2017091722343227871
Así definió Bale el tercer gol

1 NAVAS

2 CARVAJAL       5 VARANE      4 RAMOS     15 THEO

14 CASEMIRO

10 MODRIC                      22 ISCO

11 BALE     9 MAYORAL     20 ASENSIO

El partido de Anoeta era pérfido. El Madrid saltaba al campo con 7 puntos de desventaja sobre el líder y varias ausencias notables en la convocatoria. Zidane, que se equivocó ante Valencia y Levante, esta vez acertó de pleno. Muchas veces acertar es tocar lo menos posible. Contra el Valencia cambió a Casemiro de sitio para cubrir la ausencia de Ramos; contra el Levante no incluyó a Mayoral en la convocatoria, y la lesión de Benzema descubrió esa carencia. Esta vez el equipo inicial sonaba simétrico y equilibrado. Con Isco, Modric y Asensio juntos, el movimiento de balón estaba garantizado. Mayoral sería la referencia en la punta y Bale se movería por ambas bandas. Todos estaban en el lugar del campo en que son especialistas.

Desde el principio, el Madrid dominó el juego. Teníamos más el balón y en días así piensas que sólo la falta de acierto de cara al gol podría privarnos de la victoria. Corría el minuto 20 cuando Mayoral marcó su primer gol en primera. Lo hizo con oportunismo y desparpajo, pues remató un balón que estaba controlando Sergio Ramos, el capitán. El partido parecía encauzado pero la Real Sociedad consiguió empatar. Lo hizo mediante sus dos laterales, el diestro centró y el zurdo remató a puerta. El tiro era parable, pero Navas no consiguió despejarlo. Vuelta a empezar.

Los pocos minutos que duró el 1-1 fueron los de mayor igualdad en el marcador. La Real consiguió un tiro al travesaño, pero no pasó mucho tiempo cuando Mayoral y Llorente lucharon por un balón aéreo. El delantero se lo llevó e inició una contra que acabó en el segundo gol, marcado en propia puerta por Rodrigues, que era quien poco antes había anotado en la portería adecuada. Los blanquiazules reclamaron falta de Mayoral en el salto, aunque con menos entusiasmo de lo que lo hicieron los comentaristas de Movistar +. Cuenta la leyenda que Carlos Martínez y Julio Maldonado fueron expulsados de RAC1 por ser demasiado antimadridistas.

Con 1-2 se llegó al descanso. El Madrid siguió dominando y la sensación era que el partido se cerraría con un tercer gol. Así ocurrió. Y además, fue el mejor gol de la noche. Isco controla en nuestro campo y lanza un pase al hueco para Bale. El galés, que anda necesitado de buenas noticias, recibió lo que más le gusta: un pase en profundidad y amplia pradera para correr. Comenzó la carrera con un metro de desventaja pero remontó con facilidad para quedarse solo ante Rulli y, una vez allí, definió con categoría. El gol es una gran noticia para recuperar al galés, pero es mejor noticia aún la sensación de confianza que transmitió. Esperemos que esta jugada sea terapéutica.na gran noticia para recuperar al expreso de Cardiff, pero es mejor noticia aún la sensación de confianza que transmitió. Esperemos que esta jugada sea terapéutica.

No ocurrió nada más en Anoeta. El Madrid jugó bien, ganó y transmitió buenas sensaciones. ¿Qué más se puede pedir cuando el fin de semana agoniza?

 

Málaga 0 – Real Madrid 2. EQUIPO, con mayúsculas

 

1 NAVAS

23 DANILO    4 RAMOS    5 VARANE    12 MARCELO

14 CASEMIRO

19 MODRIC               8 KROOS

22 ISCO

7 RONALDO              9 BENZEMA

  • 16 KOVACIC X 14
  • 10 JAMES X 22
  • 21 MORATA X 9

Cuando acabó el clásico del Benabéu con aquel gol de Messi que recortaba en 3 puntos nuestra ventaja sobre el Barcelona, faltan 18 puntos por disputarse. El Madrid, al que le bastaban 16 de los 18 puntos, no ha perdonado ninguno: Ha ganado esos 18 puntos, teniendo además que jugar dos durísimos partidos de semifinal de Champions contra el Atleti. Esta liga la hemos ganado gracias a la buena forma con la que ha llegado el equipo a la recta final, especialmente Ronaldo, autor de 12 goles en los últimos 9 partidos. La gestión de Zidane de la plantilla ha sido lo más destacado de este campeonato. Nunca 20 jugadores superaron 1000 minutos de juego.

Aunque los fantasmas del Heliodoro ulularán para siempre en lo más recóndito de nuestro interior, es evidente que somos mejores que hace 25 años. Ahora el Madrid es muy fiable, y en el minuto 2 ya se había encendido la conexión Isco – Ronaldo y el 0-1 subió al marcador. Como sólo perdíamos el título con la derrota, harían falta ahora dos goles del Málaga para fastidiarnos la tarde. De repente, el viento soplaba en nuestra popa. Paralelamente, desde Barcelona llegaban noticias de los goles del Eibar, que servían para tranquilizarnos por mucho que a la postre el Barcelona sumase sus tres puntos. El colchón durante el primer tiempo era suficientemente grande como para limitarnos a defender con tranquilidad e intentar marcar algún otro gol en una contra. Pudo llegar alguno, sobre todo en claras ocasiones de Benzema y Ronaldo; pero al descanso llegamos con 0-1.

Al poco de la reanudación llegó el 0-2. Llegó de corner – hay que ver, la de goles que hemos marcado a balón parado en esta liga – . Ramos tuvo en remate franco y tras un rebote marcó Benzema, que quizá estaba ligeramente adelantado. Esta posición irregular será la tabla de salvación de los mediocres para explicar nuestra victoria. Faltaba algo más de media hora, y la liga ya estaba en el bote. Tanto que Zidane quitó a Isco para que en su casa le aplaudiesen como merece. Que tomen nota en el Pizjuán de cómo hay que recordar a un canterano que decidió salir a otro equipo con más aspiraciones y además dejó un pastizal en caja.

El Málaga no dejó de intentar marcar, acabando así con los rumores de pasteleo que lanzaron los mediocres. Es infame dudar de unos profesionales, tanto de los jugadores como de Michel. Un tío con tantos años en el Real Madrid no puede saber hacer otra cosa que salir a ganar. Si no metió gol fue porque Navas ha hecho un final de año sublime, tanto que dan ganas de dar un martillazo al fax para que vuelva a truncar su traspaso. Poco antes de las 10 de la noche el árbitro decretó el final y el Madrid, cinco años después, volvia a ser campeón de liga. Van 33, un 41 % de las disputadas. Últimamente el Barcelona ha ganado más, sí. También Luis Fonsi suena estos días más que The Beatles. Hay modas y hay leyendas.

Deportivo 2 – Real Madrid 6. El reto de Zidane

14932428458153
La pelota agradece a Isco su trato

13 CASILLA

23 DANILO       6 NACHO      5 VARANE     12 MARCELO

16 KOVACIC

22 ISCO              10 JAMES

17 VÁZQUEZ      21 MORATA     20 ASENSIO

Después de caer en casa ante el Barcelona, el Madrid se quedó sin apenas margen de error para ganar la liga. Pese a ello y con tantos partidos por jugar, decidió Zidane hacer nueve cambios sobre el XI que jugó ante el equipo azulgrana tres días antes. El resultado fue una exhibición de fútbol y ocasiones. El compromiso de TODOS los jugadores que anoche estuvieron en Riazor contrasta con la actitud que se vio ante el Barcelona, donde Benzema fue una sombra, Bale se mostró sin recuperar y Kroos y Modric deambulaban exhaustos por el césped. Es difícil pensar que los que jugaron anoche hubiesen perdido contra el Barcelona.

El Madrid salió como un avión, con Isco a los mandos y Morata marcando en el primer minuto. La multitud de enganches sobre el césped modificó un tanto el esquema habitual, que era un 4-3-3 en ataque pero viraba a 4-1-4-1 cuando había que defender. Ésa fue una de las claves, la defensa. El Madrid no tardaba en recuperar el balón cuando lo perdía, gracias al trabajo de Asensio y Vázquez en los lados y la presión de Morata a la salida del balón. Kovacic tuvo que jugar de medio centro, y cuajó un gran partido, seguramente porque recibió más ayuda de Isco y de James de la que hubiese recibido si están Kroos y Modric flanqueándole.

Fuimos un equipo coral, en el que todo el mundo se sentía parte importante. Leeréis en la prensa que el Dépor no ofreció mucha resistencia… pero igual también eso es mérito del Madrid. En este campo perdió el Barça y empató el Atleti; y su antimadridismo está archidemostrado. A la hinchada de Riazor nada le hubiese producido más placer que ganar al Madrid. Insultaron especialmente a Lucas Vázquez, negándole su condición de gallego por jugar en el Madrid. Como si Amancio, Miguel Angel, Buyo o Salgado fuesen africanos. En el Dépor nadie recuerda ya que el Madrid jugó gratis un Teresa Herrera cuando el equipo andaba en Segunda División. Poca memoria tiene esa grada, repleta de hijos de primos hermanos.

Cayeron los goles como fruta madura. Uno de Morata, que falló otros dos cantados,  dos de James, que anda subiendo enteros, uno de Lucas V, otro de Casemiro desde fuera del área y uno del mejor de la noche: Isco. Su exhibición fue asombrosa. Controló el partido de cabo a rabo, estableciéndose como el amo del balón. Cada vez que recibía la bola, pasaba algo. Sus compañeros, que no son tontos, le buscaban constantemente. Me recordó a Laudrup, a Martín Vázquez, … a los mejores media puntas que ha tenido el Madrid. No jugó ni un minuto ante el Barça; no fue titular en Munich ni ante el Atleti, y si jugó en el Bernabéu ante el Bayern fue porque Bale andaba lesionado. Qué difícil es explicar su ausencia en esos partidos.

Quedan 5 partidos de liga. Con 13 de los 15 puntos seremos campeones. Además hay, al menos, 2 de Champions. Hay que dar aire al equipo, que rote, pero no estaría de más que jugasen con más frecuencia quienes demuestran estar en mejor forma. Ése es el reto de Zidane en las próximas semanas.