Real Madrid 2 – FC Barcelona 1. Héroes

13 COURTOIS

17 LUCAS V 3 MILITAO 6 NACHO 23 MENDY

15 VALVERDE 10 MODRIC 14 CASEMIRO 8 KROOS 20 VINI JR.

9 BENZEMA

El fútbol moderno nos sustrae algunas características de aquel en el que nos enamoramos de niños. Los dorsales del 1 al 11, las tardes pegados al transistor porque todos los partidos eran simultáneos… Pronto llegará la cubierta retráctil del Bernabéu para dejarnos sin estos partidos de lluvia en los que los 22 jugadores nos parecen héroes. Siguen corriendo, siguen inentando jugar casi sin poder ver y con el agua calando hasta los huesos. La imagen de Leo Messi temblando sobre el césped del Di Stéfano fue icónica.

El Madríbarsa – yo no escribiré eso de “clásico”, que no es sino otra concesión a la modernidad -fue un partidazo. El Madrid fue muy superior hasta el descanso y consiguió dos goles de ventaja que pudieron ser tres. Pero justo antes del 45′ el Barsa avisó con un remate de Messi al palo desde el corner y otro disparo a bocajarro del argentino que Courtois desbarató. Era un aviso. En el segundo tiempo el Barsa dominó y el Madrid no aprovechó las contras de las que dispuso, lo que le condenó a sufrir un acoso final. El acoso fue yermo, quizá porque Messi ya no es el que era. Cuando más sufríamos, me vinieron a la cabeza clásicos de 2007 y de 2017, cuando el argentino marcó caso al final goles que fueron puñales. Esta vez no lo consiguió

El tantas veces denostado Zidane propuso una sorpresa táctica que dejó groogy a los culés los primeros 45′. Salió Valverde de titular para colocarse pegado a la cal derecha, cubriendo muchas veces las subidas de Lucas V. El mayor peligro culé es la conexión Alba – Messi, que nace en el flanco derecho. Con ese movimiento ZZ anulaba ese arma, y además el primer gol nació desde ese costado, con Valverde rompiendo lineas con el balón en los pies, pase a Lucas que centra y Benzema, a quien se le sale la clase por las orejas, remata de tacón para marcar el primero. El gol del francés fue la demostración de que el tacón puede ser frívolo pero también es un recurso, quizá el único posible en esa acción. Golazo.

Si el Barsa sufría por la derecha, no lo hacía menos por la izquierda. En ese costado Vinicius explotaba su fenomenal velocidad, como hizo hace unos días ante el Liverpool, haciendo sufrir a los defensas azulgranas. Dest, Mingueza, … todos hicieron kilómetros detrás del brasileño. En una de esas galopadas fue objeto de falta en la frontal. El golpe franco lo ejecutó Kroos y¡, tras golpear en Dest y en Alba, encontró la red. Suerte, sí, pero también consecuencia de la mala decisión del defensa de darse la vuelta cuando llega el tiro. 2-0 y dominio absoluto. El partido pudo acabar poco después, en otra contra en la que Vini pasa a Valverde y este dispara cruzado al poste. El rechace le cayó a Lucas, que marró un remate facilillo. Si allega a entrar el tercero igual ni hay segundo tiempo. Ese remate fue la última acción de Lucas, lesionado poco después tras un choque con Busquets. La salida de Odriozola preocupó a todo el madridismo.

Tras el descanso, Koeman corrigió su alineación inicial y sacó a Griezzman para tener más mordiente. El Barça tendía que buscar el gol, mientras que el Madrid estaba cómodo agazapado y esperando la contra. Pero marcó el Barça en un remate patético de Mingueza (con la tibia), para demostrar otra vez que el 2-0 es el resultado más engañoso posible. El 2-1 animó al Barça y preocupó a Zidane, que no fue ajeno al desplome físico del equipo. Seguíamos teniendo contras, sí (una de Vinicius casi acaba con autogol de Araujo) pero en el 70′ llegaron los cambios, nada sorprendentes si piensas en que el miércoles andaremos trotando por Anfield Road. El equipo quedó así:

13 COURTOIS

19 ODRIOZOLA 3 MILITAO 6 NACHO 23 MENDY 12 MARCELO

10 MODRIC 14 CASEMIRO 22 ISCO

11 ASENSIO 24 MARIANO

Es increíble jugarse la liga con estos muchachos. Zidane lo hizo, insisto, creo que pensando en el miércoles

Pese a que el empuje físico vino bien y el Madrid adelantó líneas, el Barça achuchaba. Marcelo pudo sentenciar pero perdió una carrera con Mingueza y el partido acabó con un chutazo al larguero del joven Illax que nos hizo contener la respiración. Poco después, el silbido del árbitro nos liberó y los héroes blancos alzaron los brazos. A la espera de lo que hoy haga el Atleti, el Madrid quedaba en lo más alto de la clasificación. Y lo hacía ganando al Barça los dos partidos de liga, cosa que no ocurría desde la temporada 07-08, la de la liga de Schuster.

Real Madrid 3 – FC Liverpool 1. La primavera

Real Madrid - Liverpool 3-1: Vinicius sueña despierto ante el Liverpool y  hace soñar al Madrid | Champions League 2020 - 2021
Vini, vidi, vinci

1 COURTOIS

17 LUCAS V. 3 MILITAO 6 NACHO 23 MENDY

10 MODRIC 14 CASEMIRO 8 KROOS

11 ASENSIO 9 BENZEMA 20 VINI JR

15 VALVERDE X 11

25 RODRYGO X 20

La primavera empieza cuando llegan las noches de Copa de Europa. Después de dos años sin primavera – dos caídas seguidas en octavos de final – este curso volvemos a estar entre los ocho últimos equipos de la competición y nos jugamos el pase a semifinales contra el Liverpool, último equipo ante el que ganamos y perdimos una final. Son noches especiales, de ésas de estar nervioso desde por la mañana. El Liverpool llegaba sin los centrales titulares, el Madrid tampoco tenía a Ramos ni a Varane. Por éso pensé que sería un partido de goles, mal negocio si eres el equipo local.

Arrancó el partido y el Madrid montó una presión alta que hizo mucho daño al equipo inglés. Desde el centro del campo el Madrid gobernaba el duelo, y no tardó en ponerse por delante. Lo hizo por medio de Vinicius Jr, que ya había avisado con un cabezazo cruzado que se fue por poco. Esta noche Vini enseñó sus virtudes y escondió sus defectos. Controló con el pecho un pase de Kroos y batió por bajo a su compatriota Alisson en una definición plena de tranquilidad, como si fuese Ronaldo Nazario Mención aparte merece el pase de Toni Kroos, un prodigio de magia y precisión. El alemán es Schuster pero sin ser desagradable. De sus teutonas botas nació también el segundo gol: un pase largo buscaba a Mendy y Arnold, que a estas alturas era un flan, deció mal a su portero. Asensio andaba atento por ahí y sorteo al portero con un soplido antes de marcar el segundo a puerta vacía. El Liverpool era un guiñapo, y pudo caer el tercero en otro robo de Asensio que le cayó a su pie derecho. ¡Ay, si le cae al zurdo!

Volvimos del descanso con 2-0 a favor. Este resultado es excelente para encarar la vuelta, pero un gol del Liverpool les metía en la eliminatoria de pleno. Y ocurrió. En una jugada llena de fallos, en su único tiro a puerta, los reds redujeron distancias por medio de Mo Salah, contento de no ver a Ramos en la zaga local. Lejos de ponerse nervioso, el Madrid siguió jugando al fútbol y no tardó en llegar el tercero. Aunque no fue el autor, el principal protagonista en el tercer gol fue Benzema, que se desmarcó para ofrecerse como apoyo a Lucas en el saque de banda y con ese movimiento descolocó a la defensa. Combinó con Modric, que vio solo a Vini y éste hizo un remate más parecido a lo que nos tenía acostumbrados hasta esta noche. No iba fuerte, ni colocado, pero Alisson anduvo torpe y así llegó el tercer gol, que nos deja la eliminatoria más que encarrilada. Sufriremos en Anfield, sobre todo si se adelantan, pero vamos con un resultado que todos hubésemos firmado hace un par de horas.

Real Madrid 1 – UD Levante 2. Todo en contra

Resultado de imagen de real madrid levante penalty courtois
La parada de Courtois que de nada sirvió

13 COURTOIS

19 ODRIOZOLA 3 MILITAO 5 VARANE 23 MENDY

14 CASEMIRO

10 MODRIC 8 KROOS

11 ASENSIO 9 BENZEMA 7 HAZARD

20 VINI X 7

30 ARRIBAS X 11

24 MARIANO X 9

Cuando el Madrid se quedó en el minuto 7 en inferioridad numérica por la expulsión de Militao, el partido cambió de cara. El equipo está tan débil que ante el primer contratiempo se desmorona como un castillo de naipes. El Madrid puede jugar con uno menos durante todo el partido y salir victorioso: le hemos visto marcar en inferioridad en el Nou Camp tras la expulsión de Ronaldo o ganar al Valencia una SuperCopa con dos menos. Pero era otro Madrid. Más seguro de sí mismo, más confiante. Lo de ahora es una pena.

Entre otras cosas porque el entrenador es altamente inmovilista. Cuando marcó Asensio el primer gol, era el momento de quitar a Hazard y meter a Isco para equilibrar el centro del campo. Esperar atrás y sentenciar en una contra. Mourinho, que sabéis que no es santo de mi devoción, lo consiguió ante el Barsa de Guardiola en semis de Champions. Cuestión de actitud y de capacidad de reacción. El Madrid no la tuvo y el Levante no tuvo que hacer gran cosa para marcar dos goles y llevarse los tres puntos. Incluso desperdició un penalty, al que contestó Courtois con una fenomenal parada. Quizá el portero sea nuestro único jugador con nivel de ser titular en el Madrid. El resto son viejos cansados a quienes ZZ ha agotado o jóvenes desquiciados porque no tienen confianza. Odriozola, Militao, Vini o Mariano no sabemos si pueden jugar en el Madrid porque nunca han jugado tres partidos seguidos. Los pones cuando hacen falta y no rinden, claro. Mientras, Kroos, Benzema y Modric dan síntomas de agotamiento, Hazard se dispone a adelantar a Kaká por la derecha como inversión más ruinosa de la historia

La locura avanza por la institución como una mancha de aceite, imparable, mientras la directiva, haciendo honor a su media de edad, se dedican a contemplar la obra del Estadio, ajenos a todo

Deportivo Alavés 1 – Real Madrid 4. Con los cinco sentidos.

Karim Benzema, autor de un doblete

1 COURTOIS

17 LUCAS V 4 VARANE 3 MILITAO 23 MENDY

14 CASEMIRO

10 MODRIC 8 KROOS

11 ASENSIO 9 BENZEMA 7 HAZARD

20 VINI x 7

19 ODRIOZOLA x 11

22 ISCO x 10

Tras los fiascos de la última semana en SuperCopa y en Copa del Rey, el Madrid volvía a la liga. Lo hizo con el XI de gala – salvo las ausencias por lesión de Carvajal y de Ramos – y todos estuvieron atentos, con los cinco sentidos en lo que están haciendo. Este Madrid sólo puede rascar algo cuando se toma los partidos en serio y nadie comete errores gruesos. Ante el Elche, Carvajal cometió un penalty absurdo, ante el Athletic fue Lucas V, que poco antes había sido fundamental en el primer gol en contra. Ante el Alcoyano (sí, sí, incluso ante el Alcoyano) Vini perdió la marca en un corner de manera lamentable, lo que provocó el empate local. Este equipo no tiene un goleador superclase de ésos que marcan goles de la nada. Nos cuesta demasiado marcar como para poder reponernos ante un gol en contra. Como dijo aquel, salimos con un plan que funciona hasta que nos dan la primera hostia.

Si en lugar de recibir el primer golpe lo damos nosotros, la cosa cambia. Rondó el gol en un doble remate de Benzema que acabó en corner, y fruto de ese corner marcó Casemiro de cabeza. Muchas de nuestras opciones pasan por conseguir más rentabilidad en las jugadas a balón parado. Nuestra nómina de cabeceadores es considerable, y además esta vez no andaba por ahí Ramos para hacer una falta que invalidase la jugada. Con 0-1 las piernas pesan menos, los jugadores se atreven más de igual forma que el equipo rival se abre y concede más espacios. Modric y Kroos gobernaron el partido. Pronto llegó el segundo, un buen chut de Bezema tras un taconazo, o intento, de Hazard. El belga sigue lejos del nivel que mostró en sus mejores años en Londres. Le seguiremos esperando, seguramente porque no hay otro remedio y porque mientras el suplente sea Vinicius siempre será mejor idea que juegue el cementerio de gofres. Un pase maravilloso de Kroos fue un regalo para el belga, que no desaprovechó y marcó el tercero. Aún no había llegado el descanso y parece que, por un día, tendríamos un día tranquilo.

EL Alavés salió de la caseta con la clara instrucción de repartir estopa. Si perdemos, al menos que se vayan caliente. Aplicaron lo que los atléticos llaman intensidad y no es sino violencia, siempre con la anuencia del Hernández Hernández, árbitro de la tarde. Falta a falta, fueron ganando terreno los blanquiazules y consiguieron anotar un gol cuando faltaba más de media hora. Otra vez un error grueso: Casemiro rompe el fuera de juego y Militao, que estuvo bien toda la tarde, pierde la marca de forma infame. Si llegamos a ir 0-0, el partido se nos va. Pero teníamos ventaja. Aún así, Modric sacó a relucir el interior de su pie derecho para poner a Benzema en franca ventaja, balón en carrera y sitio por delante. El francés definió como los grandes delanteros, cruzando el balón al palo contrario. Con el cuarto dimitió el Alavés – dejó hasta de dar leña – y Bettonni, que hacía de Zidane, dio carrete a dos de los proscritos de Alcoy: Odriozola e Isco. Su incidencia en el partido fue nula, pero a veces interesa agotar los cambios para que los no habituales recuperen sensaciones.