Valencia CF 1 – Real Madrid 2. Acabar en todo lo alto.

Benzema marca el gol del triunfo del Madrid.
Benzema, arrimando el hombro

1 COURTOIS

2 CARVAJAL 3 MILITAO 4 ALABA 6 NACHO

14 CASEMIRO 10 MODRIC

15 VALVERDE 7 HAZARD 20 VINI JR

9 BENZEMA

La visita a Mestalla se saldó con victoria blanca azul conseguida con dos goles más allá del minuto 85. En este principio de curso el Madrid nos está acostumbrando a acabar los partidos mejor que los empieza. Bordalás planteó un partido muy físico, con una presión pegajosa por parte de los valencianistas. Y le fue bien porque se adelantó en el marcador, pero cuando Carletto se vio con el agua al cuello revolucionó el XI con cambios más que ofensivos, convirtiendo al equipo en una especie de 4-2-4 con Isco por delante de los centrales, como en Lisboa en aquella final eterna ante el Atleti.

Lo peor del partido fue comprobar, de nuevo, que tenemos un agujero negro en el lateral derecho. Carvajal volvió a lesionarse. He perdido las cuentas de las veces que se ha lesionado el de Leganés, y no sé si fue más insensanto renovarle o afrontar el curso con Lucas V como su suplente. El de Curtis no es defensa, nunca lo será. Puede ser un parche, puede ser carrilero si sales con 3 centrales… pero si juega de lateral derecho te arriesgas a que haga una jugada tan circense como la que hizo en el gol ché. Pierde de lista el balón, lo golpea con la coronilla y la bola acaba muerta en los pies de Hugo Duro, que marcó de tiro cruzado. Faltaban poco más de 20′ y el partido se ponía oscuro.

Ahí apareció Carletto y envidó con Rodrygo, Jovic, Camavinga e Isco. El equipo buscó el gol con ahínco e hizo diana dos veces, ambas con fortuna. Primero Benzema asistió a Vini Jr, que tiró al palo largo pero un rebote en el muslo del defensa cambió la trayectoria y despistó al jover portero georgiano. Y tres minutos después se invirtieron los papeles: Vini centra y Benzema se anticipa en el salto y marca… con el hombro. Benzema y Vini son hasta el momento los mejores delanteros de la liga. Suman 11 de los 15 goles del Madrid, líder tras esta victoria en Mestalla

Real Madrid 5 – Real Celta 2. Vuelve el vendaval.

Cuando Cristiano Ronaldo abandonó el Real Madrid, el equipo redujo drásticamente el número de goles anotados. La sensación en muchos partidos era que, si nos metían gol, sería muy dificil ganar ese partido, ya que marcar era quimérico. Cierto es que el equipo mejoró en defensa, y con Zidane amarramos la liga 19-20 y casi casi la 20-21 abonados a ganar por la mínima. Hasta el punto que en la liga que campeonamos, Courtois ganó el Trofeo Zamora, el primero de un portero blanco desde 2008.

Este curso ha comenzado de otra forma: en los cuatro primeros partidos hemos anotado 13 goles, lo que nos pone en proyección parecida al año de los 121 goles de Mourinho. Es cierto que una golondrina no hace verano, pero ya no tengo esa sensación de imposibilidad de victoria cuando nos marcan. Dos veces se adelantó el Celta en el marcador, fruto de dos despistes impropios del primer nivel, pero el Madrid controló el partido y la sensación era de que los goles acabarían llegando. Así fue. Benzema consiguió un hat trick, además de otro tanto que fue anulado, Vinicius marcó en una contra en la que definió como si fuese un Butragueño de ébano y hasta el debutante Camavinga vio puerta tras una gran jugada de Modric. Cayeron cinco a favor, pero podrían haber sido de haber hecho falta. El vendaval blanco ha vuelto.

Levante UD 3 – Real Madrid 3. Vini Jr. brilla en el caos.

Levante - Real Madrid
Vini Jr. define con la izquierda el segundo gol, primero de su cuenta

1 COURTOIS

17 LUCAS V. 3 MILITAO 6 NACHO 4 ALABA

14 CASEMIRO

15 VALVERDE 22 ISCO

18 BALE 9 BENZEMA 7 HAZARD

20 VINI JR X 7
21 RODRYGO X 18
11 ASENSIO X 22
2 CARVAJAL X 17
16 JOVIC X 15

El partido de la segunda jornada del Madrid fue una montaña rusa. Lo tuvo ganado y perdido, así que no parece descabellado que acabase en empate. Fue un partido caótico y claro, la estrella fue Vini, que en el caos brilla como una estrella.

Es frustante, eso sí, que el arrollador dominio del primer tiempo acabase con un único gol de ventaja – y repensado por el VAR -. Si nos llegamos a ir al descanso con una ventaja mayor, quizá los tres puntos no se nos hubiesen escapado. El único gol lo marcó Bale, a pase de Benzema a quien había habilitado Alaba desde el carril izquierdo. Desde entonces, el dominio del Madrid fue total, con Isco como director de juego – aunque cuando parte desde tan atrás nunca es decisivo. Pese a que jugó su mejor partido en meses, el malagueño se equivocó al intentar el gol con una vaselina cuando tenía a Alaba solo al lado. Ahí pudo estar el 2-0.

Pero el Madrid salió del vestuario con otra actitud. La concentración se quedó en la caseta y antes del primer minuto había empatado el Levante. El gol tiene un punto de mala suerte, pues Courtois toca el balón y consigue desacelerarlo, pero acabó cruzando la raya de gol como la tortuga de Aquiles cruzó la meta. También tuvo un fallo grosero de Lucas Vazquez, que no tira el fuera de juego y habilita al delantero para que marque. Lucas no puede jugar de 2 salvo emergencia, y si hay en el banquillo dos especialistas – Carvajal y Odriozola – no veo por ningún lado la emergencia. Total, empate y diez minutos después otro fallo en cadena acaba enel segundo gol de los locales, golazo de Campaña. Ante la adversidad, Carlo mueve el banquillo. Lo hizo como un autónoma, cambiando en las bandas abueletes (Bale dejó un gol y ya; Hazard ni éso) por negretes y ¡sorpresa! sacando a Isco para colocar a Asensio de interior. Más allá de que Isco estába siendo de los mejores, sacar a Asensio de centrocampista no puede salir bien. Si el mallorquín nos tiene acostumbrados a la intrascendencia jugando en punta, no lo va ha hacer mejor si lo colocas más atrás, donde le quitas una de sus pocas armas, el tiro a puerta. En ese momento ví el partido más perdido que el barco del arroz.

El Levante se replegó y el Madrid no conseguía tirar a puerta, pero un robo de Carvajal hizo que el balón llegara a Casemiro. Éste buscó la velocidad de Vinicius como hacía Guti buscando a Ronaldo Nazario. Vinicius no es Ronaldo… pero esta vez lo fue. Condujo con precisión y velocidad y definió con la zurda con la tranquilidad que tantas veces hemos hechado de menos en el bueno de Vini Jr. QUedaba un cuarto de hora, lo difícil ya estaba hecho. Había que meter otro… y no encajar.

Igual que salimos despistados del descanso, lo hizcimos de la pausa de hidratación. Una falta lateral rebotó en Alaba, que habilitó sin querer a Rober Pier. Este muchacho, que llevaba dos años sin meter gol, hizo diana cuando quedaban 11 minutos. El partido volvía a estar perdido. E

Salió Jovic y pudo marcar de cabeza pero Aitor respondió con reflejos. Carvajal pudo marcar en esa misma jugada, pero Vezo sacó el balón bajo palos. El balón acabó en corner y el corner acabó en gol. Vini Jr dobló a Benzemá por el carril del 10 y definió con lo que los brasileños llaman “tres dedos”, un golpeo casi imposible, vete a saber si voluntario, pero el balón dibujó la trayectoria que todos queríamos. Empate de nuevo y la sensación de que Vini estaba tan encendido que nos daría el partido. No pasó ni un minuto cuando Rodrygo buscó a Vini en velocidad y éste se escabapa hacia el gol driblando al portero granota, que tocó el balón con la mano y fue expulsado. Con un descuento generoso, el Madrid tendría 10 minutos de superioridad numérica ante un equipo que tenía de portero a un jugador de campo. Igual que hace una hora, ahí el partido lo ví ganado. Pero inexplicablemente el Madrid no disparó a puerta ni una sola vez. El Levante se defendió bien, perdió todo el tiempo que pudo y durmió el partido ante la complaciencia del árbitro – que debió descontar más – y la desesperación que provica la inoperancia de nuestro equipo. Al final, tablas, y la sensación de que tenemos mucho margen de mejora en la parte defensiva.

Deportivo Alavés 1 – Real Madrid 4. Volver a empezar

1 COURTOIS

17 LUCAS V. 3 MILITAO 6 NACHO 4 ALABA

14 CASEMIRO

15 VALVERDE 10 MODRIC

18 BALE 9 BENZEMA 7 HAZARD

20 VINI JR X 7
21 RODRYGO X 18
22 ISCO X 15
11 ASENSIO X 10
16 JOVIC X 9

Arrancó la liga el Madrid en Mendizorroza con una cómoda victoria. Tras un primer tiempo sin apenas ocasiones, tras el descanso llegaron los goles. Marcó Benzema dos veces, Nacho y Vini Jr. cerraron la cuenta. Los babazorros, que se presentaron con una preciosa equipación que guiñaba un ojo al pasado, sólo consiguieron marcar de penalty, cometido por Courtois tras un grave error de Militao.

Carlo Ancelotti colocó a los tres mejores jugadores en la delantera. Tres jugadores que, en su mejor momento, hubiesen formado una de las mejores delanteras de Europa. Pero claro, entre que sus edades suman un siglo y los antecedentes de Bale (pasotismo) y Hazard (fuera de forma, entre lesiones y sobrepeso), es difícil ilusionarse con ellos. No obstante, cuajaron un buen partido. Pero seamos prudentes: una golondrina no hace verano.

Desde que Cristiano voló, la fortaleza del Madrid se ha basado en una defensa poderosa y en fiar al talento de Benzema el ataque. Cuando las dos cosas funcionan, el partido cae de nuestro lado. Éste no fue una excepción. Atrás, Nacho estuvo muy bien conteniendo a Joselu, delantero que le saca casi la cabeza pero que no fue capaz de aprovechar esa superioridad física ante el defensa de Alcalá. Ante las salidas de Varane y Ramos, Nacho debe cobrar más protagonismo. Estuvo impecable en defensa y además marcó el segundo gol, atento como siempre en las dos áreas. Alaba, única novedad real en el equipo, jugó como lateral zurdo. Participó mucho en el juego y asistió a Vini Jr en el último gol. Por el otro lado, Lucas Vázquez sigue pareciéndome un parche en el lateral derecho. Si Carvajal abandona su racha de lesiones, lo normal es que vuelva a ocupar el flanco derecho. Y como centrocampistas jugaron Case de medio centro y Modric y Valverde en las alas. Destaco el despliege físico del urguayo, Fede, como siempre, se hartó a correr, y además se fabricó una gran jugada que desembocó en el tercer gol, segundo de Benzema. Después marcó Joselu, de penalty, pero no pasamos miedo porque el Alavés no parecía llevar peligro.

Los cambios que hizo Ancelotti enseñaron una carta nueva: Asensio salió por Modric y se colocó de interior. Carletto siempre ha intentado bajar delanteros al centro del campo, convertir media puntas en medio centros… Pirlo, James o Di María son algunos ejemplos. Si la cosa cuaja, será fantástico porque solucionaríamos el overbooking de delanteros al tiempo que arreglamos la carencia de centrocampistas. Quien sabe si fue algo puntual o Isco tiene un problema más para jugar algún ratejo.